Jueves, 18 de diciembre de 2014

| 2013/07/15 00:00

Iván Márquez: “El conflicto tiene que llegar a su fin”

El jefe negociador de las FARC afirma que la paz es posible porque “las guerras no son eternas”.

Iván Márquez, jefe negociador de las FARC en La Habana Foto: SEMANA / Jesús Soler

El número 2 de las FARC y jefe negociador de la guerrilla en el proceso de La Habana, Iván Márquez, inició la semana con un tono conciliador hacia el presidente Juan Manuel Santos y derrochó optimismo por el buen resultado que pueden tener las conversaciones. En efecto, el guerrillero, que habló en varias emisoras, se mostró convencido de que el fin del conflicto armado en el país es posible porque “las guerras no son eternas” y porque “los colombianos quieren la paz”.

“Las guerras no son eternas, los conflictos tienen que llegar a su fin y consideramos que en Colombia estamos en esa situación”, dijo Márquez, alias de Luciano Marín Arango, en una entrevista con RCN La Radio.

El líder de las FARC señaló además que “la gran mayoría de los colombianos quieren la paz y la reconciliación nacional” y que ese es un anhelo que los negociadores tienen en cuenta.

El Gobierno y las FARC negocian desde noviembre pasado en La Habana un acuerdo para poner fin al conflicto que desde hace medio siglo desangra al país.

Márquez también dijo que las FARC “sienten” el sufrimiento de las víctimas del conflicto armado y que la guerrilla abordará con “responsabilidad” este punto, que es el último de los cinco de la agenda de negociación.

“Ese tema con toda seguridad tiene que arrojar satisfacciones en todas las partes involucradas”, agregó el líder guerrillero.

En declaraciones a El Tiempo el domingo, Márquez también alabó la decisión del Consejo de Estado de devolverle la personería jurídica a la Unión Patriótica, partido de izquierda que había surgido de los acuerdos de paz entre el entonces presidente de la República, Belisario Betancur, y la guerrilla. ¿Cómo ven las FARC el fallo del Consejo de Estado?, se le preguntó.

“Como un acto de justicia, que, aunque tardío, es una buena señal y les dice a las élites que la intransigencia y el exterminio del opositor no conducen a la victoria definitiva sobre una alternativa política”, respondió para después reflexionar: “¿De qué sirvió descabezar a toda una generación de revolucionarios si hoy sus herederos están al frente de la inconformidad, de la movilización creciente de un pueblo al que no se le pueden conculcar sus derechos, en especial el de la opción política?”.

Finalmente Márquez se refirió al polémico asunto de qué hacer con las armas, y aseguró que “lo más importante en este caso es ubicarlas lejos de su uso, su no utilización, sin posiciones altisonantes, inamovibles o tercas”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×