Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/11/2014 12:00:00 AM

La nueva jugada de las Piraquive

La senadora Alexandra Moreno exige a los medios divulgar un fallo que no se ha producido.

“Esperamos que la prensa haga el mismo despliegue a la noticia de la Fiscalía que descartó lavado de activo en la I.D.J.I. y en MIRA”. Parece una sentencia y no de cualquier persona.

Se trata de un trino en la cuenta de Twitter de la senadora Alexandra Moreno Piraquive quien reapareció, sin dar la cara, después de la avalancha de críticas contra el movimiento político por el cual fue elegida. De hecho, cuando la sociedad estaba centrada en el tema de la discriminación que evidenciada en la Iglesia de su mamá, María Luisa, y de la apertura de la Fiscalía de un proceso por presunto lavado de activos, ella viajó a Estados Unidos en donde optó por el mutismo.

Y ahora, al menos, regresó a través del ciberespacio. En su cuenta en Twitter, donde tiene cerca de 25.000 seguidores, la senadora exigió a los medios divulgar una decisión que no se ha producido. Sin embargo, horas más tarde, escribió que se trataba de una información que había escuchado en un medio de comunicación.

La exigencia era un tanto atípica porque la Fiscalía no ha producido ningún fallo. Así, por ejemplo, periodistas de Blu Radio pudieron establecer que el proceso en la Unidad de Lavado de Activos está, hasta ahora, en la etapa de recolección de pruebas y de escuchar a las sindicadas quienes, a propósito, no han acudido a los llamados de la justicia.

En este instante, los fiscales enfocan sus pesquisas en establecer la procedencia de decenas de bienes en Bogotá y en el estado de Florida (EE. UU.), especialmente. En la primera, en un breve rastreo que hizo Semana.com hace pocas semanas y cuyo valor, no comercial, asciende a 12.000 millones de pesos. En Estados Unidos se encontraron bienes de la familia y de la Iglesia que ascienden a 7 millones de dólares.

Aunque los designios del Señor son inescrutables y hay cosas que carecen de respuesta, la Fiscalía sí pretende saber con exactitud si, a punta de salvar almas, María Luisa ha podido legalmente amasarla fortuna que ostenta.

Los correos

Pero este no es el único hecho relacionado con los Piraquive que llama la atención. En los últimos días personas cercanas a la Iglesia le han entregado a varias medios presuntas comunicaciones, vía Facebook, cruzadas entre Óscar Jair Piraquive, sobrino de María Luisa -dueña de la iglesia-, con Priscilla Angulo Porras. Óscar Jair es ampliamente conocido porque desde 2005 ha enfrentado a su familia y destapado los secretos mejor guardados de los Piraquive y la Iglesia.

Por su parte, Priscilla es una exseguidora de esta comunidad religiosa y apareció en los últimos meses ofreciendo testimonios de lo que ocurre en el interior de la Iglesia Ministerial, así como las irregularidades que, según ella, allí se presentan.

En los correos, presuntamente, los dos hablan sobre una campaña de desprestigio en contra de la Iglesia que podría favorecer políticamente a Priscilla quien es candidata a la Cámara por el Polo en Santander.

En los correos también quedaría en evidencia un plan para hacer públicos los videos que el país conoció donde María Luisa Piraquive les dice a sus pastores que las personas con algún tipo de limitación física no pueden subirse al púlpito a predicar. Un hecho que asombró al país por la discriminación que se practicaría en esta congregación.

Semana.com se contactó con Óscar Jair Bedoya quien aseguró que esos correos hacen parte de una campaña de desprestigio contra él, quien se convertirá en el principal testigo contra los Piraquive en un proceso penal.

“La lucha que yo he tenido no ha sido de palabra, sino con documentos públicos conocidos por todos y que cualquier persona puede tenerlos. Yo no he escrito lo que allí aparece. Sí tengo Facebook y está abierto para que las autoridades verifiquen que, desde que lo abrí, jamás he borrado nunca una conversación”.

Bedoya asegura que quien supuestamente encontró un sobre de manila con las supuestas conversaciones es pastor de la Iglesia y esposo de una prima suya. Los correos están en manos de la Fiscalía que evaluará la autenticidad de estos mensajes. Pero lo más importante es llegar al fondo de todo este asunto y que los miembros de la Iglesia Ministerial le den la cara a la justicia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.