Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2015/08/14 14:05

A pesar de tres sanciones de la Procuraduría, quería volver a ser alcalde

Jorge Orlando Gaitán Mahecha, miembro de la familia más poderosa de Chía, tiene el récord de tres sanciones disciplinarias en menos de cinco años. Su candidatura será revocada.

A pesar de tres sanciones de la Procuraduría, quería volver a ser alcalde Foto: Archivo particular

Aunque son oriundos del municipio de Sasaima (Cundinamarca), los integrantes de la familia Gaitán Mahecha se han hecho célebres y poderosos en el municipio de Chía, al norte de Bogotá, donde no sólo tienen sus empresas y negocios, sino que por décadas se han repartido la alcaldía.

Jorge Orlando Gaitán Mahecha no sólo fue el primer alcalde elegido popularmente de Chía, donde ejerció entre 1988-1990. Volvió a ser alcalde en 1993-1994, y en 2008-2011. Aspiraba a su cuarto período como alcalde, se inscribió por firmas y aunque en el municipio lo daban como seguro ganador en las elecciones, su candidatura se vino al piso por una razón muy singular: Dentro de los 113.426 candidatos que se inscribieron en todo el país, alcanzó un récord bastante deshonroso. Completó tres sanciones disciplinarias de la Procuraduría en tan solo cinco años.

Gaitán Mahecha es uno de los más de 700 candidatos que, tras haberse inscrito, han sido inhabilitados por el Ministerio Público. Según lo establece el Código disciplinario, también constituye inhabilidad para desempeñar cargos públicos “haber sido sancionado disciplinariamente tres o más veces en los últimos cinco años por faltas graves o leves dolosas. Inhabilidad que tendrá una duración de tres años contados a partir de la ejecutoria de la última sanción” (artículo 38 Ley 734 de 2002).

La última sanción disciplinaria le fue impuesta el pasado 16 de junio. La Procuraduría lo sancionó por haber expedido el Plan de Ordenamiento Territorial de Chía por decreto y sin el aval del Concejo del municipio. En dicho POT, Gaitán Mahecha cambió el uso del suelo de una zona rural para convertirlo en urbanizable, con esto favoreció los planes de unas constructoras con las que tenía estrecha relación.

El fallo disciplinario terminó por golpear su candidatura, con lo cual la familia Gaitán Mahecha ve amenazado su histórico poder en el municipio, poder que ha acumulado incluso por encima de los numerosos cuestionamientos que como gruesos nubarrones se han posado encima de los miembros de este clan.

Jorge Orlando es hermano de Angel Gaitán Mahecha, quien fue acusado de paramilitarismo y posteriormente fue asesinado en La Picota, según versiones oficiales, por instrucciones de las FARC. Fue señalado de haber ordenado la agresión contra la periodista Jineth Bedoya y también fue vinculado, por su cercanía con Carlos Castaño, en el homicidio del periodista y humorista Jaime Garzón, crimen del que se cumplieron 16 años esta semana.

Probablemente el país recuerda a Ángel Gaitán Mahecha cuando, en 1989, apareció sin camisa desde la ventana de un edificio en el norte de Bogotá pidiéndole al Ejército que no lo matara. Cayó preso en un operativo contra esmeralderos y después fue testigo contra Gonzalo Rodríguez Gacha, el narcotraficante conocido como El 'Mexicano’.

Jorge Orlando Gaitán ha podido hacer una carrera política sin que estos cuestionamientos lo salpiquen, pues los delitos de sangre no existen. Pero las constantes irregularidades que ha acumulado en sus anteriores administraciones se convirtieron en el principal obstáculo para volver al poder en su municipio.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.