Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/19/2015 5:15:00 PM

La nueva preocupación del magistrado Pretelt

El magistrado recusó al representante Julián Bedoya, que lo investiga penal y disciplinariamente por el tema de los $500 millones de Fidupetrol. Pretelt busca evitar una suspensión provisional.

Este martes el magistrado Jorge Pretelt volvió a ser noticia. Primero encendió de nuevo el ventilador contra su compañero de la Corte Luis Ernesto Vargas, por considerar que este cometió actos impropios a no darle el debido trámite a una tutela de la firma Young & Rubrican Brands Ltda.

Según Pretelt, su compañero Vargas presentó observaciones por no compartir la decisión del alto tribunal que negó la tutela cerrando las pretensiones de la multinacional. El magistrado asegura que Vargas prácticamente engavetó ilegalmente la sentencia por cerca de ocho meses. Ahora la Justicia tendrá que valorar esta nueva denuncia, que se une a otra de Pretelt contra Vargas por los presuntos delitos de tráfico de influencias y prevaricato. La razón: el trámite, al parecer irregular, de otra tutela.

Pretelt no terminaba de dar a conocer la nueva denuncia contra Vargas cuando reveló el segundo plan del día: recusar al representante a la Cámara Julián Bedoya, quien investiga al magistrado en la presunta solicitud de 500 millones de pesos para acompañar una tutela de la firma Fidupetrol.

El caso, como se sabe, se encuentra en plena etapa de instrucción en la Comisión de Acusaciones, donde Pretelt ha insistido en su inocencia. La recusación está sustentada en el hecho de que Bedoya tendría intereses en el proceso, por lo que no sometió a reparto el expediente y se la adjudicó a “dedo”.

También asegura la recusación que Bedoya no podría conocer el proceso penal puesto que en esa célula también se lleva un proceso disciplinario por los mismos hechos. “Viciándose claramente su imparcialidad, pues cualquier decisión que adopte en el proceso penal afectaría el disciplinario”.

La preocupación de Pretelt radica en que más allá del proceso penal, con el disciplinario podría tener un problema inmediato. Es decir que la Comisión podría suspenderlo provisionalmente de sus funciones de magistrado mientras se adelanta la investigación por los hechos. Sería un golpe parcial, pero contundente contra el magistrado.

Esta recusación va directamente al despacho de Bedoya, quien la aceptará o no, en un lapso que aún se desconoce. De no hacerlo, sería la Comisión de Acusación en pleno la que decide si este debe apartarse del proceso.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.