Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2015/12/03 20:00

El grito de auxilio de Pretelt

El magistrado anunció que pedirá la intervención de la ONU y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por las supuestas presiones del presidente Santos en su proceso.

El grito de auxilio de Pretelt Foto: Archivo SEMANA

El magistrado de la Corte Constitucional Jorge Pretelt siente que la persecución del Estado en su contra es tan grande, que hasta la propia cabeza de la institucionalidad parecería tenerlo en la mira. Por eso anunció que acudirá ante organismos multilaterales con el anhelo de que acudan en su defensa.

Para el togado, es claro que el llamado del presidente Juan Manuel Santos a los congresistas para que resuelvan prontamente su caso es una prueba de esa persecución institucional. De ahí que anuncie que pedirá la intervención urgente del  relator de la ONU para la indepencia de la justicia y la de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

El presidente Santos dijo este jueves que era deber legal de los congresistas resolver con la mayor celeridad el supuesto episodio de corrupción que protagonizó el magistrado Jorge Pretelt. Horas después, el expresidente Álvaro Uribe denunció presiones por parte del jefe del Estado a los congresistas para perjudicar al togado. El coequipero del exmandatario Ernesto Macías incluso pidió que se esclareciera si esa supuesta injerencia era cierta.

Para el magistrado de la Corte Constitucional, hay razones fundadas para pensar que Santos sí está interfiriendo de manera indebida. Después de compartir las denuncias de los senadores del Centro Democrático a través de su cuenta de Twitter, reveló el contenido de una carta que le acaba de enviarle al presidente, pidiéndole que se abstenga de intervenir.

Allí le hizo saber sobre su decisión de acudir a los organismos internacionales. También trató de hacerle ver que su intervención es contraria al principio de separación de poderes. "Usted, como jefe del Ejecutivo, tiene el deber de hacer cumplir con la Constitución y resguardar la independencia de las demás ramas del poder", dijo el jurista.

Para él, cada día es menos discutible la persecución que se libra en su contra. Estas declaraciones de Santos son para él la prueba palpable de la falta de garantías que siempre ha caracterizado la actuación penal que se sigue en su contra. Dice que todo parece indicar que en este proceso priman más las cuestiones políticas que las jurídicas y que sigue esperando que el caso se traslade hacia los cauces del debido proceso.

Al magistrado se le sindica de haber buscado sobornar a la empresa Fidupetrol para favorecerla en una acción de tutela. Por esos hechos, el representante Julián Bedoya presentó un proyecto de acusación en su contra por concusión. Luego de que la Comisión de Investigación aprobó esa iniciativa, el caso pasó a manos de la Plenaria de la Cámara. Si en esa instancia el proyecto tiene su visto bueno, el Senado decidirá si acusa o no a Pretelt ante la Corte Suprema.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.