Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/3/2011 12:00:00 AM

"Japón estaba preparado, pero se confió demasiado"

Los cerebros detrás de las labores de rescate del terremoto y el tsunami en Japón estuvieron en Bogotá en el segundo Congreso Internacional de Bomberos, realizado entre el 29 de noviembre y el primero de diciembre.

En entrevista con SEMANA Hiroshi Miura, subdirector de la oficina de incendios y desastres, y Shigeru Tanabe, director de operaciones de la división de bomberos de la ciudad de Sendai, hablaron sobre su experiencia en la atención de este desastre, considerado el cuarto sismo de mayor magnitud en la historia. 

¿Cuáles fueron sus roles durante la catástrofe?
 
Hicimos parte de una mesa de coordinación a nivel nacional para atender el desastre y articular las diferentes actividades de rescate.

¿Cuál fue la situación más difícil durante las labores de rescate?
 
Los bomberos y voluntarios no sabían hasta cuándo iba a continuar esa situación. Además ellos mismos eran damnificados, porque mientras estaban en labores de rescate también vivían la incertidumbre de saber cómo estaban sus familias. Para que pudieran concentrarse un cien por ciento les dimos permiso de regresar a sus casas y hablar con sus seres queridos.

¿Qué se necesita para ser bombero en Japón?
 
Para ser bombero en Japón hay que pasar un examen estatal. Pero más allá de los conocimientos, se requieren cualidades personales. Este oficio requiere trabajo en equipo en condiciones muy duras. Se evalúa que la gente realmente tenga esa resistencia para poner el bien colectivo sobre el individual.

¿Cómo enfrentan situaciones en las que están en riesgo la vida de los bomberos?
 
El manejo de la seguridad es la base de todas las labores de atención de emergencias. En la universidad nos enseñan primero cómo garantizar la seguridad de uno mismo, porque de lo contrario es imposible rescatar a los demás. Sin embargo, en la vida real hay comandantes que envían a su gente a pesar de los riesgos. Por eso es muy importante que desde el centro de coordinación se confirmen las condiciones del sitio.

¿Cómo actuó la comunidad?
 
Japón es un país donde ocurren muchos movimientos telúricos. Las autoridades hacen campañas para concientizar a la gente y por eso había cierto grado de preparación. Tanto el gobierno como la comunidad sabían que iba a ocurrir. Y después del terremoto sabían que iba a venir el tsunami. Sin embargo, su nivel fue mucho mayor del que había sido proyectado. Por eso causó muchos más muertos y heridos a pesar de las medidas que se habían tomado.

¿Cómo se está recuperando Japón?
 
En las zonas más afectadas todavía quedan algunos escombros o simplemente se ha aplanado la tierra. Aún hay personas desaparecidas y por eso sigue la labor de recuperación de los cuerpos. Los sobrevivientes ya fueron reubicados y algunos regresaron a sus lugares de origen.

En este caso la diferencia entre las áreas afectadas entre el terremoto y el tsunami fueron muy marcadas. Las normas sismo resistentes son bastante rigurosas en Japón y por eso, aunque el temblor fue muy intenso, el daño causado por el tsunami fue mayor. Hay municipios que desaparecieron por completo. Gente que lo perdió todo.
 
La reconstrucción está avanzada, pero el trauma psicológico todavía no ha sido sanado. Ahí están concentrados los esfuerzos del gobierno, la comunidad y el sector privado. La gente tiene arraigo a la tierra y por eso la atención psicosocial es el mayor reto que queda de aquí en adelante.

Y en cuanto a la central nuclear, solo se han tomado medidas provisionales para detener la contaminación o la fuga, pero de ahora en adelante hay que tomar medidas definitivas y establecer cómo tratar las instalaciones contaminadas.

¿Qué lecciones les quedan de esta tragedia?
 
La lección es amarga, porque Japón estaba preparado, pero el problema es que la gente se confió demasiado. Es necesario que esas medidas de seguridad sean actualizadas continuamente porque las proyecciones pueden fallar.

Colombia atraviesa una de las peores olas invernales de los últimos años. ¿Qué nos pueden enseñar basados en su experiencia?
 
Es necesario que cada ciudadano tome conciencia sobre su seguridad y los riesgos a los que está expuesto. Más que el aspecto técnico, es importante crear sistemas coordinados entre las diferentes entidades. Porque cuando se trata de desastres a gran escala, con una sola entidad no se puede hacer nada. Hay que crear un sistema articulado de atención, como hicimos en Japón.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.