Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2015/11/09 22:00

La puerta giratoria del secretario de Integración de Petro

Jorge Rojas dejó dos veces su cargo por hacer política. Concejales califican de “burla” este hecho, el secretario señaló que regresó para hacer el empalme.

Alcalde Gustavo Petro y el Secretario de Integración Jorge Rojas. Foto: Archivo SEMANA

Este lunes Jorge Rojas regresó al cargo de secretario de Integración Social de Bogotá, el mismo que había dejado a finales de septiembre cuando decidió salir a hacer campaña por la candidata a la Alcaldía por el Polo Democrático, Clara López.

Esta noticia habría pasado inadvertida si no fuera por algunos comentarios en redes sociales que anunciaron el regreso de quien es considerado uno de los principales escuderos y mano derecha del alcalde Gustavo Petro.

Rojas no es un funcionario cualquiera. Él  llegó a la administración como secretario privado del alcalde. En su momento fue cuestionado por haber viajado 22 veces en 16 meses. Tras la salida de Antonio Navarro de la Secretaría general, la responsabilidad quedó por encargo en manos de Rojas.

En septiembre del 2013, Jorge Rojas llegó a la Secretaría de Integración para reemplazar a Teresa de Jesús Muñoz quien renunció por motivos personales. Para la administración esa Secretaría es un puesto de clave no sólo por millonarios recursos que maneja, sino también porque desde allí se diseñan y ponen en marcha los programas de atención de personas de escasos recursos, jardines infantiles, asistencia a desplazados, atención de personas de tercera edad y comedores comunitarios, entre otros.

Pero a pesar de la importancia de estos programas, en el tiempo en que Rojas ha ocupado la Secretaría, en dos oportunidades la ha abandonado para hacer política en elecciones. La primera vez lo hizo en los comicios presidenciales a favor del hoy presidente Juan Manuel Santos, cuando el candidato del Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, picó en punta.

La preocupación porque el uribismo llegara a la Casa de Nariño y le pusiera punto final al proceso de paz, hizo que el alcalde Gustavo Petro enviara a Rojas a comandar la campaña para conseguir votos en la capital. Tras las elecciones, en junio del 2014, Rojas regresó al cargo.

Casi un año después de su reintegro, Rojas volvió a ser un comodín para asegurar otra campaña, esta vez en las elecciones regionales. El secretario de Integración, al igual que Aldo Cadena, director del Instituto Distrital de Recreación y Deporte, se retiró de su cargo para unirse a la campaña de Clara López.

El hecho despertó la indignación de algunos que incluso denunciaron que esa entidad estaba al servicio de la campaña del Polo en Bogotá.

Para varios concejales estas maniobras, aunque no se podrían castigar disciplinariamente, sí dejan un mal sabor e incluso las califican de "clientelistas". "Es un secretario que asigna presupuesto, renuncia para cobrar los votos a los beneficiarios y luego regresa al cargo como si nada hubiera pasado”, dijo el concejal liberal Horacio José Serpa.

Tal vez uno de los mayores críticos y que ha puesto la lupa a la gestión de la Secretaría y a Rojas es el concejal de la Alianza Social Independiente Juan Carlos Flórez, quien no duda en calificar de “recocha” la actitud del secretario al entrar y salir de una entidad.

Para el cabildante, los ires y venires de Rojas deterioraron el cumplimiento de la metas en el Plan de Desarrollo: “Por ejemplo, la Bogotá Humana prometió construir 505 jardines infantiles y sólo hicieron cuatro, de los cuales sólo uno está en funcionamiento”.

El concejal de la Alianza Verde Carlos Vicente de Roux considera que existe una indelicadeza. “Queda un mal sabor al burlar la prohibición de que los funcionarios hagan política. Eso está dispuesto por el gran jefe”.


Si no hay ningún cambio imprevisto, Rojas se mantendrá en el cargo hasta el 31 de diciembre y en adelante podrá hacer política al lado de Petro, quien ya ha dicho que le interesa la Presidencia.

¿Qué dice el secretario ?


En diálogo con Semana.com el secretario aseguró que en septiembre presentó la renuncia al cargo y que no pensaba volver ya que tenía otros planes, pero el alcalde Petro le pidió que “regresara al gabinete para que participara en el proceso de empalme y entregara de manera digna y responsable la entidad a la nueva administración”.

Incluso rechazó las declaraciones de los críticos que cuestionaron su regreso. “Si los funcionarios públicos se van a hacer política, prefiero que renuncien y no se queden en el cargo”, señaló Rojas. Para él es cuestionable que se haga un reproche sobre su regreso al cargo, pero que no se mencionen los logros que ha tenido en su labor como secretario.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.