Sábado, 3 de diciembre de 2016

| 2015/10/26 22:00

Durán Silva, el concejal ‘Bon Bril’ de Bogotá

Este liberal, que lleva 37 años como concejal, acaba de ser reelegido por otros cuatro años y va a batir todos los registros de permanencia en esa corporación.

El concejal Jorge Durán Silva tiene 73 años y es el cabildante con más años en esa corporación. Foto: Guillermo Torres /SEMANA

Si termina el período para el que acaba de ser reelegido, el concejal de Bogotá Jorge Durán Silva cumplirá 41 años en el cabildo y con ello rompería un récord, sería el cabildante con más años dentro de esta corporación pública.

Quienes conocen al detalle las entrañas del liberalismo y saben lo que ha hecho Durán, dicen que él tiene una maquinaria muy bien aceitada que empezó a fallar. En la elección del 2011 sacó 17.226 votos y en los comicios de este domingo su caudal electoral bajó a 12.316, una cifra que no esperaban en la campaña.

Uno de los fortines de este político es la zona de Bosa, ubicada en el suroccidente de la capital. También Ciudad Bolívar, en donde en el mes de mayo, cuentan sus seguidores, organiza una fiesta del día de la madre en la que asisten alrededor de 7.000 personas.

Durán Silva es un viejo liberal de 73 años que llegó de Garzón (Huila) a Bogotá para huirles a la violencia y a los conservadores. Es un político que bate con orgullo el trapo rojo y que defiende sus ideas con ahínco, sin importar qué piensen los otros de él.

Recientemente lo hizo para defender las corridas de toros en la capital a pesar de ser este un tema espinoso. Antes de la votación en el Concejo dejó su ponencia y se marchó ya que sabía que sería derrotado en la plenaria que votó a favor de que se adelantara una consulta taurina.

El concejal ha sido un fuerte contradictor del gobierno de Gustavo Petro, a quien le ha hecho control político. Recientemente radicó un proyecto para suspender el cobro de la valorización y en otro promovió una iniciativa para impulsar tecnologías que reutilicen el agua. Sin embargo, su paso por el Concejo no ha sido tan apacible.   

Polémicas

Por su carácter fuerte, la vida de este político no ha estado exenta de polémicas y contratiempos. Uno de los más recordados ocurrió en el período 1990-1992, cuando Silva tuvo una discusión con su colega Rafael Forero Fetecua, a quien se recuerda por los señalamientos de ser un urbanizador pirata.

Cuentan que Durán, hombre recio y de pocas palabras, no aguantó y en la plenaria del Concejo lanzó improperios contra Forero, quien se acercó para enfrentarlo a puños. Durán Silva, sin temor alguno, sacó un revólver: “Si da un paso más, lo mato”, le dijo.    

Esta no es la única controversia en la que el huilense ha sido protagonista. El cabildante tuvo que salir a explicar en agosto del 2012 la frase "merienda de negros", con la cual, de manera coloquial, quiso evitar el ingreso al recinto del Concejo a personas distintas a los cabildantes.
 
"No ingresa nadie, funcionario, asesor de los concejales, porque esto se nos está volviendo merienda de negros", dijo el concejal cuando se debatía el Plan de Desarrollo y él presidía la sesión. El comentario se calificó como racista.
 
"Para ellos una merienda de negros es una fiesta, una recocha. Había desorden en la comisión y a eso me refería. Públicamente presenté excusas por si había ofendido a alguien", aseguró Durán tras conocerse el video.

Casi un año después, otra frase lo dejó metido en un tremendo lío. A finales de mayo del 2013 descalificó a las lesbianas. “Que me manden una dama que le gusten los hombres, no que le gusten las mujeres. A mí no me gusta esa clase de mujerzuelas”, dijo. En esa oportunidad la revista Arcadia pidió que lo expulsaran del partido.

Pero además de las frases fuera de lugar de este viejo político que dice que se quedará en el Concejo hasta que la salud lo acompañe, él tiene una investigación por direccionamiento de contratos en la Empresa de Acueducto de Bogotá en la administración de Samuel Moreno. Su proceso está en indagación preliminar en la Fiscalía General.

Aunque en esta elección tuvo una disminución considerable en el número de electores y el cabildo se renovó en 50 %, Durán Silva es un verdadero cacique electoral, un ‘Bon Bril’, como se les dice a los que se quedan en la casa eternamente. Sus 14 períodos ininterrumpidos en el cabildo así lo corroboran.
 
Cuando termine su periodo, tendrá 77 años, de los cuales habrá vivido 41 en el Concejo, un verdadero récord en la política similar al de Roberto Gerlein, quien lleva 45 años en Congreso de la República.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.