Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/16/2014 12:00:00 AM

José David, el delfín de la casa Name

El próximo presidente del Congreso es el heredero de una de las castas políticas más poderosas de la costa Caribe.

No era el favorito en el pleito en el que se vio envuelto el Partido de la U por la presidencia del Congreso. Por el contrario, las apuestas siempre ubicaron a José David Name (Barranquilla, 1968) por detrás de Mauricio Lizcano y Armando Benedetti.

Pero tras la dura discusión entre estos dos senadores, que querían a toda costa tener el privilegio de imponerle la banda presidencial a Juan Manuel Santos y que amenazó con fracturar al partido de gobierno, Name emergió como la fórmula conciliadora y además contó con el visto bueno de la Casa de Nariño, que aunque había anunciado neutralidad, terminó por meter la mano ante la evidente división. Los 21 senadores aprobaron su candidatura.

Con esta decisión, la presidencia del Congreso volverá a estar en manos de una de las dinastías políticas más tradicionales de la costa caribe, la de los Name. Un apellido que durante décadas estuvo relacionado con un ejercicio político asociado a viejas prácticas clientelistas y que desde las élites bogotanas se le convirtió en un genérico para describir a los jefes políticos cuya adhesión definía en su departamento el triunfo de cualquier candidato presidencial.

José David es hijo de quizás uno de los últimos grandes caciques costeños, José Name Terán, que aunque nacido en Sucre, concentró su política en Atlántico. El viejo José Name en sus 48 años de vida pública (murió en el 2011) ocupó toda clase de cargos y consolidó un caudal electoral que le permitió imponerse durante más de 30 años en diferentes elecciones. Fue concejal, diputado, representante a la Cámara y senador desde 1978 hasta 1986, cuando fue nombrado ministro de Trabajo por Virgilio Barco.

Tras su paso por el Ejecutivo volvió al Senado en 1990 y conservó su curul hasta el 2006. Siempre dentro de las filas del Partido Liberal, pero en el año 2004 fue sancionado por el partido del trapo rojo, tras haber apoyado la reforma constitucional que permitió la reelección de Álvaro Uribe Vélez, por lo que renunció a la colectividad y fue pieza clave para luego fundar el Partido de La U.

En ese momento decidió poner fin a su carrera como parlamentario y heredar su poder a José David, quien tras haberse graduado como administrador de empresas en la Universidad del Caribe, y especializarse Gerencia, Gobierno y Asuntos Públicos en la Universidad de Columbia (Nueva York), tuvo que defender el caudal electoral de la familia. En las elecciones del 2006 se hizo elegir senador con 70.656 votos, caudal que incrementó en el 2010 y sobre todo en el 2014, cuando obtuvo 103.215 votos.

El apellido Name volverá a la presidencia del Congreso después de 30 años, pues el viejo José Name ocupó esta dignidad entre 1984 y 1985. José David, un congresista de bajo perfil, tendrá el reto de sacar adelante la agenda del Gobierno y desde la presidencia contrarrestar la nueva oposición del Centro Democrático. Y el próximo 7 de agosto posesionar al presiden te Santos, en un gesto que tendrá algo de simbólico y es reivindicar a la Costa como el principal factor del éxito de la reelección del mandatario.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.