Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2016/01/18 20:33

Así fue el cara a cara entre el minhacienda y el procurador

Semana.com conoció los detalles de la reunión privada que ambos sostuvieron durante una hora, donde hablaron sobre asuntos presupuestales del Ministerio Público e Isagén.

De izquierda a derecha: ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas y procurador general, Alejandro Ordóñez. Foto: Archivo particular

Luego del cruce de comunicaciones estrictas entre el procurador general de la Nación, Alejandro Ordóñez, y el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, por la venta de Isagén, se produjo el primer cara a cara entre los altos funcionarios.

El jefe de la cartera económica y el jefe del Ministerio Público se reunieron este lunes en la sede principal del organismo de control en Bogotá. Además de la controversia desatada por la venta de la generadora de energía, se debatieron algunos asuntos presupuestales de la Procuraduría.

Como se sabe, a horas de instalarse la subasta de enajenación del 57 % de las acciones de Isagén, Ordóñez le envió una dura carta al ministro Cárdenas en la que le advertía sobre un probable déficit presupuestal de más de dos billones de pesos que podría generar ese negocio, por las condiciones en las que estaba pactado.

El procurador consideraba que la revisión del precio de la acción estuvo por debajo del impacto que generó la escalada del dólar. Por eso, para él, seguía siendo un error que el Gobierno tasara el valor en pesos colombianos y no en divisas.

El ministro de Hacienda defendió el proceso de avalúo de esos activos. Dijo que era necesario fijarlo en pesos debido a que se trataba de una empresa que había negociado todos los contratos que venía ejecutando en moneda nacional. De ahí la imposibilidad de ofrecer las acciones en dólares.

Aprovechó esa oportunidad también para aclarar que el peso de los dividendos de la empresa en el total de ingresos de la Nación era inferior al 1 %. De ahí que desestimara que el negocio implicara una pérdida.

Pese a estas explicaciones, el jefe de la cartera le solicitó al procurador que lo oyera. Su intención era explicar el asunto y por eso el jefe de la cartera llevó a su equipo a la reunión. Además, Cárdenas oyó atento algunos requerimientos del jefe del ente de control en materia presupuestal.

En la Procuraduría sienten que la destinación de recursos para su funcionamiento no es suficiente, en contraste con otras entidades de la misma envergadura. Advierten allí que el presupuesto asignado para gastos de funcionamiento de la vigencia 2016 tuvo una disminución del 6 %. Así mismo, ocurrió con el presupuesto para gastos de personal inferior en 9.433 millones de pesos, lo que representa una disminución del 2,11 %. Y ni qué hablar del presupuesto asignado para gastos generales para esta vigencia. Según los cálculos, es inferior en 3.228 millones de pesos, es decir, 12,72 %.

La reunión, según algunos asesores que asistieron, fue cordial y muy productiva aunque se negaron a entregar más detalles. Lo cierto es que en la Procuraduría harán un examen exhaustivo sobre la venta de Isagén y es posible que algunos miembros del Gobierno que aprobaron esa venta se puedan ver en problemas si este organismo encuentra irregularidades.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.