Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/12/2015 7:00:00 AM

Inquietantes acciones contra la tranquilidad en Bogotá

En menos de una semana explotaron tres petardos y las autoridades reportaron el incendio provocado de un bus en el norte de la ciudad.

Los bogotanos ya perdieron la cuenta de cuántos ataques ha recibido la capital en lo que va corrido del año. En menos de una semana las autoridades detonaron, de manera controlada, un paquete sospechoso en La Macarena, explotaron dos pertardos en La Soledad y Kennedy y, al parecer, este miércoles criminales provocaron el incendio de un bus en el norte de la ciudad. 

Aunque hace mucho no se vivían situaciones de nerviosismo como estas, las autoridades insisten en que la seguridad se mantiene y trabajan en la búsqueda de los responsables de cada uno de los episodios.

Frente a los hechos que se han reportado en las últimas horas, el comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, general Humberto Guatibonza, señaló que "hay una intención de generar pánico y zozobra dentro de la ciudad. Siempre afectando viviendas y lugares que no están con personas en el momento".

A pesar de que los petardos no han tenido gran poder destructivo, de todos modos causaron heridos y daños y, lo peor, aterrorizan a la personas, más cuando los episodios han sido tan seguidos y sobre los cuales aún no tienen información clara acerca  de los autores y los responsables.

El viernes pasado los capitalinos despertaron con el anuncio de que en el barrio La Macarena se había encontrado un paquete con explosivos. Tras la detonación controlada, la Policía Metropolitana entregó una primera hipótesis en la que se indicó que el atentado estaba dirigido contra un CAI móvil ubicado en las cercanías. Se trataba, al parecer, de una retaliación por las operaciones de la institución para combatir la delincuencia en la zona.

Cuatro días más tarde, se registró un nuevo hecho en una de las sedes del partido Opción Ciudadana,
donde hubo otra explosión de bajo alcance que destruyó la fachada de la sede política y afectó viviendas aledañas. Según las autoridades, a diferencia del explosivo de La Macarena, este no contenía metralla.

Por si fuera poco, este miércoles se conoció otra detonación en la localidad de Kennedy. De acuerdo con los primeros reportes, el explosivo fue arrojado a un local de frutas y verduras en Tierra buena. El estallido ocurrió en 'Frucampo', un local comercial ubicado en la Carrera 95 A con 34 sur. Una primera hipótesis apunta a que el atentado habría ocurrido como una amenaza de bandas criminales hacia el propietario del local.

Al tiempo que las autoridades informaban sobre el episodio en la localidad de Kennedy, el Cuerpo Oficial de Bomberos atendía un incendio de un bus en el norte de Bogotá. Por lo menos cinco personas resultaron lesionadas con quemaduras de primer y segundo grados. Según informó el organismo, el incendio habría sido provocado.

Por ahora, al tiempo que las autoridades investigan cada uno de los episodios, también empiezan a preguntarse si existe una escalada con explosivos de bajo poder que estaría perpetrando un grupo ilegal que por ahora es indeterminado.

La Policía también analiza si los explosivos que se han utilizado en los ataques de La Macarena, La Soledad y Kennedy son los mismos. Ya encontraron que en estos dos últimos sitios: la sede política y el supermercado, podrían existir similitudes.

“Los componentes y los contenidos (explosivos) son los mismos, aunque el de este miércoles es de menor escala al del martes en la sede política”, reconoció el general Guatibonza.

Al trabajo de laboratorio en Bogotá se suma que la Policía Metropolitana ya contactó a sus pares en otras zonas del país para determinar si la fabricación de los explosivos es parecida a la que se usa en estos sitios. Con ello quieren determinar un posible autor.

“La investigación está comenzando y no quiero ser irresponsable (…) el laboratorio no responderá las dudas que tenemos”, aseguró Guatibonza.

El miércoles, la Policía Metropolitana mantenía la hipótesis de que estos hechos eran aislados y de que no existía relación alguna entre ellos, hoy la versión parece cambiar. En La Macarena se dijo que el ataque era producto de una banda delincuencial y que se había usado metralla. En los otros dos sitios se ha dicho que se usaron explosivos de bajo poder.

Por ahora, todo es materia de investigación y los resultados se darán a conocer en los próximos días.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.