Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/6/2014 9:45:00 PM

Distrito: en 2015 Bogotá no tendrá pobreza extrema

Así lo dijo el secretario de Integración Social, uno de los escuderos del alcalde Gustavo Petro.

Las cifras parecen acompañar a la alcaldía de Bogotá en el tema de erradicación de pobreza extrema en la ciudad. En un informe elaborado por la Secretaria de Integración Social con datos del DANE, se estableció un aumento de la atención de las personas en esta condición y una reducción en el número de pobres que están en el último escalafón social.

El informe muestra que entre el 2012 y el 2013 la línea de pobreza extrema bajó del 2 % al 1,6 %. En la administración existe una proyección de la cifra para que quede en cero en diciembre del 2015, cuando Gustavo Petro termine su mandato. Este sería uno de los logros a mostrar en la alcaldía Petro, cuestionada desde diversos sectores.

Se considera pobreza extrema si el ingreso diario de una persona es menor o igual a 3.214 pesos diarios o si una familia de cuatro personas recibe máximo 386.964 pesos mensuales. “Habrá gente en condiciones de miseria y en la calle, pero serán casos residuales frente al conjunto de la población”, dijo el secretario de Integración Social, Jorge Rojas.    

En el informe se lee que en cinco años la pobreza extrema se redujo en más de la mitad: 25.566 personas la superaron en estos años.

El estudio dio como resultado que en la capital existen 122.000 personas en pobreza extrema, entre ellos, habitantes de calle, mujeres que ejercen la prostitución, vendedores ambulantes, drogadictos, discapacitados. El 55 % son hombres y el resto, mujeres.

Los datos de la Secretaría de Integración dejan ver que 600.000 personas fueron atendidas en 2010, ahora la cifra supera los 820.000.

La atención está enfocada en bonos alimentarios, 280.000 personas los reciben. A eso se suma el cuidado de 202.000 niños en jardines y la construcción 80 centros educativos para menores de 0 a 5 años.

Igualmente, la atención de los habitantes de calle en centros especializados en los que les brindan alimentos e implementos de aseo. “La Secretaría cuenta con un billón de pesos, del cual 78 % se gasta para la gente, no para la burocracia”, afirmó el secretario.  

Las ayudas a las personas que están en condición de pobreza extrema podrían considerarse como asistencialismo, pero en la alcaldía lo niegan: “Aquí había un modelo de entrega de subsidios y ya, ahora el subsidio va con un compromiso de la gente para que participe en actividades de la ciudad”. Para ello algunas de las personas limpian parques y puentes vehiculares. Incluso, participan de la vigilancia de obras en las localidades y hacen parte de los gestores de paz.  

Aunque en las cuentas de la administración la eliminación de la pobreza extrema avanza, lo cierto es que en el tema de pobreza, es decir, las familias de cuatro personas que ganan menos de 894.148 pesos al mes, falta mucho por hacer. La cifra indica que en 2012 la pobreza estaba en 11,6 % y en un año bajó al 10,2 %. Una cifra alta que depende del ingreso de los trabajadores.

De otro lado, en la llamada pobreza multidimensional, la cual tiene que ver con características propias del hogar, nivel educativo, salud, trabajo, las cifras muestran una disminución grande. Mientras en 2010 estaba en 12,1 % en 2013 bajó al 8,7 %.

Estas políticas están enmarcadas en el plan de desarrollo de Gustavo Petro que presentó en 2012 para acabar la segregación social y en la administración distrital esperan que las decisiones y ayudas tomadas en los cuatro años del gobierno sean reconocidas al final del mandato de Petro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.