Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2015/10/09 12:00

Cayó Ómar, el ‘depredador’ de las FARC

Se trata de Jairo Alirio Puerta, quien participó en las masacres de Bojayá y Pueblo Bello que dejaron cientos de víctimas entre civiles y militares.

Jairo Alirio Puerta, alias Omar.

El propio Ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, dio la noticia sobre la caída de uno de los hombres más sanguinarios de las FARC en Antioquia. Su nombre no dice mucho en comparación con los grandes jefes de esa agrupación subversiva, pero era un miembro importante para ese grupo en el noroccidente del país.
 
Se trata de Jairo Alirio Puerta Peña, alias ‘Ómar’ o ‘Cuñado’, quien en sus registros delictivos aparece en dolorosos episodios para en esa zona del territorio colombiano.
 
Según las autoridades, Puerta Peña participó en decenas de masacres y ataques a la fuerza pública. Por ejemplo, este hombre fue uno de los responsables del feroz ataque de las FARC en Bojayá, Chocó, en el 2002, donde murieron más de 79 lugareños, entre ellos 48 niños. Ellos quedaron en medio de las balas durante un enfrentamiento entre miembros de esa guerrilla y las Autodefensas comandadas por Fredy Rendón, el 'Alemán’.
 
Dicen los registros que también hizo presencia en las masacres de Pueblo Bello, en jurisdicción de Turbo (Antioquia) y en las tomas a Juradó (Chocó) y Carmen de Apartadó.
 
Conocía como pocos a Antioquia y Chocó, especialmente la región de Urabá, donde intimidaba y atacaba sin piedad a la población.

De alias 'Ómar', el ministro Villegas dijo que durante sus más de 35 años en las filas guerrilleras "ha sido uno de los más depredadores miembros de las FARC frente a la fuerza pública".

Por su lado, el Ejército dijo en un comunicado que el guerrillero capturado participó en una "acción terrorista el 20 de noviembre del año 2000, día en el que las FARC derribaron en Dabeiba, Antioquia, un helicóptero con 53 militares a bordo".

El informe agrega que otros dos guerrilleros que acompañaban a Puerta también fueron capturados y se les incautaron cuatro fusiles, 12 proveedores para fusil, dos armas cortas, dos granadas de fragmentación, cuatro computadores portátiles, elementos necesarios para fabricar explosivos, dos radios de comunicación, seis teléfonos móviles, ocho arrobas de alimentos y dinero en efectivo.
 
El guerrillero ya está puesto a órdenes de los jueces y seguramente le esperan muchos años en prisión.
 
* Con información de EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.