Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/11/2013 12:00:00 AM

Al sacerdote Vásquez se le embolató la reelección

La U le negó el aval al representante Jaime Vásquez, salpicado en un escándalo por presunto abuso sexual.

A pesar de las denuncias en su contra, por presunto abuso sexual, el sacerdote y congresista Jaime Alonso Vásquez anunció sus intenciones de ser reelegido en su curul como representante a la Cámara por el departamento del Guaviare. Para ello le pidió al presidente de su partido, La U, Sergio Diaz-granados, el aval para presentarse como candidato de la colectividad en las elecciones del próximo año.

Sin embargo, los propósitos reeleccionistas de Vásquez se embolataron, pues La U decidió no concederle el aval, pero más allá de las escandalosas denuncias que lo han acompañado en las últimas semanas, porque en una declaración juramentada afirmó no tener investigaciones en su contra.

Semana.com conoció la resolución con la que La U le informó al sacerdote Vásquez que no lo avalaría como candidato a la Cámara por la circunscripción del Guaviare. La decisión se adoptó acogiendo un concepto del veedor de la colectividad, Héctor Mayorga, quien recomendó no conceder dicho aval.

El veedor asegura que Vásquez incumplió los artículos 15 y 18 de los estatutos del Partido de La U, que establecen que es deber de los candidatos informar, mediante declaración extrajuicio, si tiene vínculos con grupos armados ilegales o si en su contra cursa proceso penal, disciplinario o fiscal, independientemente de que exista o no pronunciamiento de autoridad competente debidamente ejecutoriado.

El pasado mes de octubre Vásquez presentó la declaración extrajuicio, pero en ella, según constató Semana.com, el congresista afirmó, bajo la gravedad de juramento, que en su contra no cursa investigación alguna, de carácter penal ni disciplinario.

Luego de recibir la declaración juramentada, La U consultó la base de datos de procesos judiciales y encontró que Vásquez tiene registro en el Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía por el delito de “acceso carnal o acto sexual en persona puesta en incapacidad de resistir” (artículo 207 del Código Penal).

Vásquez refutó esta decisión argumentando que en su contra sólo hay una denuncia, pero no una investigación, ni siquiera de carácter preliminar. Vásquez, además, aseguró que se presentó personalmente a las autoridades para que lo investigaran: “Tengo los radicados ante la Corte Suprema y la Fiscalía con la demostración de mi voluntad para estar dispuesto a hacer lo que corresponda”.

Vásquez insiste en que tiene derecho a ser candidato. No obstante, la decisión de La U se adoptó en buena parte por las consecuencias que le pudiera significar al director de la colectividad entregar el aval, ya que la Ley 1475 califica como falta grave avalar e inscribir candidatos que no reúnan las calidades exigidas por la ley.

Por eso las intenciones de Vásquez de ser reelegido en su curul se vinieron al piso. Sin el aval de La U el dirigente no podrá presentarse por otro movimiento, pues ha debido renunciar un año antes de las elecciones para cambiarse de colectividad.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.