Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/31/2011 12:00:00 AM

"Iván Moreno nunca supo que su esposa había estado donde los Nule", dice la defensa

Jaime Araújo, abogado del senador Iván Moreno, aseguró este martes, durante la audiencia pública en la Procuraduría, que su defendido no supo del encuentro de su esposa, Lucy de Moreno, con Miguel Nule sino cuando "estalló el escándalo".

Araújo adujo que el senador Moreno tiene un "matrimonio moderno", en el cual cada quien "trabaja y responde por sus actos". En este sentido, no negó la reunión que la esposa del congresista sostuvo con Miguel Nule, pero aseguró que con esos encuentros no se puede hablar de concusión.

En su exposición, el abogado del senador aseguró que Lucy de Moreno no contactó a los Nule y que fue Ómar Euladio Mogollón (asesor comercial de la Unión Temporal Transvial, que hacía parte del Grupo Nule) quien la llevó directamente a la oficina de Miguel Nule.

"No era ella quien quería hablar con el señor Nule. Cuando ella se presenta, no da ni siquiera su apellido (...) y tampoco aduce su condición (de esposa de Iván Moreno)", afirmó Jaime Araújo.

La esposa del senador comenzó a hacer parte del escándalo cuando, según testimonios, se conoció que ella habría contactado a los Nule para "negociar" estaciones de gasolina.

De hecho, por uno de los puntos que el congresista y hermano del alcalde Samuel Moreno deberá responder en las audiencias que se adelantan en la Procuraduría es su presunta presión sobre los empresarios Miguel y Guido Nule para que le entregaran terrenos para construir bombas de gasolina a lo largo de la vía Bogotá-Girardot.

"Nuestras esposas a veces hacen cosas sin que lo sepamos, porque son actos sin trascendencia, que no llevan ninguna malicia ni condiciones extraordinarias", agregó Araújo.

El abogado aseguró en su intervención que la señora de Iván Moreno "logró percibir" que los Nule "estaban ofreciendo algo que no era de ellos. Tratan de timar y estafar personas con bienes que no eran de ellos".
El abogado calificó esa actitud como “protervo”.

Las nulidades

La audiencia de este martes tenía por objetivo que el abogado Araújo, quien ha hablado más de seis horas, argumentó las “nulidades” del proceso.

En primer lugar argumentó que la viceproduradora no tenía competencia para resolver la recusación que interpuso la defensa en contra del procurador. Según la defensa de Moreno, era el Senado el que debía hacerlo.

También dijo que Guido Nule había dado un testimonio en el que indicó haberse reunido con el senador Moreno fuera del país, pero según un documento del DAS —“que no es un organismo afecto a los Moreno”—, Iván Moreno estaba en Colombia en esa fecha.

En su criterio, esa es una causal de nulidad. De la misma manera, Araújo sostuvo que los testimonios de los Nule algunas reuniones, fechas y circunstancias no coinciden, y por eso se debían considerar nulas esas pruebas.

Araújo argumentó que a Moreno se le había violado su derecho a la defensa porque no se le había permitido controvertir varias pruebas. Mencionó el caso de varios testimonios de los Nule y Galofre que, según él, la defensa no pudo contrainterrogar.

Según Araújo, la actuación de los Nule obedecía a un “guión” para enlodar a los Moreno. El abogado también pidió la nulidad de la prueba en la que se oye al exrepresentante Germán Olano hablando con Miguel Nule y de la que se infiere que el excongresista pide un dinero para Moreno. Según Araújo, “no se guardó la cadena de custodia”.

Para el abogado, el procurador ha sido selectivo en la consecución de las pruebas. También indicó que el cambio de proceso del ordinario al verbal fue un error procedimental. Argumentó que el verbal, que es abreviado, se debe utilizar cuando el procesado acepta los cargos o confiesa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?