Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/25/2012 12:00:00 AM

Jessy Quintero, ¿pieza suelta en el caso Colmenares?

La declaración leída por el fiscal Antonio González en la que relató lo que vio el testigo clave José Wílmer Ayola, un vendedor de trago en la zona Rosa, no relacionó a Jessy Quintero con la muerte de Luis Andrés Colmenares. Por eso cabe la pregunta: ¿Por qué ella está implicada?

Aunque la noche en que apareció muerto Luis Andrés Colmenares su amiga Jessy Quintero estaba disfrazada de burlesque, su atuendo no tenía nada que ver con su personalidad. Quienes conocen a Jessy la describen como una niña de la casa, cariñosa y de muchos amigos. Uno de ellos, el 'Negro' Colmenares.
 
Hoy esta joven que en agosto va a cumplir 21 años responde ante la justicia por el delito de encubrimiento por la muerte de quien en vida era su amigo y en alguna oportunidad le propuso que fueran novios.

La propia familia de Colmenares le ha pedido en repetidas oportunidades a Jessy que por la memoria de su hijo diga qué fue lo que pasó la noche del 31 de octubre del 2010. Pero la joven universitaria se ha mantenido en la versión expresada por Laura Moreno, quien dijo que Luis Andrés se cayó al caño.

Lo que vio

Fue Jessy quien invitó a Luis Andrés y a Laura a la fiesta en que con disfraces iban a celebrar el cumpleaños de su amigo Felipe Molina, también estudiante de la Universidad de los Andes. La joven cuenta que tras organizar un encuentro en la discoteca Penthouse, se reunieron 40 personas, entre ellas Laura y Luis, quienes estaban saliendo. "Yo no tomé", señaló en su declaración.

Hacia las 2:30 a. m. Jessy, como amiga de Luis Andrés, recuerda que cuando salían de la discoteca una pareja que estaba delante de ellos se tropezó en las escaleras, Luis Andrés, algo tomado, le dijo a Jessy que a él no le iba a pasar eso. "La señora que iba con un hombre se volteó y nos echó el trago", mencionó.

Jessy recuerda que, ya en la calle Luis Andrés le dijo a una persona por teléfono que no lo dejaban hacer lo que él quería. Según la versión de Jessy, Luis le señaló que quería comerse un perro caliente, pero entre ella y Laura intentaron persuadirlo de ir a un reconocido establecimiento. Luis no aceptó.

El joven fue hasta la plazoleta de la calle 85 con carrera 15, donde ordenó un perro en un carrito de comida rápida, frente a un almacén. Hasta allí llegaron también Laura y Jessy: Luis Andrés se mostró inquieto, "estaba como muy bravo", dijo Jessy, quien agregó que lo cogió del reloj para que no se fuera. "No sé por qué quería irse (...) Él botó el perro caliente y salió corriendo hacia El Virrey", declaró Jessy.

Laura, quien estaba distraída buscando su camioneta, le dejó las pertenencias y salió corriendo detrás de Luis. "Ahí llegó Memo (Guillermo Martínez) con el carro y me recogió, entonces yo llamé al celular de Luis y me contestó Laura. Yo la llamé para saber dónde estaba". Ella le respondió que en el caño.

Tras una vuelta para llegar al sitio encontraron a Laura metida en el caño gritando su nombre, "entonces nosotros empezamos a llamarlo, pero ahí en el caño era como tener los ojos cerrados", contó Jessy.

De ahí en adelante Jessy asegura que se fue para el carro de Laura, que estaba estacionado frente al CAI ubicado en la calle 88 con carrera 15. En ese lugar estuvo hasta las 5:00 a. m. cuando con Guillermo cogieron un taxi y se fueron para la casa. Luego llamó para preguntar por la suerte de Luis y le dijeron que estaba muerto.

¿Encubrimiento?

En el testimonio de Jessy, quien en las audiencias parece refugiarse en Laura Moreno y no oculta el llanto, la Fiscalía ha encontrado razones para acusarla de encubrimiento.

La primera de ellas es que en la declaración dijo que "para mí no creo que en al muerte de él hubiese manos criminales". La Fiscalía se pregunta por qué Jessy defiende la tesis del accidente cuando ella misma ha declarado que no vio nada. "Ella encubre las cosas que vio Laura", se sostiene en el escrito de acusación.

La tesis de la Fiscalía es que si Jessy apoya el argumento de Laura Moreno (la caída accidental de Colmenares en el caño), no habría responsabilidad penal para ninguna de las dos.

A esto se suma que en una de las grabaciones interceptadas por la Fiscalía entre Jessy Quintero y otro de los participantes de la fiesta, la joven estudiante la había dicho "no, no" a muchas cosas. "Esto fortalece su plan de encubrimiento", según el ente acusador.

Otra cosa que es sospechosa para la Fiscalía es que antes de la muerte de Luis Andrés, Laura y Jessy apenas se saludaban. Luego la joven estudiante de ingeniería mecánica señaló que tenía el número celular y el PIN y empezaron a dialogar continuamente. La razón de ese cambio es otro interrogante para los investigadores.

Otra pregunta que se hacen en el ente acusador es por qué Jessy, la mejor amiga de Luis Andrés, abandonó la escena sabiendo que él estaba perdido. Ella asegura que tuvo que acompañar a su casa a otra amiga.

Para la familia Colmenares, Jessy sabe más de lo que ha dicho, no por nada pocas semanas después la madre de Luis Andrés fue a buscarla a la universidad para que le contara la "verdad". Jessy, aunque habló con ella durante 20 minutos, respondió con evasivas a sus interrogantes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.