Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/29/2015 4:55:00 PM

Pinzón rechaza “difamaciones” de Human Rights Watch

El ministro de Defensa reacciona con dureza al informe donde se le acusa de impulsar reformas legislativas para dejar en la impunidad los ‘falsos positivos’.

“Seguiré defendiendo a los soldados y policías de cualquier injusticia o señalamiento falso. Hemos tenido que tomar decisiones duras para garantizar la ética y la disciplina en las Fuerzas Armadas, pero al mismo tiempo no permitiremos difamaciones en contra de nuestra gente”, dijo este jueves el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, en una durísima reacción de respuesta a Human Rights Watch (HRW). “Es mentira que desde el Ministerio de Defensa se haya hecho algo para favorecer a algún miembro de las Fuerzas Armadas que haya cometido un delito”, aseguró tajante.

De esta manera, Pinzón negó categóricamente el informe anual de la ONG donde se le acusa de impulsar reformas legislativas para dejar en la impunidad miles de ejecuciones extrajudiciales. En el documento de HRW, que también analiza a otros 89 países, se vuelve a denunciar que el Ministerio de Defensa obstruye deliberadamente las investigaciones sobre las más de 3.500 ejecuciones extrajudiciales a civiles cometidas por militares “durante el Gobierno de (Álvaro) Uribe”, entre el 2002 y el 2010.

Por estos asesinatos, conocidos como “falsos positivos”, se han obtenido condenas para 402 casos, según HRW, que señala que la gran mayoría de los 785 miembros del Ejército condenados son soldados de bajo rango y suboficiales y que algunos militares condenados han gozado de privilegios.

La organización afirma que Pinzón promueve tres reformas legislativas “que posibilitarían que casos de falsos positivos sean sustraídos de la actuación de los fiscales de la justicia ordinaria y remitidos al sistema de justicia penal miliar, que tradicionalmente no ha conseguido que los responsables rindan cuentas por sus crímenes”.

El ministro de Defensa respondió en un duro comunicado en el que afirma que no permitirá “difamaciones en contra de nuestra gente”, en alusión a las Fuerzas Armadas.

“No es aceptable que haya difamación y mentiras que pretendan menoscabar una gestión transparente y comprometida con el Estado de Derecho, la Constitución y el pueblo colombiano”, aseveró Pinzón.

El ministro negó que ampliar las competencias de tribunales militares cree impunidad, puesto que, aseguró, los textos de las reformas “han sido redactados por los principales expertos en materia de derecho penal, constitucional y de derechos humanos” y no son “caprichos, ni apasionamientos políticos”.

También rechazó que, tal como indica HRW en su informe, durante el 2013 y el 2014 se hayan registrado “algunos nuevos casos” de “falsos positivos”, ya que “de acuerdo con información de Naciones Unidas, no han ocurrido en los últimos años casos” de esta naturaleza.

“No se puede pretender usar indiscriminadamente el término ‘falso positivo’ -que no tiene descripción penal- para enmarcar toda una serie de muertes en operaciones militares y así sembrar un manto de duda sobre el actuar de las FF. AA. y quienes participan o comandan esas acciones”, aseveró.

Los falsos positivos son casos de civiles que fueron reclutados bajo la promesa de un empleo para luego ser asesinados y presentados ante la opinión pública como guerrilleros muertos en combate por militares que buscaban obtener beneficios o ascensos.

El informe de HRW amplía las conclusiones presentadas el pasado diciembre en Bogotá por el director para las Américas de esta organización, José Miguel Vivanco, quien arremetió contra Pinzón al asegurar que organiza una “emboscada legislativa” para “blindar” los crímenes cometidos por militares en el marco del conflicto armado.

El ministro produjo el siguiente comunicado:

1. Seguiré defendiendo a los soldados y policías de cualquier injusticia o señalamiento falso. Hemos tenido que tomar decisiones duras para garantizar la ética y disciplina en las Fuerzas Armadas (FF. AA.), pero al mismo tiempo no permitiremos difamaciones en contra de nuestra gente.

2. Es mentira que desde el Ministerio de Defensa se haya hecho algo para favorecer a algún miembro de las Fuerzas Armadas que haya cometido un delito.

3. Lo que si seguiremos haciendo es buscar la seguridad jurídica de los miembros de la Fuerza Pública.

4. De acuerdo a información de Naciones Unidas, no han ocurrido en los últimos años casos de los llamados “falsos positivos”.

5. No se puede pretender usar indiscriminadamente el término “falso positivo” –que no tiene descripción penal– para enmarcar toda una serie de muertes en operaciones militares y así sembrar un manto de duda sobre el actuar de las FF. AA. y quienes participan o comandan esas acciones.

6. A propósito en los hechos donde se han cometido errores militares, por el contrario,  se han puesto en conocimiento de autoridades competentes y de la opinión pública.

7. No es aceptable que haya difamación y mentiras que pretendan menoscabar una gestión transparente y comprometida con el estado de Derecho, la Constitución y el pueblo colombiano.

8. Las reformas que se han llevado al congreso y que han avanzado, han sido redactadas por los principales expertos en materia de derecho penal, constitucional y de derechos humanos. No son caprichos, ni apasionamientos políticos.

29 de enero de 2015

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.