Jueves, 19 de enero de 2017

| 2000/01/03 00:00

Juan Pablo Angel

Futbolista

Juan Pablo Angel

¿Por que fue seleccionado como personaje del año?



Juan Pablo Angel no es el único futbolista colombiano que triunfa en Argentina. De hecho, como noticia coyuntural resultaría más atractivo destacar el millonario traspaso de Iván Ramiro Córdoba al Inter de Milán, equipo que pagó 17.300.000 dólares por el jugador antioqueño. Sin embargo Juan Pablo Angel se destacó del resto de los futbolistas colombianos que triunfan en Argentina porque en 1999 pasó del infierno al cielo. Al cierre de esta edición era casi inminente que su equipo, el River Plate, se consagrara campeón de Argentina gracias a sus goles decisivos y a la sociedad futbolística que ha constituido con los juveniles Pablo Aimar y Javier Saviola. A diferencia de Córdoba y los tres colombianos que militan en Boca, a quienes la prensa y el público acogieron casi unánimemente desde el principio, Angel tuvo que sobreponerse a una serie de factores muy adversos para llegar a donde está. Por un lado, tratar de que los hinchas de River olvidaran al ‘Matador’ Marcelo Salas, su antecesor y gran ídolo de los seguidores del equipo de la Banda. Tuvo que soportar verdaderas andanadas de crítica destructiva por parte de la prensa argentina y colombiana. Mientras los primeros no le perdonaban nada, los últimos se referían a Angel como un producto más de la ‘rosca paisa’. Hoy la prensa ha tenido que comerse enteritas sus palabras y reconocer que Angel es uno de los mejores futbolistas colombianos del momento.



¿Que le espera el próximo año?



Por un lado, ratificar este gran año deportivo con una actuación similar o mejor y lograr que los hinchas de River recuerden que por allí pasaron Marcelo Salas y Enzo Francescoli. Por el otro, mostrar en la Selección Colombia que disputará la eliminatoria al mundial de Corea y Japón de 2002 que su buen nivel no es el resultado de jugar al lado de dos monstruos del fútbol argentino sino porque juega fútbol como nadie.



El momento más bajo durante 1999



Sin duda, el primer semestre fue bastante adverso para Angel pues, aunque hacía goles, River Plate tenía que resignarse a ver en la punta a su archirrival, el Boca Juniors de Serna, Bermúdez y Córdoba. Los hinchas del equipo de la Banda aún echaban de menos a Marcelo Salas y consideraban que la permanencia de Angel en River Plate era un capricho del técnico Ramón Díaz.



Puntos a favor



- Sabe asimilar muy bien los momentos difíciles.

- No ha sido revanchista en este cuarto de hora de gloria. Por el contrario, mantiene su humildad intacta.

- Supo responder a la confianza que le dio el técnico

- Es un caballero dentro y fuera de la cancha.



Puntos en contra



- Es tímido y a veces luce inseguro.

- Aunque ha mejorado su rendimiento general en ocasiones cae en pozos profundos de mal fútbol.



Lo que pocos saben



No solo en Argentina tuvo que pasar las duras y las maduras. En 1997, cuando su fama de delantero fino con gran olfato en el área creció como espuma, el técnico del Atlético Nacional, Juan José Peláez, consideró que Angel le dedicaba más tiempo a sus contratos publicitarios que al fútbol y decidió ‘banquearlo’, justamente en la época en la que el delantero estaba en la cima de su rendimiento y cuando sus goles eran más oportunos y necesarios para Nacional. Lo irónico del asunto es que el delantero saltó directamente de la banca de Nacional a la línea titular de River Plate.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.