Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/29/2014 12:00:00 AM

El nuevo capítulo del joven agredido por ‘punkeros’

Jaime Granados, quien defiende los intereses del afectado, anuncia denuncias contra tres fiscales.

El pasado sábado se conoció la historia de Alejandro Vargas, un joven de 22 años que fue brutalmente golpeado por un grupo de punkeros en el sector de Chapinero en Bogotá. Él fue trasladado a una clínica y sometido a varias intervenciones quirúrgicas, mientras sus abogados hacían esfuerzos para que la Fiscalía les imputara a los agresores el delito de tentativa de homicidio agravado.

Pero no pudieron porque la Fiscalía dejó vencer las 36 horas legales para presentar a los dos jóvenes ante un juez de la República. No obstante, este lunes representantes del ente acusador aseguraron que la entidad fue diligente para llevar a los jóvenes ante la justicia.

“La Fiscalía, a través de la Policía Judicial, adelantó las actividades necesarias para construir la teoría del caso. La entidad espera encontrar las evidencias para para avanzar a esclarecimiento de los hechos y responsabilizar a quienes corresponda. La Fiscalía no cesa la investigación y esperamos poder tener una solución que corresponda a los hechos”, dijo el representante del ente acusador a la prensa.

También se supo que la entidad enviará copias al Consejo Superior de la Judicatura para que investigue si fue negligencia de los jueces lo que no permitió que los ‘punkeros’ fueran imputados por el presunto delito de tentativa de homicidio.

El abogado Jaime Granados, cuya oficina tomó el caso del joven agredido, no cree en los argumentos de la Fiscalía y anunció acciones inmediatas. En principio dijo que este martes denunciará a los tres fiscales que intervinieron en el caso y al jefe de la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía a donde llegó el caso, puesto que el día de los hechos no se presentó a su trabajo.

“No sé qué me causa más indignación: la violencia de los agresores que casi matan a Alejandro, la indiferencia de los fiscales al dejar vencer los términos, o la falta de carácter de la Fiscalía al no asumir sus errores”, le dijo Granados a Semana.com.

El jurista aseguró que la Fiscalía, en lugar de hacer un ‘mea culpa’ por los errores cometidos, pretenda justificar su falta de acción y ampararse de otras entidades como Medicina Legal. “También pretende descargar responsabilidades en una funcionaria judicial (la juez) que cumplió con su deber”, dice el jurista.

“La opinión pública puede saber que no se realizaron actos de investigación como dice la ley. Los únicos que llegaron a la escena fueron los abogados de la víctima. La actuación de la Fiscalía es de una negligencia criminal. Cada minuto que pasa con estos potenciales asesinos libres se está poniendo en peligro a la sociedad”, concluyó el jurista.

Se trata de un caso que desdibuja el accionar de la justicia ante un caso de intolerable agresión ciudadana. Ahora la Fiscalía tendrá una va oportunidad para, quizá, demostrar que actuó como lo indica la ley.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.