Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/10/28 06:54

"Un nuevo acuerdo de paz con las FARC debe estar concluido en noviembre"

El presidente Juan Manuel Santos aseguró que esta renegociación debe terminar en semanas y no en meses. El mandatario no descarta otro plebiscito.

Santos aseguró que no descarta un nuevo plebiscito. Foto: AP

El presidente Juan Manuel Santos destapó sus cartas. En una entrevista con la Agencia EFE, el mandatario aseguró que un nuevo acuerdo de paz entre el Gobierno y las FARC debe estar concluido antes de finalizar noviembre.

"Hemos reiniciado un proceso que debe terminar muy pronto, en las próximas semanas, no meses sino semanas, para poder implementar la paz también lo más pronto posible", aseguró el presidente al referirse al apoyo que ha recibido de la comunidad internacional, en especial de los que participan desde este viernes en la XXV Cumbre Iberoamericana.

Ante la pregunta de si el próximo 10 de diciembre, cuando reciba en Oslo el Premio Nobel de la Paz, anunciará al mundo ese nuevo acuerdo, el presidente se abstuvo de dar fechas, pero indicó que puede ser antes.

"Espero que ese nuevo acuerdo ya por lo menos esté sobre la mesa para esa fecha, no sé si implementado, yo creo que implementarlo ya requeriría un poco más de tiempo, o de pronto sí, pero el objetivo es que el texto y un nuevo acuerdo estén listos antes de finalizar noviembre", expresó.

Tras el rechazo al acuerdo de paz firmado con las FARC en el plebiscito del pasado 2 de octubre, el mandatario convocó un gran pacto nacional con diferentes fuerzas políticas y sectores sociales del país para oír las objeciones y propuestas al documento, que sus negociadores llevaron la semana pasada a La Habana para discutirlas con las FARC y procurar un nuevo texto.

En este diálogo nacional tienen gran peso los expresidentes Álvaro Uribe, senador y líder del partido Centro Democrático, y Andrés Pastrana, del Partido Conservador, dos de las cabezas visibles de la campaña por el No en el plebiscito con quienes se reunió Santos dos días después de la consulta popular.

Justamente este viernes, el mandatario anunció que le pidió al equipo negociador, encabezado por Humberto de la Calle, regresar de Cuba este sábado para reunirse con los líderes del No. 

"Si hay buena voluntad de parte de ellos, sí podemos obtener fácilmente un nuevo acuerdo porque muchos de los temas que ellos han mencionado son temas que se pueden incorporar en los acuerdos sin modificar su esencia básica; depende de su voluntad y de su verdadera intención, si es cierto que ellos quieren un acuerdo y un acuerdo rápido, vamos a tener luz verde muy pronto", aseguró.

De la misma forma, añadió que en los primeros contactos que sus negociadores han tenido con las FARC en esta segunda etapa en Cuba han encontrado a una guerrilla dispuesta a oír las cerca de 500 propuestas de la sociedad colombiana para revisar el acuerdo.

"Hemos encontrado una buena disposición por parte de las FARC porque ellos también se dan cuenta de que el resultado del plebiscito es un resultado que tenemos que respetar y por eso tenemos que buscar la forma de presentarle a Colombia y al mundo un nuevo acuerdo", afirmó.

El presidente recordó que "el tiempo conspira contra el proceso" y por eso es tan importante avanzar rápidamente hacia un nuevo acuerdo porque, por ejemplo, el cese el fuego bilateral que rige actualmente con las FARC es "muy frágil" y a pesar de los protocolos aplicados para su riguroso cumplimiento y de la supervisión internacional, "cualquier cosa ahí puede pasar" y es mejor no correr riesgos.

"Yo haré todo lo posible, todo lo que esté a mi alcance, lo estoy haciendo 24 horas al día y siete días a la semana para lograr un nuevo acuerdo lo más pronto (...) para este país sería fatal que esto se rompiera y volviéramos a la guerra con las FARC, sería una catástrofe, por eso yo estoy confiado en que vamos a lograrlo", subrayó. 

Esto no fue lo único. Santos aseguró que convocar otro plebiscito una vez se concluya un nuevo acuerdo de paz con las FARC es una alternativa que no se puede descartar y reconoció que la derrota en la consulta del pasado 2 de octubre no estaba en sus cuentas.

"Es una de las alternativas que tengo a mi disposición. (...) La propia Corte Constitucional determinó que podía sin permiso del Congreso convocar un nuevo plebiscito", afirmó, pero aclaró que los partidarios del No no quieren porque saben que el terremoto político causado por el rechazo al acuerdo de paz ha cambiado las cosas.

"En todas partes del mundo estamos viendo sociedades polarizadas, la polarización estanca, la polarización no deja que se tomen decisiones y que las sociedades progresen, entonces voy a optar por el camino que menos divida al país", subrayó.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.