Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/28/2011 12:00:00 AM

Inseguridad y movilidad siguen siendo dolores de cabeza de los bogotanos

Lo que más le exigirá la gente al nuevo alcalde es que no sea corrupto. Y apenas el 26 por ciento cree que el SITP va a solucionar la congestión en las vías de la ciudad. Algunas de las conclusiones de la encuesta Bogotá Cómo Vamos.

El porcentaje de bogotanos que cree que las cosas van por buen camino está en su nivel más bajo desde que en 1998 se comenzó a hacer la encuesta contratada por el “Programa Bogotá Cómo Vamos”, hecha por la firma Ipsos Napoleón Franco.
 
Así lo cree el 32 por ciento de los encuestados que contestaron a las preguntas de la más reciente versión del estudio de opinión que se hace cada año. La caída del optimismo es la misma cifra que registró una encuesta semejante en 1999 cuando terminaba su gestión de Gobierno Enrique Peñalosa.
 
Las cifras sobre la percepción de los bogotanos en torno a la ciudad, la calidad de vida y la gestión del gobierno fueron publicadas este jueves en medio de la grave crisis que atraviesa la capital a causa de la suspensión del alcalde Samuel Moreno, quien está próximo a ser acusado por la Fiscalía por su presunta responsabilidad en la corrupción de la contratación distrital.
 
El 65 por ciento de los bogotanos encuestados (1508 personas distribuidas porcentualmente en todos los estratos y localidades de la ciudad) tiene una imagen negativa del equipo de gobierno de la ciudad. La cifra que aumentó 21 puntos porcentuales con respecto a la misma medición en 2010.
 
Vea la ficha técnica aquí.
 
La mitad de los encuestados dijo estar insatisfecha con la forma en que la Alcaldía de Bogotá invierte los recursos del presupuesto de la ciudad.
 
La imagen desfavorable de Moreno llegó a su punto más alto: pasó del 72 por ciento en 2010 a 89 por ciento y el 75 por ciento considera que su gestión al frente de la ciudad fue mala.
 
Al respecto de las características personales de los candidatos a la alcaldía de Bogotá que los encuestados tendrían en cuenta para votar en las próximas elecciones, la mitad escogió la categoría “que no sea corrupto”.
 
Para Jaime Torres, coordinador de Bogotá Cómo Vamos, estos resultados evidencian que “los escándalos recientes y el desmejoramiento en la calidad de vida en la ciudad, afectan directamente a los ciudadanos. Más allá de lo obvio, también hay que interpretar una reacción de los bogotanos frente al mal gobierno y la falta de resultados”.
 
La inseguridad, el problema más grave
 
Si los bogotanos tuvieran que describir a la ciudad en una sola palabra, la que viene a la mente de la mayoría es “insegura”. De hecho, el 38 por ciento de los ciudadanos se siente inseguro en Bogotá y el 32 por ciento en su barrio. El 26 por ciento de las personas encuestadas dijeron haber sido víctimas de algún delito, el más común sigue siendo el robo con (el 77 por ciento) y particularmente del celular.
 
Los realizadores de la encuesta llamaron la atención en el hecho de que solo el 45 por ciento denunció estos hechos. Y en que el 46 por ciento de los encuestados dijo que no lo hizo por falta de confianza en las autoridades.
 
A la pregunta por cuáles considera que son los temas clave a los que la administración debería prestarle más atención, el 46 por ciento de los encuestados respondió que “seguridad, orden público y control de la delincuencia”, entre una lista de 20 categorías en las cuáles cada encuestado podía escoger 3.
 
La movilidad
 
La movilidad es, según la percepción de los bogotanos, uno de los temas más críticos de la ciudad. El 51 por ciento de los ciudadanos asegura que ha gastado más tiempo para desplazarse de un lugar a otro (un punto porcentual más que en 2010), lo cual puede ser consecuencia de los retrasos en las obras públicas y el incremento de la compra de vehículos.
 
En el mismo sentido, el 45 por ciento de las personas está insatisfecho con el estado general de las vías en Bogotá y el 27 por ciento con las calles de su barrio.
 
Para la mayoría de los encuestados, el 71 por ciento, el transporte público sigue siendo el principal medio de movilización; el carro particular ocupa el segundo lugar con el 15 por ciento de preferencia y el transporte la bicicleta el 13 por ciento.
 
De los encuestados que dijeron utilizar como medio de transporte el TransMilenio, el 30 por ciento dijo estar insatisfecho con el servicio; de quienes utilizan bus, el 22 por ciento; y de quienes utilizan buseta, el 25.
 
Jaime Torres aseguró que “estos resultados son una paradoja que nos hace pensar sobre el modelo de movilidad de la ciudad. Una minoría se desplaza en bicicleta, pero es la más satisfecha con su sistema de transporte: un 79 por ciento. Mientras que el 71 por ciento se desplaza en transporte público, pero de éstos solo una tercera parte está cómoda”.
 
Frente al Sistema Integrado de Transporte Público y el Metro también hay conclusiones importantes. Jaime Torres señala que “el SITP está a punto de ser implementado, pero sólo un 26 por ciento opina que va a solucionar el problema de movilidad. Sin embargo, frente al Metro, las expectativas positivas son del 57 por ciento, pero es un proyecto que todavía está envolatado”.
 
La educación y la salud
 
El nivel de insatisfacción con la educación que reciben los niños en las instituciones se mantiene en 12por ciento, según la encuesta. El caso más dramático se presenta en los colegios oficiales, cuyo nivel de satisfacción es solo del 55 por ciento, mientras que el 77 por ciento de quienes acuden a la oferta privada están más satisfechos con ese modelo.
 
Con respecto al sistema de salud la tendencia se mantiene. Si bien el 56 por ciento de los ciudadanos entrevistados se siente satisfecho con los servicios de salud que recibe, el 50 por ciento manifiesta que no se le está garantizando el derecho a la salud en la ciudad. De hecho, el 34 por ciento de los encuestados aseguró que trascurrieron más de 11 días entre el momento de solicitar una cita médica y la fecha del servicio.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.