Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/13/2016 10:10:00 AM

"Hay que separar refrendación de implementación": Juan Fernando Cristo

El ministro del Interior asegura que el nuevo acuerdo incorpora buena parte de las propuestas del No. Cuenta que el ánimo de la negociación siempre fue constructivo.

Semana.com: ¿Esta vez sí se hizo la paz?

Juan Fernando Cristo: Esta vez logramos un acuerdo de paz más amplio, más incluyente y sin duda un mejor acuerdo de paz. Es fruto de uno de los procesos de diálogo más importantes de las últimas décadas en Colombia en el que, como era necesario, cedimos todas las partes: el Gobierno, los del Sí, los del No y las FARC. Un acuerdo que incorpora buena parte de las propuestas del No y que contiene modificaciones sustanciales, ajustes y precisiones al acuerdo de Cartagena. Fueron más de 200 horas de conversaciones con las FARC, el Sí y el No y que modificaron 56 de los 57 ejes temáticos propuestos por quienes se opusieron al plebiscito.

Semana.com: ¿Cuál fue la principal dificultad en este proceso?

J.F.C: Encontrar el procedimiento que permitiera avanzar en la negociaciones con las FARC en La Habana y al tiempo informar a los promotores del No de los avances de las conversaciones. Debo reconocer el ánimo siempre constructivo de los distintos sectores del No y la actitud de las FARC dispuesta a reabrir el debate sobre cada uno de los puntos del acuerdo de Cartagena. Temas como la reparación material a más víctimas con un inventario de sus bienes y activos, la restricción efectiva y vigilada de la libertad para los integrantes de las FARC o la no inclusión del acuerdo en su totalidad al bloque de constitucionalidad son cambios esenciales en el nuevo acuerdo.

Le puede interesar: ¿Y cómo se va a refrendar el nuevo acuerdo?

Semana.com: ¿Qué viene?

J.F.C: Ahora viene la implementación de los acuerdos, que necesariamente debe pasar por el Congreso a través de proyectos de actos legislativos y de ley. Además, la implementación del acuerdo con las acciones que ya tenemos preparadas en la oficina del Ministerio del Posconflicto. Pero de manera inmediata la reunión con los promotores del No para revisar con ellos en detalle el nuevo acuerdo, en donde verán con claridad que muchas de sus propuestas fueron recogidas por las delegaciones del Gobierno y las FARC en La Habana .

Semana.com: ¿Por qué en su discurso anunciando el nuevo acuerdo el presidente Santos no dijo nada de la refrendación? 

J.F.C: Hay que separar refrendación de implementación. La refrendación no es obligatoria, pero en los próximos días deberá el presidente decidir si se hace o no, y mediante qué mecanismo. Posteriormente, deberá comenzar la implementación con los mecanismos arriba mencionados. Esperamos escuchar propuestas.

También puede leer: Santos, el equilibrista

Semana.com: ¿Qué expectativas hay sobre la reacción de los promotores del No al nuevo acuerdo?

J.F.C: Los diálogos directos del presidente Santos estos últimos días con los expresidentes Uribe y Pastrana y la doctora Marta Lucía Ramírez fueron muy positivos, útiles y constructivos. Esperamos preservar este clima de entendimiento y seguir escuchando a todos los colombianos para garantizar que la implementación de la paz en los territorios sea exitosa. Sectores del No liderados por algunas comunidades católicas y cristianas, así como militares retirados, ya le han dado su espaldarazo a la definición del nuevo acuerdo. En términos de respaldo, quiero hacer explícito que es muy valioso el espaldarazo que al nuevo acuerdo han dado Estados Unidos, la Unión Europea y toda la comunidad internacional. Y como siempre, el compromiso de los países garantes y acompañantes encabezados por Noruega y Cuba.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.