Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/16/2014 12:00:00 AM

“Ya cruzamos la línea media del proceso”

El presidente Santos se muestra optimista por alcanzar la paz con las FARC, tras el acuerdo sobre cultivos ilícitos y narcotráfico.

En una alocución, el presidente de la República, Juan Manuel Santos, se dirigió al país para referirse a las implicaciones que tendría el acuerdo firmado este 16 de mayo sobre el tercer punto de la agenda relativo a la lucha contra el narcotráfico, hecho que calificó como "una buena noticia", en el marco de los diálogos de paz que se desarrollan en La Habana. Esta fue su intervención:

El valor supremo para una sociedad es la paz. Nada hay más importante que la paz. Porque sobre la paz se puede construir progreso, se puede construir equidad, se puede soñar. Por eso, me alegra poder compartir hoy con ustedes una noticia positiva sobre el avance de las conversaciones para poner fin a esta guerra que hemos soportado por medio siglo”, expresó el mandatario y añadió: “Hoy hemos logrado un acuerdo sobre el tercer punto: la lucha contra el narcotráfico.

¡No más muertos entre hermanos, no más niños en la guerra, no más mutilados por las minas!

En primer lugar, se pondrá en marcha un gran programa nacional de sustitución de cultivos y desarrollo alternativo, algo que hasta ahora no hemos podido realizar con completo éxito por causa del conflicto.

La aspiración es que todos los cultivadores y las comunidades en esos territorios celebren acuerdos de sustitución con el programa, que estará en cabeza de la Presidencia de la República.

Sin embargo, en los casos en los que algunos cultivadores no participen del acuerdo o lo incumplan, se procederá a la erradicación manual de los cultivos y el Gobierno se reserva la posibilidad de recurrir a la aspersión, si por algún motivo las circunstancias no permiten hacerlo manualmente.

Sin duda, el fin de la guerra nos permitirá concentrarnos en la lucha contra el crimen organizado, que será la única amenaza que tendremos si llegamos a un acuerdo final.

El Gobierno se comprometió a intensificar y enfrentar de manera decidida la lucha contra la corrupción en las instituciones causada por el problema de las drogas ilícitas, y a liderar un proceso nacional eficaz para expulsar este flagelo de los diferentes ámbitos de la vida pública.

Las FARC, por su parte, se comprometieron a contribuir de manera efectiva –de diferentes formas y mediante acciones prácticas– con la solución definitiva al problema de las drogas ilícitas y a poner fin a cualquier relación con este fenómeno.

¿Se imaginan una Colombia sin coca? Eso es lo que está al alcance de nuestras manos si implementamos estos acuerdos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.