Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2016/03/13 11:50

Colombia sigue caminando hacia el apagón

En la noche del sábado volvieron a caer los índices de ahorro de energía a 3,44 %.

El ahorro de energía el sábado estuvo 1,6 % por debajo de la meta del 5 % diario. Foto: Archivo SEMANA

El país no parece conmoverse con la posibilidad de tener que volver a vivir un apagón similar al que enfrentó entre 1992 e inicios de 1993.

Las cifras sobre ahorro de consumo de energía se alejan progresivamente de la meta de 5 % diario que se necesita para alejar la posibilidad de un racionamiento.

El Gobierno informó que este sábado el ahorro volvió a caer, esta vez al 3,44 %, lo que significa un 1,6 % menos de la meta del 5 % diario que se debería mantener de manera sostenida durante varias semanas para evitar la hecatombe que temen propios y extraños.

El fenómeno de El Niño provocó una disminución sensible en el nivel de los ríos. Ese impresionante brote de sequía tuvo consecuencia inmediata en el sistema eléctrico colombiano, que funciona, principalmente, a través de fuentes hídricas.

La ola de calor generó una preocupante disminución en el nivel de los embalses, lo que ha provocado también una caída en la generación de energía eléctrica, producida por el tratamiento de las aguas de los ríos.

A la sequía se sumó un daño grave en la central hidroeléctrica de Guatapé (Antioquia) que, se dice, tiene un peso importante en la producción de energía eléctrica para todo el territorio nacional.

Tras este panorama, se hizo inminente un racionamiento que el Ministerio de Minas y Energía siempre negó. La proximidad del apagón se hizo casi inocultable, y de ahí la cuenta de cobro que se le pasó al jefe de esa cartera, Tomás González, quien se vio obligado a dejar su cargo este lunes.

Desde entonces, el Gobierno admitió que, si no se alcanzaba una meta de ahorro en el consumo de energía del 5 % diario durante varias semanas, habría racionamiento.

Por eso se ordenó apagar las luces de todos los edificios donde funcionan las entidades estatales a partir de las 6:00 p. m. Al tiempo, se hizo un llamado a la ciudadanía para que se uniera a la causa.

Diariamente, el Gobierno ha informado sobre los resultados del ahorro. Aunque el miércoles pasado se llegó a un esperanzador, 4,44 % de disminución en el uso de energía, las cifras volvieron a caer de manera progresiva desde el jueves.

Entre el viernes y el sábado siguiente, el ahorro cayó muy por debajo del 4 %, lo que haría inminente un apagón. El descontento del presidente Juan Manuel Santos se hizo tan evidente que volvió a llamarle la atención a los usuarios en su cuenta de twitter, donde anotó que “¡No podemos tener retrocesos!”.

Según cifras entregadas por el propio mandatario, durante la noche del sábado Bogotá registró un ahorro del 3,62 %; la Región Caribe del 3,56 %; Antioquia y Chocó del 3,32 % y Valle y Cauca de un 3,22 %.

Al parecer, los colombianos siguen siendo incrédulos o por lo menos indiferentes frente a la posibilidad de vivir cortes de energía y, parecer, algunas fuertes lluvias que han caído en varios sectores del país han hecho mella en el ahorro.

Lo cierto es que hasta mayo realmente llegaría la época de lluvias y, aún así, a los embalses todavía les tomará algún tiempo recuperar sus niveles óptimos de almacenamiento.

Mientras tanto, cada vez está más cerca una situación como la que sufrió el país durante el mandato de César Gaviria, cuando se decretó una suspensión diaria del servicio entre las 5:00 de la tarde y las 9:00 de la noche en todo el país. Aunque los cortes se hicieron cada vez menos extensos, el apagón duró nueve meses.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.