Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/8/2011 12:00:00 AM

Julio Mario Santo Domingo fue velado en Nueva York

Las exequias del industrial se adelantan en la noche del sábado en Nueva York, en la funeraria Frank E. Campbell, en un exclusivo sector de la ciudad.

Dentro de los pocos detalles que se conocen aún, se sabe que el domingo habrá ceremonia privada con asistencia de amigos intimos y la familai, mientras que el lunes habrá un evento público de despedida.
 
El empresario colombiano Julio Mario Santo Domingo murió este viernes a la edad de 87 años en la ciudad de Nueva York. Era uno de los hombres más influyentes del país, una condición que no se derivaba sólo de su fortuna, sino del papel que él y la organización que encabezó (hoy conocida como Valorem) han jugado en la vida nacional.
 
Julio Mario Santo Domingo nació el primero de octubre de 1924. Estaba casado en segundo matrimonio con Beatrice Dávila. Tenía tres hijos, uno del primer matrimonio, Julio Mario Santo Domingo Braga –quien murió en el 2009–, y Alejandro y Andrés, hijos del segundo matrimonio.
 
Era hijo del barranquillero Mario Santo Domingo, de quien heredó una fortuna –Mario Santo Domingo murió en 1973 siendo uno de los hombres más ricos del país– que él se encargó de acrecentar.
 
Fue un exitoso empresario y la dimensión que adquirió se debe en parte a que en los años en que muchos estaban sacando sus fortunas él decidió jugársela en Colombia.
 
Esto le permitió adquirir a precios irrisorios empresas que con la apertura se convirtieron en minas de oro. Muchos podrían haberlas adquirido en ese entonces a esos precios, pero Santo Domingo tuvo la visión y jugó bien sus cartas.
 
Al conocer la noticia, el presidente Juan Manuel Santos lamentó el fallecimiento del industrial colombiano. “Realmente es una gran pérdida y lamentamos esa triste noticia”, dijo durante su intervención en la clausura del Congreso Nacional de Transporte en Cartagena.
 
Julio Mario Santo Domingo no era solamente un hombre muy rico, era también uno de los pocos colombianos que han formado parte del jet set internacional, un exclusivo club al que sólo han podido entrar pocos latinoamericanos.
 
Durante sus últimos años, su vida transcurrió entre París y Nueva York y sus visitas a Colombia cada vez eran más distantes. Cuando venía era para una corta reunión en Bogotá y luego descansaba unos días en su casa de Barú.
 
El conglomerado que construyó llegó a estar constituido por cerca de 100 empresas, entre ellas las reconocidas Bavaria (vendida al conglomerado SABMiller), Avianca (hoy del industrial brasileño Germán Efromovich) y Caracol (cuya divisíón de radio quedó ne manos del español Grupo Prisa), entre otras.
 
Su patrimonio lo ubicó este año en el listado de los más ricos de la revista Forbes, donde pasó del puesto 123 que ostentaba en el 2010 al 108. Su fortuna creció de US$6.000 millones a US$8.500 millones.
 
Precisamente este año dejó de ser el colombiano más rico y le cedió ese puesto al banquero Luis Carlos Sarmiento Angulo, quien con US$10.500 millones está en el lugar 75 del escalafón. En el 2010, Santo Domingo superaba por US$500 millones a Sarmiento.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.