Domingo, 4 de diciembre de 2016

| 2015/11/03 22:52

Así quedó el pabellón de los quemados del Concejo de Bogotá

Reconocidos cabildantes como Javier Palacio, Diego García y Roberto Sáenz se quemaron. Según el último reconteo de la Registraduría, Cambio Radical sería el partido con más concejales en la capital.

Los cabildantes que no fueron reelegidos para el Concejo de Bogotá. Foto: Fotomontaje: Semana.com

Una verdadera batalla se vivió en Corferias luego de las elecciones regionales del 25 de octubre. Voto a voto, los candidatos que vieron en peligro su curul se acercaron a este centro de conteo para vigilar los sufragios y para dar la pelea en la que incluso, batallones de abogados y asesores vigilaron y recontaron cada sufragio.

Este lunes terminó el escrutinio por parte de la Registraduría Distrital y el resultado dejó por fuera a varios de los actuales cabildantes. No por nada, la mitad del Concejo de Bogotá será renovado.

La primera sorpresa confirmada es la pérdida de su curul de uno los considerados ‘caciques electorales’. Se trata del concejal Javier Palacio, del Partido de la U, quien en el último período se había convertido en el más férreo opositor del alcalde Gustavo Petro. Luego del preconteo el día de las elecciones, los medios de comunicación lo habían dado por ganador.

Lo cierto es que Palacio, quien está relacionado con el carrusel de la contratación, solo consiguió poco más de 13.000 votos que no le alcanzaron para elegirse por tercera vez. El cabildante ha hecho hasta lo imposible por recuperar su curul, incluso fuentes informadas dicen que ha intentado hablar con los magistrados del Consejo Nacional Electoral.
 
Ya muchos llaman a la plenaria del Concejo el pabellón de los quemados. Al menos nueve de los actuales cabildantes que intentaron repetir la curul tendrán que esperar otra oportunidad para volver a aspirar.

Entre los más perjudicados están varios concejales que pertenecían a la Alianza Verde y que en las elecciones del 2011 habían resultado electos por el naciente partido Progresista. Todos ellos fueron elegidos de la mano de Gustavo Petro.
 
El primero es Diego García, quien a pesar de ser una ficha de petrista, al final cambió de bando y decidió hacerle una fuerte oposición. Fue él quien en la última parte de la campaña le hizo las cuentas al mandatario de los días que no había trabajado.

En el listado además quedó excluido Roberto Sáenz, quien también se desligó de Petro. Fue este concejal quien en su momento denunció que la familia política del alcalde quería construir viviendas en un humedal y con ello dejó por el piso el discurso ambientalista del mandatario. También quedaron por fuera Diana Alejandra Rodríguez, William Moreno y Yesid García. Este último impulsó en el Concejo la consulta antitaurina.
 
La concejal y exdirectora del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) María Fernanda Rojas también tuvo que dejar ver su cara larga. Ella llegó al cabildo en diciembre del 2013 en reemplazo de la hoy representante a la Cámara Angélica Lozano, quien dejó su asiento en el Concejo para ocuparlo en el Congreso.

El partido político MIRA mantuvo sus dos curules. Sin embargo, la concejala Olga Victoria Rubio tuvo que cederle el paso a su colega de partido, la exrepresentante a la Cámara Gloria Stella Díaz, quien luego de quemarse cuando aspiró al Senado en el 2014, puso sus ojos en el Concejo y se quedó con la primera votación de esa colectividad. Obtuvo 33.000 votos con los que arrasó a sus rivales de partido.
 
En definitiva, y si no cambia nada en el proceso de reclamación y apelaciones, Cambio Radical sería el mayor elector con nueve curules. Los partidos Liberal, Centro Democrático y Alianza Verde se quedarían cada uno con seis. Les siguen el Polo Democrático, con cinco; La U, con cuatro; el Partido Conservador, tres, y MIRA, con dos. Con una curul quedaron el Movimiento Libres, que lideraron el candidato a la Alcaldía Ricardo Arias, la Alianza Social Independiente y Opción Ciudadana.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.