Lunes, 23 de enero de 2017

| 2015/11/21 20:00

“Internet es sinónimo de libertad”: Vint Cerf

Hace 32 años, Vint Cerf desarrolló el protocolo que dio luz al mundo digital. Hoy es considerado el padre de internet. SEMANA habló con él a propósito de su visita a Colombia esta semana.

Semana: ¿Qué viene a decirle al presidente Santos?

Vint Cerf: Que ustedes tienen una mirada de avanzada y han logrado penetrar el territorio mucho mejor que el promedio global. Más de la mitad de las personas tiene un móvil y cuatro de diez búsquedas las hacen desde esos aparatos. Ustedes han logrado entender cuán útil es internet.

Semana: ¿Cómo contribuye eso a una sociedad?

V.C.: Al tener acceso a internet la gente empieza a compartir su conocimiento, sea este útil o no. Y esto abre oportunidades. Segundo, internet es un lugar donde es posible tener ideas y ejecutarlas sin los intermediarios y los permisos que exige el mundo fuera de la red. Esto impulsa la innovación.

Semana: ¿Cuál es la innovación que más lo ha impactado en estos años?


V.C.: Difícil decirlo en un mundo en que la gente cada día encuentra nuevas ideas. Me entusiasma mucho lo que pasa con la educación mediante los cursos gratuitos en línea.

Semana: El mundo digital suele chocar con el análogo. ¿Qué opinión le merece el caso Uber?


V.C.:
Uber une a una persona que tiene un carro con una persona que necesita movilizarse. Es interesante que una idea tan sencilla provoque tantos problemas. Me parece que es un ejemplo perfecto de lo que significa la innovación y del desafío que impone ajustar a ella los modelos tradicionales y respetar la libre competencia y el interés del consumidor.

Semana: Usted mismo cambió el mundo con su innovación. ¿Vivió las mismas experiencias?


V.C.:
Claro que sí. Lo que hicimos fue encontrar la forma de poner información en paquetes y permitir que la gente la comparta. Esos paquetes se volvieron capaces de todo y transformaron las comunicaciones. Entonces, las redes tradicionales de voz y video, que transmitían esos datos de manera separada, se vieron desafiadas.

Semana: Cuando creó internet, ¿imaginó que el invento iba a llegar tan lejos?

V.C.: Sabíamos que estábamos desarrollando una capacidad inédita, pero creíamos que iba a ser más limitada. No esperábamos que su poder fuera a crecer de manera exponencial. Hoy internet permite cosas impensables en el pasado.

Semana: Hoy el grupo terrorista Estado Islámico consigue fondos usando internet, y la organización de ‘hackers’ Anonymous amenaza con ciberataques. ¿Había pensado en eso?

V.C.: Arranco por lo último. Yo sí alcancé a preocuparme por el software malicioso, que es la base de la ciberguerra. Y en cuanto al terrorismo, pues vea: la tecnología es agnóstica. Es decir, no sabe qué están haciendo con ella y se limita a transmitir información. Piense en un martillo. Puede usarse para construir una casa o para darle un golpe a alguien en la cabeza. No es posible evitar el abuso de la tecnología.

Semana: Su cargo como vicepresidente de Google tiene un nombre curioso: evangelista jefe de internet. ¿Eso qué significa?


V.C.: Mi tarea consiste en buscar la forma de que internet llegue cada vez a más lugares del mundo y crear el ambiente para ello ayudando a formar políticas públicas que permitan la competencia y la apertura de la red. Para ello tengo que hablar con muchos políticos.

Semana: ¿Qué impresión tiene de ellos? ¿Entienden los desafíos de la red?

V.C: Depende de la edad. Los más jóvenes son conscientes de que internet es una realidad. Los más viejos, no tanto. Pero hay excepciones magníficas como la de un embajador español de 82 años que conocí y dominaba el tema. Él decía: “Volverse viejo no es una opción, pero crecer sí lo es”. El futuro cercano, en todo caso, es uno donde todos serán nativos digitales.

Semana: ¿Cómo será ese futuro?

V.C.: La conectividad será permanente, y ese será el siguiente paso de la evolución humana. Eso aumentará el uso de las redes sociales, también con fines políticos. Aquí veo un desafío. Las causas que surgen de las redes son buenas para manifestarse, pero no saben planear. Lo vimos con la Primavera Árabe.

Semana: ¿Cuál es su mayor miedo?

V.C.: Internet es sinónimo de libertad, y mi temor surge cuando veo que hay quienes intentan ponerle riendas. Me refiero a Turquía, Pakistán, Rusia y China. Pero deben saber que no es posible controlar internet. Lo máximo que pueden hacer es forzar a los proveedores a poner trabas. Pero que no van a lograr obligar a alguien a no tener ideas.

Semana: ¿Se politizará internet cada vez más?

V.C.: Sí, y ahí también surge un temor. La politización de la red la hará perder apertura y pondrá en riesgo sus valores. Vea usted: sin la libertad de la red, cosas tan sencillas como las apps no podrían existir.

Semana: ¿Qué hacer?


V.C.: Debatir y velar porque internet conserve su carácter. Mi propia experiencia deja una lección. Cuando desarrollamos el protocolo TCP/IP, que fue la base de internet, lo que hicimos fue solucionar un problema particular. Y la clave fue revisar muy bien el problema. Haciendo esto uno se da cuenta que la solución muchas veces se encuentra dentro del mismo problema.

* Vint Cerf dictará la conferencia ‘La innovación disruptiva, mucho más que cambio tecnológico’ en un conversatorio para periodistas organizado por Uber, Google y Foros Semana el próximo 25 de noviembre en el hotel Click Clack en Bogotá.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.