Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/30/2017 5:08:00 PM

Johnny Cay reabrirá luego de conversaciones

Una de los principales sitios turísticos del archipiélago de San Andrés restringió el acceso al público para proteger su enorme riqueza natural. Ante las protestas se abrió una mesa de diálogo en la que se acordó la reapertura del islote.

Los prestadores de servicios turísticos y hoteleros en San Andrés se mostraron molestos por la decisión de la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Departamento Archipiélago de San Andrés (Coralina) de cerrar indefinidamente el islote Johnny Cay por sobre carga de personas. Los prestadores habían anunciado graves pérdidas económicas para los isleños si la restricción duraba varias semanas o, en su defecto, fuera definitiva.

Sin embargo, después de varias negociaciones entre Gobierno Departamental y los prestadores de servicios se acordó abrir nuevamente el islote, la Defensoría del Pueblo estuvo presente acompañando la conversación. Los bloqueos que se presentaron en la zona centro por protesta del cierre fueron levantados.

Johnny Cay, una de las principales atracciones turísticas del archipiélago de San Andrés, estuvo cerrado desde el lunes 29 de mayo. El motivo fue la sobrecarga poblacional que estaba soportando el cayo, cuya máxima capacidad es de 800 personas y al que estaban ingresando 1.300 por día. La denuncia la hizo la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Departamento Archipiélago de San Andrés (Coralina), entidad encargada de administrar y conservar los recursos naturales del cayo. Su director, el ingeniero Durcey Stephens Lever, fue quien publicó la decisión.

Desde hace mes y medio, como parte de las funciones de la Procuraduría, se hicieron cuatro intervenciones en San Andrés. Una de esas contemplaba una acción popular en donde se pidió el cierre definitivo o temporal de Johnny Cay, por motivo del derecho a un ambiente sano.

Sugerimos: Frenan extracción petrolera en Archipiélago de San Andrés

Como el islote no tiene muelle estaban ingresando irregularmente embarcaciones y personas desde cualquier parte de San Andrés, lo que aportaba al descuido ambiental. Muchas de las personas que intentaban llegar sufrían fracturas y golpes porque no tenían protección, además, gracias a los ingresos masivos los residuos sólidos y líquidos estaban acabando con especies de flora y fauna, lo que reforzó la idea del cierre.

Según la resolución 350 del 28 de mayo, desde el 24 de mayo de 2017 a la fecha, el islote había estado en funcionamiento y sobrepasó de manera significativa la capacidad de carga debido a que un grupo de operadores, agencias de viajes y embarcaciones incumplieron las disposiciones adoptadas por la Corporación respecto al ingreso de los visitantes, se realizaban desembarques de pasajeros sin contar con su respectivo tiquete de entrada y evadiendo de esta manera las instrucciones dadas por el personal de Coralina.

Puede leer: San Andrés en alerta por posible depresión tropical

“Al sobrepasar de manera significativa la capacidad de carga establecida para el Parque Natural Johnny Cay se pone en riesgo la sostenibilidad ambiental del mismo, ya que puede generar impactos negativos sobre los ecosistemas y sus servicios ecosistémicos como consecuencia de la alta densidad de visitantes”, quedó registrado en la resolución 350.

A pesar de lo anunciado, en la noche del martes 30 de mayo se publicó la resolución 351 en la que ordena la reapertura del islote desde el 31 de mayo con algunas consideraciones. No podrán estar más de 800 personas al mismo tiempo en el islote y el número de visitantes no podrá superar los 1500 por día, para ello Coralina pondrá a disposición ese número de tiquetes para controlar que no haya sobre carga en el lugar. Cada tres semanas los prestadores del servicio se tomarán un día para hacer limpieza exhaustiva al lugar, y todos los días deberán evacuar os residuos sólidos. Se abrió una mesa de diálogo en conjunto con la Defensoría del Pueblo para vigilar la implementación de los acuerdos.

En caso de que lo pactado se incumpla se procederá a cerrar nuevamente Johnny Cay.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.