Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/13/2017 10:56:00 PM

Congreso da luz verde a la Justicia Especial de Paz

Por 61 votos a favor, 2 en contra, y tras más de ocho horas de discusión, la plenaria del Senado, al filo de la medianoche, aprobó en último debate la reforma que crea la Jurisdicción Especial para la Paz.

El Senado aprobó en último debate la reforma constitucional que habilita la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), instancia que juzgará los graves crímenes cometidos con ocasión del conflicto armado colombiano, y que deberá sancionar a los miembros de las FARC, del Ejército y civiles comprometidos con delitos en los casi 52 años de guerra interna. Al filo de la media noche, cuando el secretario del Senado leyó el resultado final, los miembros del gobierno respiraron, pues la aprobación que en teoría iba a darse en un abrir y cerrar de ojos, como sugería el procedimiento ‘fast track’, terminó siendo un verdadero suplicio.

Tres sesiones plenarias, casi 30 horas de discusiones, y la presencia de medio gabinete ministerial en el capitolio, se necesitaron para que el Senado le diera luz verde a la reforma que ha sido considerada como la columna vertebral del acuerdo de paz con las FARC. El debate final inicio el pasado martes, y en vista de cerca de 30 impedimentos, que ponían en riesgo la votación, la JEP entró en un limbo del que solo hasta este lunes pudo salir.

Le recomendamos: Congreso aprueba la Ley de amnistía para las FARC


El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo (centro) habla con el senador Iván Cepeda (derecha), el lunes 13 de marzo de 2017, durante el debate de Jurisdicción Especial para la Paz. Foto: Carlos Julio Martínez/ SEMANA

Tras el campo de batalla en el que se convirtió el Senado el pasado miércoles, y por el ausentismo que abortó el segundo intento de votación, este lunes por la plenaria los ministros de Hacienda, Mauricio Cárdenas, de Defensa, Luis Carlos Villegas, de Justicia, Enrique Gil Botero, el de Transporte, Jorge Eduardo Rojas, respaldando al ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, quien cargaba sobre sus hombros con la responsabilidad de la aprobación del proyecto.

Los funcionarios pasaron la tarde hablando con congresistas, penientes de que no fueran a abandonar el recinto. El presidente Juan Manuel Santos les había dado la instrucción de que antes de la medianoche deberían aprobar el proyecto. Minutos antes del debate, en San Marcos (Sucre), había dado la instrucción, e hizo un llamado a los senadores para que eso sucediera.

Juan Fernando Cristo estuvo conversando con el senador de Cambio Radical, Germán Varón, quien a propósito estuvo muy inquieto en plenaria. Salió en varias ocasiones del recinto con algunos legisladores de su bancada, como Carlos Fernando Motoa, y durante largos minutos hablaron sentados en las sillas del hall del Senado. A Varón también se le vio hablando muy cerca con algunos liberales, como Luis Fernando Velasco.

Vea el vídeo: Roy Barreras explica los cambios que sufrió la Jurisdicción Especial para la Paz

Posteriormente, la bancada de Cambio Radical, partido del vicepresidente Germán Vargas Lleras, apoyó la JEP, luego de la resistencia de esta colectividad en el debate de este proyecto en la Cámara. Recordemos que el miércoles de la semana pasada, horas antes de iniciar el debate, el presidente Santos le envió a su vicepresidente un “sutil” llamado para que su partido apoyara la JEP en el Senado. 


El ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, habla con Mauricio Cárdenas, ministro de Hacienda (derecha), el lunes 13 de marzo de 2017, durante el debate de Jurisdicción Especial para la Paz. Foto: Carlos Julio Martínez/ SEMANA

Causó bastante polémica la proposición de Varón acerca de que los terceros civiles vayan a la JEP voluntariamente, porque “el gran temor que comparten industriales y campesinos que fueron víctimas de las FARC y otros grupos armados, es que ahora sean victimarios por carteles de testigos”, agregó el senador.

Al final la propuesta quedó en el texto. Los terceros civiles irán a la JEP voluntariamente, siempre y cuando no tengan que responder por delitos de lesa humanidad.

Le recomendamos: Acuerdo Especial: “No fue un acto de locura ni de improvisación”

A pesar de la fuerte oposición del Centro Democrático a todo lo que huela a proceso de paz con las FARC, se quedaron hasta el último momento varios senadores de esa colectividad, como Alfredo Rangel, María del Rosario Guerra, Paola Holguín, Carlos Felipe Mejía, José Obdulio Gaviria, entre otros.

El encargado de entregar la posición del uribismo fue Iván Duque, quien aseguró que “eso que llaman JEP, debería llamarse JEF, Justicia Especial a la medida de las FARC”.

