Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/8/2014 12:00:00 AM

Investigan si manipularon pruebas en caso de policía

El subteniente Iván Darío Prieto habría conducido ebrio y chocado el taxi de Guillermo López, quien murió.

Ante las presuntas irregularidades que se habrían cometido tras el accidente de tránsito aparentemente ocasionado por el subteniente de la Policía Iván Darío Prieto y en el que murió el taxista Guillermo López Currea, la Fiscalía señaló que investigará cómo se dieron los resultados de las pruebas de alcoholemia practicadas al uniformado.

Las dudas sobre los hechos, ocurridos el pasado domingo en el occidente de Bogotá, nacieron de la denuncia de la familia de la víctima y algunos testigos que aseguran que la primera prueba hecha con un sensor de alcohol dio positiva. La practicada por Medicina Legal, al parecer horas después, salió negativa.

Fue ese último test el que tuvo en cuenta la Fiscalía para dejar en libertad al conductor, mientras es llamado nuevamente a responder dentro de la investigación que se desarrolla por los hechos, una situación que causó desconcierto en la familia de la víctima fatal.

Kena Rincón, hija de crianza del taxista, aseguró a Semana.com que al uniformado “le hicieron tres pruebas de alcoholemia, la que yo vi y yo tengo videos de eso, dio como resultado grado 1 de embriaguez. Eso fue a las dos horas del accidente. La prueba en la que basa la Fiscalía la hizo Medicina Legal a las seis horas del accidente”.

“No entiendo cómo es que es una prueba válida, habiendo pasado seis horas y habiendo la Policía demostrado que él estaba en estado de embriaguez”, agregó.

Según dijo la Fiscalía, el subteniente, adscrito a la Policía Antinarcóticos, sí presentaba rastro de haber ingerido licor a las 8:00 a. m., dos horas después que chocó con el vehículo de servicio público. Fue en ese momento cuando la Policía de Tránsito le practicó la prueba. Sin embargo, luego de ser atendido en la clínica de la institución a causa heridas que presentaba, fue trasladado a Medicina Legal sobre las 10:00 a. m., donde el nuevo diagnóstico resultó negativo.

Carmen Torres Malaver, directora Seccional de Fiscalías de Bogotá, señaló que el caso llegó al despacho de la Fiscalía 283 de la URI de Engativá. Indicó que una vez la fiscal conoció la documentación tomó la determinación de darle la libertad al oficial porque la prueba que cuenta es la de Medicina Legal y esa resultó negativa.

“Dentro de la carpeta obra una constancia de la Policía que al parecer le hace una toma de muestras del alcohol-sensor que da como resultado que al parecer sí tenía aliento a alcohol. Luego de que es atendido en la clínica es llevado a Medicina Legal por la misma policía judicial, para que se realicen las muestras correspondientes. El resultado inicial es que esta persona no tenía estado de embriaguez”, dijo Malaver.

La intención de la fiscal de la URI Engativá, luego de oficiar a Medicina Legal, es que sean ellos quienes aclaren y expliquen la razón por la cual no concuerda supuestamente el resultado del alcohol-sensor con el test de la institución forense.

El proceso pasó a manos de la Unidad de Vida de la Fiscalía, pues no sólo falleció el taxista, sino que en el vehículo del presunto victimario iban tres ocupantes más, quienes resultaron lesionados. Además la Fiscalía hará la reconstrucción analítica del caso, en donde se podrá determinar cuál de los dos vehículos provocó el hecho.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.