Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/14/2010 12:00:00 AM

Insisten en que Uribe debe declarar ante una corte de Washington D.C.

El abogado de numerosas víctimas del paramilitarismo dice en que el expresidente debe comparecer para explicar los nexos entre militares y ‘paras’, y para informar de supuestos pagos de la Drummond a Fabio Echeverry.

Más líos judiciales en Estados Unidos para el expresidente Ávaro Uribe. El apoderado de numerosas víctimas del paramilitarismo que tienen un pleito judicial en Estados Unidos con la compañía estadounidense Drummond acaba de pedirle a una corte del Distrito de Columbia (Washington D.C.) que lo cite a declarar antes del 10 de febrero.
 
Terry Collingsworth, abogado de los demandantes le hizo la solicitud al tribunal de la capital estadounidense dentro del proceso contra la multinacional norteamericana, con el fin de que Uribe cuente lo que sabe acerca de los presuntos nexos entre el ejército y las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

No es esta la primera ocasión en la que Collingsworth, que trabaja para el bufete de abogados Conrad and Scherer de Washington, formula una petición en ese sentido. Hace algunos días, una corte del Estado de Alabama, donde se ventila el juicio contra la Drummond, le ordenó a Uribe que fuera a declarar al despacho del abogado.

La cita era el 22 de noviembre, pero Uribe no acudió. Su representante, Gregory Craig, argumentó que su cliente se encuentra cobjado por la inmunidad diplomática. La misma tesis sostuvo en una carta reciente al Departamento de Estado norteamericano el embajador de Colombia, Gabriel Silva Luján.

Según Silva, Uribe, en su condición de es jefe de Estado, se encuentra protegido por la inmunidad diplomática a la luz de la Convención de Viena y no tiene por qué comparecer a un proceso judicial. Silva añade que “el ex presidente tampoco está acusado en este caso, sino que se le pide que rinda un testimonio”.

La idea de la inmunidad, concluye el embajador, es evitar que quien como presidente tomó decisiones delicadas y secretas deba someterse al interrogatorio de un abogado en otro país. “Estamos defendiendo un principio jurídico. Yo también defendí al ex presidente Alfonso López Michelsen cuando lo llamaron a declarar en un proceso contra el ‘ex hombre fuerte’ de Panamá Manuel Antonio Noriega”, subrayó.

Collingsworth, sin embargo, afirma en su escrito del 10 de diciembre que Uribe también debe informar de unos supuestos pagos que la Drummond le hizo a quien fuera su “jefe de gabinete” uno de sus principales asesores en la Casa de Nariño, Fabio Echeverry Correa.

El abogado de las víctimas advierte asimismo que Uribe no puede escudarse en este caso como ex jefe de Estado porque no es titular de “inmunidad testimonial”. Esa teoría fue la que aplicó la Cámara de los Lores del Reino Unido cuando accedió a que el ex jefe del estado chileno Augusto Pinochet rindiera declaración en Londres en un proceso que comenzó a finales de los años 90.

El asunto, no obstante, debe ser definido en los próximos días por la justicia estadounidense. Uribe visita Washington con frecuencia, pues dicta clases en la Universidad de Georgetown.

Gregory Craig, el defensor del ex presidente, es un abogado célebre en la capital estadounidense. Fue apoderado del entonces presidente Bill Clinton cuando lo procesó el Congreso por el escándalo de Monica Lewinski; representó al senador Edward Kennedy en ciertas causas, y apoderó al padre de Elián González ‘el niño balsero’ cubano.

Si quiere leer el memorial de Terry Collingsworth a la Corte del Distrito de Columbia, haga click aquí.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.