Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2016/07/01 09:36

Santos en boca de 'The Economist' por ser un pacificador "impopular"

Esta vez la revista británica analizó el reto que tiene el mandatario de cara a la refrendación de los acuerdos de paz: evitar que su poca favorabilidad afecte el plebiscito.

Juan Manuel Santos Foto: Carlos Julio Martínez - SEMANA

Cuando el país celebra el acuerdo sobre el fin del conflicto, no sólo empieza la cuenta regresiva sobre una negociación final inminente, sino que arranca el pulso político entre el ‘Sí‘ y el ‘No‘ del plebiscito por la paz.

Desde hace cuatro años que empezó la negociación, el país ha estado en boca del mundo. Ahora que los encuentros entre el Gobierno y FARC entran en una etapa definitiva, no es la excepción. Uno de los últimos en referirse al tema fue la prestigiosa revista británica The Economist, que dedicó un extenso artículo a analizar el papel que ha jugado el presidente Juan Manuel Santos en el proceso de paz

Le puede interesar: ¿Qué pueden aprender Colombia y su plebiscito del proceso del Brexit?

Dejando a un lado los detalles, la tesis que expone la revista es simple: cómo evitar que la impopularidad del presidente Juan Manuel Santos afecte la refrendación de los acuerdos.

En la más reciente encuesta de Ipsos Napoleón, Colombia Opina, el mandatario respiró. Subió 7 puntos en su imagen favorable. Después del acuerdo del pasado 23 de junio los números empezaron a ascender, pero no lo suficiente. "Ya convenció a las FARC de firmar la paz" pero "¿puede persuadir a los votantes?", se pregunta The Economist.

El pacificador impopular, se titula la publicación que lanza una dura crítica al rol que ha desempeñado el mandatario en sus esfuerzos de impulsar su bandera política: la paz.

Para empezar, aunque le recuerda que tiene puntos suficientes para ser candidato al premio Nobel y le reconoce que es un "pensador estratégico", no le perdona su poca coherencia a la hora de hablar. Promueve la paz, pero desde la misma orilla no duda en recordar, la mano dura que ha tenido con las FARC. "Está ansioso de hablar de sus credenciales militares", dice sobre las maniobras del mandatario para acercarse a los más escépticos.

"Las encuestas sugieren que el "sí" va a ganar. Sin embargo, si el margen de victoria es delgada, Santos tendrá dificultades para implementar los acuerdos", advierte la publicaicón sobre la dificultad de aterrizar lo que se pacte en un país golpeado por los bajos precios del petróleo, que le darán más vuelo a su impopularidad.  

De ahí que para la revista británica su nuevo objetivo sea "convencer a los colombianos que se trata de una paz justa". Para ello, tendrá que aprovechar los puntos que faltan por negociar y las condiciones en que se dé la dejación de armas de la guerrilla más vieja del continente que, entre otras cosas, "ha reconocido la legitimidad de la democracia colombiana y el estado de derecho".

No es una tarea fácil. “Él no es un vendedor natural. A pesar de que proviene de una prominente familia política, que fundó El Tiempo, el periódico más grande de Colombia, no es un comunicador talentoso. Un amigo suyo describió a Santos como un ‘robot‘, programado en la infancia para convertirse en presidente. Ni televisivo ni elocuente en público, parece más cómodo entre los banqueros que entre los campesinos. A menudo se enreda al explicar a los colombianos cómo la paz puede transformar sus vidas”, destaca el artículo.

La estocada corre por cuenta del expresidente Álvaro Uribe. Para la revista, su papel "en contra de los acuerdos de paz" dificulta la tarea del mandatario de convencer a los colombianos de votar por el ‘sí‘ en la refrendación, más cuando los números no lo favorecen.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.