Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/7/2011 12:00:00 AM

Jornada de protestas se cumplió con normalidad

Así lo aseguraron las principales centrales sindicales tras el cumplimiento de la jornada de protestas. Las marchas en el país reclamaban al Gobierno garantías de negociación laboral y libertad sindical.

Con normalidad se cumplió este viernes la jornada de protesta que se realizó en todo el país. Los manifestantes reclamaban más garantías de negociación laboral y libertad sindical.
 
Según las tres principales centrales sindicales, el 80 por ciento de los más de 600.000 funcionarios del país participaron en las marchas y manifestaciones, que en algunos lugares contaron con la participación de estudiantes de universidades públicas que se oponen al proyecto de reforma a la Ley de Educación Superior.
 
Las manifestaciones se concentraron en los sectores céntricos de las principales ciudades del país sin que se produjeran disturbios, pese a las advertencias del Gobierno sobre una posible injerencia de grupos guerrilleros en las manifestaciones.
 
"Hemos derrotado las pretensiones del Gobierno, que nos macartizó durante ocho días esta protesta", dijo el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia (CUT), Tarsicio Mora.
 
El líder sindical advirtió que el Gobierno debe ahora disculparse con el país y con los trabajadores por haber afirmado que la movilización "iba a estar infiltrada por la guerrilla".
 
"El paro fue pacífico, y eso nos alegra mucho", dijo también el presidente de la Confederación de Trabajadores de Colombia (CTC), Luis Miguel Morantes, quien encabezó las movilizaciones en Bogotá junto a Mora y a su colega de la Confederación General del Trabajo (CGT), Julio Roberto Gómez.
 
El viceministro de Relaciones Laborales, Javier Parga, por su parte, garantizó que en el Gobierno están "abiertas las puertas al diálogo" y, en este sentido, llamó a las centrales obreras a que aborden con el Ejecutivo las cuestiones que consideren críticas, como la intermediación laboral y las negociaciones colectivas en el sector público.
 
Las dos hacen parte de las cuestiones desencadenantes de esta protesta, que además fue realizada en coincidencia con el Día Mundial del Trabajo Decente, iniciativa de organizaciones sindicales internacionales.
 
Tanto Mora como Morantes recordaron que el Gobierno tiene pendiente desde mayo pasado la puesta en vigencia, con la firma de Santos, de un reglamento para la negociación colectiva en el sector público, y que más de 120.000 de los funcionarios siguen en condición de provisionalidad.
 
Son problemas que también están presentes en todo el mercado del empleo, según las centrales obreras, que lamentan que más del 55 por ciento de la fuerza laboral de 20 millones de colombianos sea informal y que la intermediación se mantenga, pese a recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y a compromisos del Gobierno.
 
"En Colombia, por cada trabajador de planta hay ocho contratados por cooperativas de trabajado asociado", aseguró el presidente de la CTC, para quien "la movilización es justamente para recordar que esos acuerdos están pendientes, vigentes, y es un compromiso que el Gobierno debe cumplir".
 
La libertad sindical y la seguridad de los sindicalistas son asuntos que preocupan nacional e internacionalmente y que están también en el trasfondo de la huelga, dijo.
 
Mora denunció de nuevo que este año han sido asesinados en el país 22 sindicalistas, 16 de ellos del sector educativo, lo que hace de Colombia el país más peligroso del mundo para el ejercicio de esta actividad.

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.