Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/2/2017 4:09:00 AM

En un cónclave, Santos elegirá al candidato de la U

El senador Roy Barreras y el exministro Juan Carlos Pinzón fueron los únicos en manifestar su aspiración política. En cuestión de semanas se definirá el candidato.

Así como cuando los cardenales de la Iglesia Católica se encierran en la Capilla Sixtina del Vaticano hasta elegir al papa, la cúpula del Partido de la U hará algo parecido, en cuestión de semanas, para escoger al candidato que los representará en las elecciones presidenciales del 2018.

La disputa se reduce (de momento) a dos nombres. Roy Barreras, senador, y Juan Carlos Pinzón, exministro de Defensa, fueron los únicos que hicieron pública su intención de competir por dicha candidatura. El primero lo hizo mediante una carta, el exmbajador en Estados Unidos lo habría manifestado a través del representante Jhon Jairo Cárdenas. Y aunque Pinzón negó que se haya inscrito, en ‘la U‘ cuentan con él, pues los directivos del partido iniciaron el proceso de selección del candidato único, justo cuando queda menos de un año de la primera vuelta del debate electoral.

Puede leer: La U maquinaria sin candidato presidencial

Ni consulta interna, ni convención partidista. La fórmula del cónclave fue aceptada por los parlamentarios de ‘la U’, y en esa inminente reunión tendrán asiento los copresidentes del partido, los senadores Armando Benedetti y Mauricio Lizcano, y el representante a la Cámara Berner Zambrano.

Pero no estarán solos. El presidente Juan Manuel Santos, como fundador y jefe natural del partido, tendrá lugar en esa deliberación, de la que solo saldrá humo blanco cuando uno de los precandidatos alcance el pleno consenso dentro del partido.

Se trata de un mecanismo poco convencional y menos democrático si se quiere, teniendo en cuenta que la decisión quedará exclusivamente en manos de las directivas del partido. Pero quizás es el que más pueda garantizar la unidad de la colectividad, ya que una consulta o una convención podrían reproducir fracturas y dejar abiertas algunas heridas.

Contexto: Es oficial, Roy Barreras y Juan Carlos Pinzón precandidatos de la U

Por lo menos esa fue la principal conclusión que arrojó la famosa cena en la casa del senador Barreras, el pasado martes, cuando Juan Manuel Santos se reunió con 50 de los 57 parlamentarios de ‘la U’ para analizar el futuro electoral. Precisamente, la mayor inquietud que trasnocha al mandatario, es la unión y cohesión del partido, para que se mantenga como la mayor fuerza política del país.

Por eso se insistió en que el candidato presidencial fuera elegido producto de un consenso, pues esa circunstancia fortalecería la lista de candidatos a Senado y Cámara de Representantes. De no tener candidato, sería probable una dispersión en ‘la U’, y muchos podrían salir a buscar el sol que más alumbre, así provenga de la orilla del uribismo.

Le puede interesar: Juan Carlos Pinzón renuncia al gobierno y sería candidato 

Como el primer objetivo es la unidad del partido, la estrategia de la U para las presidenciales no solo pasa por la elección del candidato único, sino también por las posibles coaliciones con aquellos candidatos y partidos que coincidan en conservar y defender el legado de la paz del gobierno Santos. En otras palabras, quienes representen el universo de más de seis millones de ciudadanos que el año pasado votaron por el Sí en el plebiscito por la paz.

La coalición que se advierte, en principio, sería con el Partido Liberal, uno de los principales socios de Santos en los siete años que cumplirá su administración. La U plantearía una consulta interpartidista que coincida con las elecciones parlamentarias, para que las fuerzas del Sí lleguen unidas a la primera vuelta, y así evitar un escenario catastrófico en caso de que lleguen dispersos.

Puede leer: Roy Barreras anuncia su aspiración presidencial 

En la cena del martes, Santos coincidió en esta radiografía, pero confesó la incertidumbre que le genera el que ‘la U’ no tuviera nombres de mayor jerarquía para afrontar la contienda. No descalificó ni a Roy Barreras ni a Juan Carlos Pinzón, aunque algunos asistentes lo entendieron de esa manera, pero dejó entrever que no está muy convencido de sus verdaderas posibilidades.  

Santos hizo análisis de candidatos de todos los partidos y colores, y también dejó entrever que el que más le convence es Humberto de la Calle, pero este aún no ha decidido si aspirará a la Presidencia.

Por eso, en la reunión, hasta cuatro congresistas plantearon la posibilidad de que ‘la U’ fuera el partido que avalara a De la Calle, y que este fuera su candidato. A pesar de tener dos precandidatos, este escenario aún no se descarta, y aunque al jefe negociador se le identifique con el Liberalismo, podría repetirse el caso de Rafael Pardo, quien fue avalado por ‘la U’ para la alcaldía de Bogotá en el 2015. Esta posibilidad pueda parecer descabellada, pero lo cierto es que sigue deambulando, incluso en los cálculos de los dos precandidatos que están en contienda.

Contexto: De la Calle propone coalición sin Vargas Lleras 

De momento la urgencia de ‘la U’ es definir su candidato. En el pulso que librarán Roy Barreras y Juan Carlos Pinzón, el senador parece arrancar con cierta ventaja. Dice tener el respaldo de cerca del 90 por ciento de la bancada de congresista del partido, por lo menos demostró su capacidad de convocatoria con la cena a la que le respondieron 50 parlamentarios.

Pinzón, en cambio, cuenta con el respaldo de cuatro congresistas, entre ellos Mauricio Lizcano, presidente del Senado, Angel Custodio Cabrera, y los representantes Jaime Buenahora y Jhon Jairo Cárdenas.

A los dos se les puede considerar muy cercanos al presidente Santos. Pinzón ha trabajado a su lado desde la fundación Buen Gobierno, el ministerio de Hacienda y el de Defensa. Fue el embajador de Colombia en Estados Unidos. Barreras, desde el 2010, se convirtió en el parlamentario que le habla al oído al Presidente, lideró todos los proyectos y reformas relacionados con la paz, y fue negociador en la recta final de los diálogos de La Habana.

Los dos aspiran a suceder a Santos, aunque el mandatario no esté del todo convencido de sus capacidades electorales. Sin embargo será decisivo en el cónclave, y probablemente el encargado de que haya humo blanco.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.