La bancada del Centro Democrático, como era de esperarse, no se cansó de pedir la palabra, como intentando dilatar una votación que parecía cantada. Sus intervenciones coincidieron en fustigar a varios miembros del Movimiento Voces de Paz para decirles que ahora serán las FARC “los pájaros que le tiren a las escopetas”.

Puede leer: Los riesgos de los nuevos súper tribunales de la paz

Mientras eso, las cartas se seguían moviendo al parecer a favor del gobierno. Apareció el representante a la Cámara de Cambio Radical, Rodrigo Lara. Se paseó varias veces por la plenaria del Senado con una carpeta en sus manos y habló varias veces con legisladores de Cambio Radical y Liberal.

Muchos se preguntaron si llevaba razones del vicepresidente Germán Vargas Lleras. Razón o no toda la bancada de Cambio Radical votó el proyecto a favor.

El fiscal se sale con la suya

El gran ganador del último debate fue el fiscal general Néstor Humberto Martínez, a quien al final le acogieron todas sus propuestas.


El fiscal general de la Nación, Néstor Humberto Martínez, habla, el lunes 13 de marzo de 2017, durante el debate de Jurisdicción Especial para la Paz. Foto: Carlos Julio Martínez/ SEMANA

Desde los primeros días criticó el punto de la extracción, que según él, como estaba contemplada en el articulado podría beneficiar a disidentes, reincidentes y personas que no hagan parte de las FARC.

Y justamente se acercó este lunes a la plenaria del Senado para exponer su última petición frente al tema del narcotráfico: cuándo este podrá ser de competencia de la JEP y cuándo de la justicia ordinaria. Lo que más le preocupaba al Fiscal era la reincidencia de miembros de la guerrilla frente a este delito después del 1 de diciembre del 2016.

Puede ser de su interés: “El fiscal no debería actuar como si el proceso de conversaciones siguiera abierto”

Al final, quedó establecido que una ley reglamentará el tratamiento penal diferenciado en lo relativo a la erradicación voluntaria de cultivos ilícitos. Además del tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, y destinación ilícita de muebles o inmuebles, contemplados en el Código Penal, cometidos por las personas respecto de quienes la JEP tendría competencia.

Con los ánimos exaltados

El debate en el Senado fue bastante tranquilo a comparación del miércoles pasado. Pero este no estuvo exento de la polémica. Eran ya las 9:00 de la noche cuando la plenaria estaba terminando de escuchar algunas constancias de senadores. Quien tenía la vocería en ese momento era la senadora uribista, María del Rosario Guerra, pero fue interrumpida por una moción de suficiente ilustración del senador Roy Barreras, que fue aprobada con 40 votos a favor y 20 en contra.


El senador y presidente del Senado, Mauricio Lizcano, preside pensativo la sesión, el lunes 13 de marzo de 2017, durante el debate de Jurisdicción Especial para la Paz. Foto: Carlos Julio Martínez/ SEMANA

Ahí desató la ira de la senadora y de otros de sus colegas, como la senadora liberal, Sofía Gaviria, quien le pidió al presidente del Senado, Mauricio Lizcano, que dejara hablar. A Gaviria se le vio caminando incómoda por la plenaria del Senado criticándola la aprobación de esa moción.

Tras esa decisión, se dio vía libre a la votación final de la JEP. El uribismo, que alargó el debate se salió del recinto, de nuevo argumentando falta de garantías.

La plenaria del Senado aprobó la Jurisdicción Especial para la Paz con 61 votos a favor y dos en contra, el de los senadores verdes Antonio Navarro y Claudia López. Decisión sorpresiva, pues ambos han sido ferveintes defensores del proceso de paz, y se la jugaron por el Sí en el plebiscito.

“Habrá una inseguridad jurídica al proceso de paz. Si a un militar lo condena la Corte Penal Internacional por 20 o 30 años por ser corresponsal de una ejecución extrajudicial (falso positivo), mientras que las FARC terminan amnistiados, así no hay posibilidad de que haya reconciliación en Colombia”, fue el argumento de la senadora López.

En total, el gobierno avaló 83 proposiciones, que según el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, modificaron todo el articulado del proyecto.

El texto pasa a conciliación con el de Cámara y luego a revisión de la Corte Constitucional. De esta manera, se acabó la espera del que es considerado el proyecto más importante del acuerdo de paz.

Las FARC responden

Jesús Santrich le dijo a Semana.com que lo que aprobó el Senado variaciones importantes y “sensibles” que podrían en riesgo la elegibilidad “al tiempo que monta salvaguardas a financiadores del paramilitarismo y deja la futura ley estatutaria, o lo que sea, como espada de Damocles siempre contra la insurgencia”.

Dice que con lo aprobado queda claro que no hubo refrendación del acuerdo “pues hoy imponen proposiciones insólitas”. Para él es una situación inaceptable.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.