Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/10/2017 6:49:00 PM

Iván Duque, ¿y ahora qué?

Aunque el senador consiguió la candidatura presidencial del uribismo, apenas es el primer paso de cara a su aspiración presidencial. Una alianza con Marta Lucía Ramírez, y probablemente con Alejandro Ordóñez será la siguiente meta volante.

El guiño de Álvaro Uribe alguna vez fue decisivo para las elecciones presidenciales. En el 2010, fue Juan Manuel Santos el que lo recibió, y le sirvió para ser presidente. Cuatro años después, a Óscar Iván Zuluaga le alcanzó para ganar la primera vuelta y poner en jaque la reelección de Juan Manuel Santos. Ahora, el senador Iván Duque fue el beneficiado, sin embargo no le será suficiente, por ahora, para tener un lugar en el tarjetón de la primera vuelta de las elecciones de 2018. 

Duque se ganó el corazón de Uribe desde el mismo momento en que el expresidente lo incluyó en su lista de candidatos al Senado en el 2014. Y en estos casi cuatro años como congresista, no solo compartió curul con él, sino que se convirtió en el precandidato de sus entrañas. Tanto que el ex presidente lo defendió de los dardos que desde el propio Centro Democrático le lanzaron, cuando insinuaban que con él se repetiría la historia entre Santos y Uribe. Ese fuego amigo, liderado principalmente por el ex ministro Fernando Londoño, sin embargo, no logró hacerle daño.  Y muy seguramente, una vez ungido, Duque conseguirá el apoyo de todo el partido.  "Acá no hay divisiones, heridas ni fracturas. No reconozco enemigos en el Centro Democrático", dijo el senador apenas se conocieron los resultados. 
((Video Duque)) 
 Nacido en Bogotá, Duque fue considerado la revelación en el Congreso. Siempre estuvo entre los senadores mejor ranqueados por su trabajo legislativo. En las plenarias le hablaba al oído al expresidente, el mismo que lo empezó a animar para propósitos más altos. Con su bendición fue de los primeros en inscribirse como precandidato del Centro Democrático, y tras varios meses de campaña interna, este domingo se alzó con la candidatura única del uribismo, al derrotar en tres rondas de encuestas a sus compañeros Carlos Holmes Trujillo, Rafael Nieto, Paloma Valencia y Martía del Rosario Guerra.
Sin embargo, el guiño de Uribe esta vez no garantiza terminar la carrera a la Casa de Nariño. Después de la experiencia de la campaña de Óscar Iván Zuluaga, el uribismo tiene claro que su meta debe ser ganar en la primera vuelta. Y existe claridad que para lograr esa meta no es posible lanzarse sin ayudas. Por eso, desde hace meses se cocina la llamada "Alianza por la Reconstrucción de Colombia" que busca convocar a todas las fuerzas políticas que lograron la victoria del No en el plebiscito. Los expresidentes Uribe y Andrés Pastrana llevan meses promoviéndola.

Por eso, ahora, Duque tendrá que empezar una nueva campaña, quizás más exigente que la que le dio la candidatura del uribismo. Tras los resultados de las más recientes encuestas, en las que se advierte que “el que diga” Uribe tendrá que sellar alianzas para poder pasar a la segunda vuelta, la coalición es cada vez más una realidad. Tras la definición del candidato del Centro Democrático, las próximas semanas serán determinantes para sellar esta alianza. Marta Lucía Ramírez, ex ministra de Defensa del primer gobierno de Álvaro Uribe, y quien fuera candidata presidencial del Conservatismo en el 2014, donde obtuvo dos millones de votos, inscribió cerca de 900.000 firmas. Ella, tras conocer la victoria de Iván Duque, lo invitó a unir fuerzas. "Ahora tenemos que definir un mecanismo para tener una candidatura unificada. Espero que sea un mecanismo transparente y pronto", dijo. 

((((VIDEO))))

Las puertas de esa coalición están abiertas de par en par. En ella podrían tener lugar, además de Duque, la propia Marta Lucía, y probablemente Alejandro Ordóñez, quien también se inscribió la semana pasada con cerca de dos millones de firmas de respaldo. Aunque la carta de Pastrana parecía dejar por fuera a Alejandro Ordóñez, no se descarta que frente a una opción de llegar unidos, el ex procurador decida medirse también.  

Esta alianza pretende escoger una sola candidatura, y el mecanismo para ello no se advierte otro diferente que el de las urnas. Una consulta interpartidista el próximo 11 de marzo, coincidiendo con las elecciones parlamentarias.

A la luz de las encuestas, Ramírez tendría el favoritismo en esta posible consulta. En la Gran Encuesta de la forma Invamer para Noticias Caracol, Blu Radio y Revista SEMANA, la exdirigente conservadora le ganaría a Duque con el 57,7 por ciento frente al 29,9 por ciento. La misma medición registra que Ramírez ganaría algunos escenarios en segunda vuelta, por ejemplo contra Gustavo Petro o Germán Vargas Lleras, mientras que Duque no ganaría en ninguno. Sin embargo, la encuesta midió a Duque cuando aún no había sido nombrado como candidato del uribismo, lo cual puede catapultarlo. 


Pero una cosa son las encuestas y otra las urnas. Al coincidir la consulta con las elecciones de Congreso, Duque tendría alguna ventaja bajo estas circunstancias, pues tendría el apoyo, en teoría, de los actuales senadores y representantes y de los nuevos aspirantes al parlamento. Sin embargo, el Centro Democrático es un partido particular, y sus congresistas no tienen suficientes votos, pues allí Uribe es el que arrastra a los electores.

A diferencia Marta Lucía Ramírez se inscribió por firmas y no cuenta con la maquinaria de un partido político ni el respaldo de congresistas. Aunque dice que tiene afectos en las bases conservadoras faltaría esperar que decisión toma el Partido Conservador que de momento no tiene candidato presidencial fuerte, y que tendría más sintonía con la alianza de centro derecha que con otras coaliciones.

Por eso, este domingo, cuando se conocieron los resultados de las encuestas del uribismo, Iván Duque apenas ganó la primera de sus batallas. Ahora tendría que debutar en las urnas para conseguir la candidatura presidencial de la llamada centro derecha, un escenario inédito para él, y en el que Marta Lucía Ramírez ha dado muchas sorpresas. Mientras a ella le favorece que la elección sea pronto, a Duque -quien comenzará a salir con el ex presidente- le va mejor si el momento definitivo es en marzo. De aquí a allá es mucho lo que podría crecer. 
 
La duda, por ahora, es si habrá un tercero en contienda y a qué mecanismo se le va a medir Uribe. Pero ese será un tema que seguramente defina después de navidad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?