Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/16/2017 10:49:00 PM

“Esa acción de nulidad es una chambonada del gobierno”: Iván Duque

La Agencia Jurídica para la Defensa del Estado le pide a la Corte Constitucional anular la sentencia que limitó el fast track. El senador, quien fue el demandante de esa sentencia, rechaza la medida.

El senador del Centro Democrático, Iván Duque, fue quien demandó el Acto Legislativo para la Paz. Su petición a la Corte Constitucional se tradujo en el duro golpe al fast track que permitió que cada norma fuera debatida por el Congreso y que dejó abierta la posibilidad de modificar el paquete normativo de la implementación del proceso de paz. 

Esta semana la Agencia Jurídica del Estado radicó una acción de nulidad contra esa jurisprudencia de la alta corte. SEMANA conversó con el senador Duque sobre este recurso. 

SEMANA: ¿Cómo recibe la acción de nulidad que presentó el gobierno contra la sentencia de la Corte Constitucional que le quitó dientes al ‘fast track‘?

Iván Duque: El gobierno quiere desconocer un fallo que fue muy claro en manifestar que el ‘fast rack’ pretendía afectar la separación de poderes y la capacidad deliberativa del Congreso. Los argumentos son ridículos. Primero, porque el magistrado Bernal no fue el único, votaron cinco; segundo, el magistrado Bernal fue ternado por el gobierno; y tercero, si él hubiera votado conforme al deseo del gobierno, ¿también hubiera dicho que estaba impedido y hubiera dicho que el magistrado no tuvo tiempo para conocer bien el caso y que ya se había referido a la materia en otros artículos? Eso demuestra la ridiculez del gobierno.

SEMANA: Entonces, según usted, ¿qué busca el gobierno?

I.D.: Tratar de cambiar la actitud de un magistrado ternado por el propio presidente de la República solamente porque el magistrado actuó con independendencia.

SEMANA: Analicemos los cinco puntos de la acción de nulidad del gobierno. El primero se refiere a una violación al debido proceso por una predeterminación de una etapa trascendental del juicio de constitucionalidad...

I.D.: Ellos argumentan eso porque no se pueden votar impedimentos, según la Agencia Jurídica, porque el magistrado Bernal estaba impedido. ¿Será que el gobierno hubiera dicho que estaba impedido si hubiera fallado a favor del presidente?

SEMANA: Muchos sectores dicen que sí lo estaba porque en anteriores ocasiones había manifestado públicamente su posición frente a puntos del acuerdo.

I.D: Mi pregunta es muy sencilla: ¿no se podía opinar frente al proceso de paz o lo que no se podía era pronunciarse frente al contenido de la demanda? Él nunca se había pronunciado frente al contenido, sino frente al proceso de paz que es un tema de opinión pública. Además, si el gobierno pensaba que tenía una posición contraria frente a la paz, ¿para qué lo ternó?

SEMANA: La incongruencia es otro de los puntos, según la Agencia. Para el gobierno, el Congreso no tiene por qué incluir proposiciones que cambien el acuerdo…

I.D: La Constitución es muy clara en decir que esta solo puede ser modificada por una constituyente, por un referendo o acto legislativo. Es decir, el presidente de la República no tiene ninguna potestad para cambiar la constitución. Con el acto legislativo lo que se buscaba es que el presidente pudiera presentar la propuesta del acto legislativo y que el Congreso solo pudiera modificar lo que el presidente permitiera. Eso claramente es usurpar un poder que tiene el Congreso de manera exclusiva como poder público para reformar la Constitución. Tratar de cambiar eso por la presión del gobierno me parece que es absurdo e invasivo de la capacidad del Congreso.

Puede leer: La nulidad que definirá el futuro del proceso de paz 

SEMANA: ¿No tiene razón el gobierno en ese punto? La Corte en diciembre dijo que la esencia del texto de paz no podía ser modificada por el legislativo.

I.D: La Corte lo que ha dicho es que el Congreso tiene un poder soberano y ese es el de discutir con autonomía un proyecto de acto legislativo o de reforma legal. Puede hacer modificaciones y votar artículo por artículo para garantizar la deliberación democrática en un país que necesita darle plenas garantías a las minorías. El Congreso lo que tiene que votar es para rellenar los vacíos del acuerdo, como lo dijo la Corte en la sentencia.

SEMANA: Sin modificar de fondo el acuerdo de paz...

I.D: No es ninguna modificación de fondo. Lo que pasa es el Congreso, según la Corte, no puede cambiar la naturaleza del acuerdo, pero sí puede llenar los vacíos que haya ahí preservando la Constitución. Por ejemplo, las Farc no pueden sentarse con el gobierno y acordar la eliminación del Congreso, ni de otro poder público, ni la estructura del sistema judicial, ni crear procedimientos que vayan en contra del estado de derecho.

En contexto: Corte le da duro golpe al Fast Track 

SEMANA: El gobierno también dijo en su acción de nulidad que un magistrado, en un día, no alcanza a estudiar la ponencia de un tema como este.

I.D:  Eso es ridículo, porque primero cualquier magistrado que hubiera aspirado a la Corte Constitucional, como se hizo en esa terna, tenía que conocer cuáles eran las reformas constitucionales que se habían generado a partir del desarrollo del proceso de paz y mucho más la sentencia de la cual dependía la implementación del acuerdo. Por eso, ese acto legislativo fue discutido en amplios foros académicos y en el Congreso. También, la demanda que yo presenté fue en agosto del año pasado y se le hizo un gran deliberación pública, además de una audiencia que llamó la atención de diferentes sectores académicos en el pasado mes de abril. Pretender decir que el magistrado no había conocido la discusión es absurdo. ¿Será que entonces el gobierno está diciendo que un magistrado llegó y cambió la opinión de otros cuatro, que no tenían criterio? Los magistrado votaron por unos argumentos claros.

Le sugerimos: Santrich toca la puerta de la Corte para revivir el ‘fast track‘ 

SEMANA: Para algunos, lo que suceda con esta acción nulidad terminará definiendo la composición de la Corte Constitucional. Es decir, si no tiene reparos frente al acuerdo, propaz, o tendrá críticas frente a lo acordado y la implementación. ¿Lo ve así?

I.D: La Corte debe ser siempre propaz, porque todos los colombianos queremos la paz, pero la Corte no puede creer que la paz se construye negociando la Constitución misma y alterando los ejes axiales de la Constitución. Por eso, los límites de todos los proceso es la Carta Magna. Esa acción de nulidad es una forma de hacerle conejo a una decisión de la Corte. Es una chambonada del gobierno.

SEMANA: Usted, como demandante del acto legislativo, ¿puede presentar algún recurso si la Corte llega a fallar contra su propia sentencia?

I.D.: No, porque es un acto que se interpone ante la Corte y frente a la Corte. Lo que los magistrados tienen que demostrarle a los colombianos es si van a tener firmeza para defender los argumentos que esbozaron o se van a arrodillar frente a las presiones del gobierno.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1834

PORTADA

El peligro inminente de los otros grupos violentos

La bomba del Andino deja claro que terminada la guerra con las Farc aún quedan otros grupos armados. ¿Cuáles son y qué peligro representan?