Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/26/2014 12:00:00 PM

James: ¿Por qué vale 80 millones de euros?

SEMANA presenta seis razones por las cuales el Real Madrid pagó una astronómica suma para contratar a James Rodríguez, la estrella del Mundial de Brasil.

1. Vendedor de camisetas

Una estrategia del Real Madrid para equilibrar sus gastos es vender camisetas. La de James cuesta 101 euros. El martes, día de la presentación en el Bernabéu, el Real vendió 900, es decir que hizo 90.900 euros. La pregunta es si las camisetas darán para cubrir los 80 millones. El equipo vende 1,4 millones por temporada, lo que equivale a más de 150 millones de euros. La mayor parte se debe a sus estrellas: Cristiano Ronaldo vende 1 millón al año, y en 15 años, David Beckham vendió 10 millones, por 1.200 millones de euros. El Madrid no está lejos de ganar algo similar con el colombiano. El jueves, ya había vendido 350.000 camisetas, cerca de 35 millones de euros. Adidas se llevó 70 por ciento de ese valor, pero aun así al equipo le quedaron 11 millones. Y algo más: si venden al argentino Di Maria y al alemán Khedira por una suma cercana a los 80 millones de euros, las camisetas podrían representar pura utilidad, y James sería un excelente negocio.

2. Embajador emergente

James atrae por venir de un país en vías de desarrollo, con un mercado emergente y cerca de dejar atrás su conflicto. El jugador ya es la imagen de Milo, Clear, Bimbo, Rexona y Adidas, pero ahora hará a más empresas mirar al país. Tras el Mundial, el valor de James como vehículo publicitario se triplicó, lo cual podría traerle a él unos 9 millones de euros anuales y a sus patrocinadores jugosas ganancias. Así como los colombianos se volvieron hinchas del Parma cuando Asprilla jugaba en Italia y seguidores de la Fórmula 1 cuando Montoya corría con la Williams, ahora no querrán perderse una sola gambeta de James. Los primeros interesados serán los dueños de los derechos de transmisión y los dirigentes del Real quienes, en llave con Adidas, hacen plata con camisetas, guayos y balones. Según la agencia Euroamericas Sport Marketing, el Real quiere difundir dos mensajes: que hay una ‘Jamesmanía’ mundial y que ‘James es Colombia’. Todo con el fin de crear expectativa y vender en Colombia. Un desafío serán los contrabandistas y falsificadores, pero el presidente Santos ya dijo que está en “conversaciones” para que el Real venda camisetas “made in Colombia”.

3. Sobre los hombros de gigantes

Los colombianos apenas conocen a Florentino Pérez y a Jorge Mendes. Pérez, empresario con una de las fortunas más grandes de España, preside desde 2000 al Real Madrid y maneja la chequera. Inauguró la denominada ‘Era galáctica’ bajo la política de contratar una estrella cada verano y convertir los gastos en beneficios monetarios. Trajo a Figo, Zidane, Beckham y Ronaldo y sacó al equipo de la crisis. James llega al Real también gracias a Mendes, más conocido como el rey Midas. El portugués representa a 90 jugadores, entre otros, a Diego Costa, Angel Di María, Cristiano Ronaldo y Falcao y fue quien le explicó al Real por qué la juventud, la repercusión mediática y la posición de James son esenciales para el equipo.

4. Se busca un 10

No muchos han llevado en sus espaldas el 10 del Real. Los más recientes: el danés Michael Laudrup, el holandés Clarence Seedorf, el portugués Luis Figo, el brasileño Robinho, el holandés Wesley Sneijder, el francés Lass Diarra y el alemán Mesut Özil. James le sigue a este último, y el reconocimiento le pesará, pues lo obligará a igualar a algunas leyendas para convencer a la hinchada. Traer el 10 implica encarnar la espina dorsal del juego. Si encaja, James podría coronarse. Pero si fracasa, la hinchada podría apalearlo. Ha habido casos tristes como los de Diarra y Robinho, que no brillaron. O el del brasileño Kaká que, si bien no tenía el 10, jugaba en la posición de James y costó 65 millones de euros. Kaká no pudo con el ritmo del Real y debió pasar varias temporadas en la banca.

5. En boca de los grandes

“No hablemos de números, yo solo quiero hacer historia”, dijo James durante su presentación. Pero mucha gente anda haciendo justamente eso con base en su potencial. No acababa el mundo de aprender a pronunciar su nombre durante el Mundial, cuando figuras como Rihanna y LeBron James tomaban nota. La cantante escribió enternecida que el colombiano “¡Es apenas un bebé!” y el basquetbolista dijo que su “tocayo” era su jugador favorito. Poco después, la revista Vogue escribió una nota sugiriéndole a la industria de la moda, y especialmente al diseñador Karl Lagerfeld, echarle un ojo a “su aspecto de niño” que “lo hace el perfecto heredero al trono abandonado por Beckham, pues él como Beckham tiene el peinado apropiado y los valores familiares”. Bajo esas condiciones, cualquier equipo desearía a James.

6 Hecho para el merengue

En los días que siguieron a la presentación oficial de James como jugador del Real Madrid, la prensa especializada coincidió en una cosa: que su perfil se ajusta al carácter del equipo. James tiene la estatura, la elegancia y la clase que la dirigencia y la hinchada del Bernabéu esperan de sus deportistas. Además, él parece listo a acoger, en los más distintos mercados, la ola de marketing que ya se le aproxima. Cuando los madridistas dicen, como lo hicieron la semana pasada, que James es la “copa de verano” de su equipo, no parecen estar bromeando.


La carrera de un crack


Academia Tolimense

2006

Sin valor




Envigado FC

2006-2007

Contrato salarial de menor de edad




Banfield


2008-2010

Cedido en préstamo por 400.000 dólares




Porto

2010-2013 

Vendido por 6 millones de euros




Mónaco

2013-2014

Vendido por 45 millones de euros


Real Madrid

2014

Vendido por 80 millones de euros
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.