Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/18/2017 4:03:00 PM

"Armando Benedetti es un camaleón": Jaime Lombana

El penalista le pidió a la Corte Suprema que investigue al senador de La U por varios hechos de supuesta “corrupción”. Este a su vez dice que la denuncia del abogado es un “vulgar refrito”.

Jaime Lombana presentó un duro escrito ante la Corte Suprema de Justicia contra Armando Benedetti. En el documento, el penalista denuncia al senador pues, según él, ha tenido relación con los hechos de corrupción que hoy tienen tras las rejas tanto a Bernardo el Ñoño Elías como a Musa Besaile.

Lombana asegura que los parlamentarios tenían cuotas políticas en Fonade, la Fiduprevisora, el magisterio de Córdoba, el Fondo Nacional del Ahorro y que por eso la Corte Suprema debe investigarlos. Pero además, dice en su denuncia que Benedetti le habría vendido cupos indicativos a Besaile, que habría presionado indebidamente al expresidente de la Fiduprevisora, Hernando Chica Zucardi, entre otras aseveraciones.  

Benedetti, por su parte, dijo en un comunicado que es costumbre de Lombana trasladar a los medios los asuntos que judicial y profesionalmente le han sido encomendados. “Lo de ayer es un vulgar refrito. El señor Lombana ya me demandó inútilmente en el pasado reciente”. Y agregó: “Adicionalmente, en la investigación preliminar que se adelanta desde noviembre de 2016 en mi contra, la Corte Suprema de Justicia ha recopilado más de 30 declaraciones y en ninguna me han vinculado con hechos de corrupción en Córdoba”.

SEMANA habló con Lombana y esto fue lo que dijo.

SEMANA: Usted dice Benedetti le vendió cupos indicativos a Musa Besaile, que hizo una transacción. ¿Tiene alguna prueba de eso? ¿De dónde sale esa información?

Jaime Lombana: De congresistas compañeros de ellos que me informaron, ellos dicen que están dispuestos a declarar. Lo de la venta de los cupos indicativos es una práctica que se conoce en las entrañas del Congreso. Y esa información que yo estoy dándole a la Corte es una información que todo el mundo sabe. Esto es, que unos senadores vendían a otros los cupos indicativos. Los Ñoños eran los que más los compraban y de ahí su altísima votación. Eso –per se- es lo que denominan la mermelada. Para este caso lo manejaba el Fonade. El Gobierno le entregó ese instituto a Bernardo Elías, Musa Besaile y al senador Benedetti.  Esto también tiene que ver con hechos de corrupción del propio Gobierno.

SEMANA: ¿Cómo probar lo de los cupos indicativos si Benedetti según usted no hizo uso de ellos? 

J.L.: Cuando hagan un rastreo en el Ministerio de Hacienda y Fonade, los cupos indicativos otorgados al senador Benedetti se darán cuenta de que él no los ejecutó sino que los vendió y eso es un delito que se denomina cohecho y enriquecimiento ilícito. 

SEMANA: ¿Pero cómo se prueba esa transacción?

J.L.: Pero mire, lo que es denigrante y reprochable es que no solo es Benedetti, eso lo hicieron varias decenas de congresistas de la Unidad Nacional. Otro que compraba era el Ñoño Elías.

SEMANA: Dentro de su denuncia hay algo que tiene que ver con la ley de vigilancia. Usted dice básicamente que Benedetti legisló para favorecer una empresa con la que tiene relación…

J.L.: Ese punto es el mas aberrante de todos. Benedetti fue el autor de la ley de los vigilantes. Dentro de esa ley se obliga a los celadores y a todos aquellos que usen armas de defensa, a realizarse un examen psicológico y de actitud psicofísica, y ese examen solo lo pueden realizar dos empresas que están certificadas. Y una de ellas hace parte política y económicamente de Armando Benedetti, quien a su vez es el autor de la ley. Entonces a cada celador le descuentan un dinero y a otros se los pagan directamente las empresas.  Estoy hablando de una fuerza laboral de 30.000 personas. Usted se imaginará los inmensos recursos que le generará a esa empresa la realización de ese examen.

SEMANA: ¿Cómo se llama esa empresa y cuáles son las conexiones que tendría Benedetti?

J.L.: Se llama A-Aprueba. Y el tema de los representantes legales los daré en una rueda de prensa.  

SEMANA: Usted señala que el testigo Burgos aseguró que Benedetti recibía porcentajes de los recursos del magisterio en Córdoba. Sin embargo, ese testigo ha cambiado su versión. ¿Por qué insistir en lo que dijo?

J.L.: Ese es precisamente el motivo de mi cuestionamiento. Primero, estoy cuestionando que Benedetti fue beneficiado con el ‘Cartel de la toga’. Hay evidencia, entre otras publicadas por el propio columnista de SEMANA Daniel Coronell, fotos con la familia de Leonidas Bustos y la familia Benedetti. 

El señor Burgos declaró cómo Benedetti exigía el 20% de los contratos del Fomag (Fondo del Magisterio). Y declaró cómo le entregaron 2.000 millones de pesos empacados en cajas,  en el municipio de Coveñas, específicamente en el balneario La Mona. Burgos dijo que se reunió directamente con Benedetti y que Benedetti le exigió esas dádivas y esas prebendas, eso lo dijo el señor Burgos bajo la gravedad de juramento en la Fiscalía. Con posterioridad a esos hechos, Benedetti ha venido cometiendo actos de corrupción para comprar el testimonio del señor Bustos. Y eso es lo que le estoy pidiendo a la Corte Suprema. 

SEMANA: Usted trae a colación a Hernando Chica Zucardi, quien renunció a la Fiduprevisora. ¿Usted por qué lo conoce? En el comunicado usted dice que él fue amenazado por Benedetti… 

J.L.: Tengo un testimonio de una persona muy importante en Colombia, a quien el doctor Chica le informó las amenazas que le hicieron el señor Benedetti y unas personas enviadas por el señor Benedetti. Y por eso Chica renunció intempestivamente al cargo de presidente de la Fiduprevisora. En ese instante el señor Benedetti le dijo (a Chica) que le tenía que cumplir unos acuerdos. No es muy difícil saber qué tipo de acuerdos eran. Le estoy pidiendo a la Corte que llame a Chica Zucardi y a otras dos personas para que indaguen si esa información es cierta.

SEMANA: ¿Por que decide usted llevar esto a una denuncia penal ante la Corte en este momento?

J.L.: Yo he venido denunciando hechos de corrupción hace mucho tiempo y me produce indignación ver a personas privadas de libertad como Diego Palacio o Sabas Pretelt ocho años en la cárcel dizque por haber dado dos puestos en un hospital de Barrancabermeja y una notaria; y el señor Benedetti embolsillándose los recursos públicos y en libertad, dando clases de moral en medios de comunicación.

SEMANA: ¿Usted ya había denunciado a Benedetti penalmente?

J.L.: Penalmente y por corrupción, no. Nunca.

SEMANA: ¿Benedetti ha dejado saber que este caso tiene que ver con presiones al partido de la U para estas elecciones. ¿Qué responde usted?

J.L.: No, yo no tengo nada que ver con presiones al partido de La U. Benedetti es un camaleón. Es más, tengo grandes amigos en el partido de La U. Y no tengo que decir que soy un uribista triple A, porque es evidente, porque se sabe que soy uribista triple A. Ahora, nada que ver con política estos hechos, yo creo que la corrupción del señor Benedetti y de otros elementos del Congreso tiene que destaparse. Benedetti ha gozado de un velo en la administración de Justicia y de un velo en los medios de comunicación.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.