Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/22/2017 4:52:00 PM

Gobierno sufre para conciliar la JEP en el Congreso

Mientras el Senado, con la mitad de los votos, aprueba el texto definitivo de la reforma, en la Cámara faltó un congresista para hacer quorum y la sesión tuvo que ser aplazada.

El Gobierno no para de sufrir en el capitolio con la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Este miércoles, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, confiaba en tener en sus manos la reforma que habilita el mecanismo para investigar, juzgar y sancionar los graves crímenes cometidos en el conflicto armado interno y a pesar de tener el respaldo de las mayorías, los parlamentarios volvieron a dejar plantado al funcionario.

Aunque el Senado, con los mínimos votos requeridos, aprobó la conciliación del texto de la reforma, la sesión plenaria de la Cámara tuvo que ser levantada por falta de quórum. La JEP sigue deambulando en el Congreso, aunque ahora le quede un solo debate.

La JEP había ocupado al parlamento desde la segunda semana de enero y durante todas las sesiones extraordinarias (terminaron el 15 de marzo). Y aunque los cuatro debates que se surtieron bajo el paraguas del ‘fast track’ habían significado igual número de victorias políticas para el Gobierno, sólo quedaba el sencillo (en teoría) trámite de la conciliación. Es decir, unificar los textos aprobados en Senado y Cámara de Representantes.

En Senado pasó raspando

Dos congresistas de La U, Roosevelt Rodríguez y Hernán Penagos, oficiaron de conciliadores y decidieron presentar como ponencia un texto en el que se excluyó la proposición del senador Carlos Fernando Galán, de Cambio Radical, que pretendía poner una especie de cláusula a los miembros de las FARC que se acogieran a la JEP. Su propuesta era quitar los derechos políticos a quienes no cumplieran los presupuestos de la justicia transicional, que consagra los compromisos de verdad y reparación para las víctimas. La decisión de los ponentes encendió los ánimos de un debate que parecía no tener mayores inconvenientes. Incluso, en el Senado, el ponente Rodríguez sólo necesitó diez minutos para exponer el articulado del texto definitivo de la JEP.

Era lógico que la intervención más esperada era la Carlos Fernando Galán, quien lamentó que los conciliadores hayan reversado una decisión consensuada en el Senado.  

Le interesa: Galán y la batalla de la JEP

“Es lamentable no acoger en el texto el artículo 19, que incorporaba una proposición de Cambio Radical que buscaba ordenar el vacío de este Acto Legislativo frente aquellas personas que vayan a la justicia especial para la paz que si incumplen a la verdad, a las víctimas y a la misma sanción que les impongan perderán sus derechos políticos. Es un pésimo mensaje para el país”.

Entrevista: "Los guerrilleros que incumplan deben estar fuera de la JEP": Carlos Fernando Galán

Como era de esperarse, a Galán lo respaldó la oposición del Centro Democrático. José Obdulio Gaviria aseguró que el Gobierno siempre huyó a un debate de fondo frente a los alcances que tendría la JEP para las FARC. “La proposición del senador Galán fue prohibida por la subcomisión que cogobierna a colombiana, integrada por miembros del gobierno y de las FARC”, dijo el senador uribista.

En Video: dos posiciones frente a la JEP

La senadora liberal Sofía Gaviria, vocera de las víctimas de las FARC, aseguró que el representante de Naciones Unidas en Colombia le ha dicho que se ha sentido engañado frente a varios proyectos de implementación del acuerdo de paz. “¡Qué le pasa a la democracia y al país entero! Con el corazón les digo esto: Hay que escuchar las críticas para llegar a un mejor consenso”.

Roosevelt Rodríguez explicó las razones por las que fue descartada la proposición del senador Galán y aseguró que las preocupaciones del senador Carlos Galán son infundadas. “Para acudir a la JEP tiene que haber cooperación a la verdad y reparación a las víctimas”, señaló.

La explicación no dejó conformes al uribismo ni al senador Galán. “El tema es que pierdan los derechos políticos quienes incumplan esos compromisos expresos en la JEP”, explicaban los uribistas.

En Video: así fue el último debate de la JEP en el Senado

Tras el debate, el turno de la votación. El Gobierno necesitaba mínimo los votos de 51 senadores. Pasó raspando. Sólo 54 votos respaldaron la reforma.

Cuando faltaban 15 minutos para terminar el tiempo legal de la votación, el viceministro del Interior, Guillermo Rivera, tuvo convencer a los congresistas de Cambio Radical que se habían salido del recinto. A regañadientes, cinco senadores del partido de Germán Vargas Lleras se devolvieron al recinto y terminaron salvando la JEP, pese a que en el ambiente vienen siendo señalados por que ponerle palos en la rueda a la implementación del proceso de paz.

En la Cámara faltó un voto

La Cámara de Representantes trajo la peor noticia para el Gobierno. Allí se necesitaban los votos favorables de 84 (de 166 representantes). Sólo aparecieron 83 y la votación tuvo que ser aplazada, o de lo contrario se hundiría la reforma.

Desde el inicio hubo intentos de torpedear la votación. Humphrey Roa, conservador, exigió que se verificara si la ponencia había sido publicada con 24 horas de anticipación, como exige la ley.

El Gobierno superó este intento, pero el mal estaba hecho. Mientras se daba esa discusión muchos representantes aprovecharon para huir del recinto. “La JEP no alcanzó las mayoría y esto tiene que ver con el debate que se dio allí porque algunos congresistas preguntaron que si el texto sí había sido publicado para no viciar la votación. En el tiempo en el que nos confirmaron que efectivamente sí había sido publicado de acuerdo al reglamento, el quórum se disolvió”, explicó el ponente Hernán Penagos.

Fue noticia: Santos pide a cambio radical votar la JEP

Llamó la atención que de 16 miembros de Cambio Radical, sólo ocho votaron en Cámara; de los 39 del Partido Liberal, sólo votaron 21; de La U, el partido del presidente Santos, votaron 19 de los 37; mientras que los conservadores votaron 14 de 27 y del Polo Democrático, 2 de 3.

La representante por el Partido Alianza Verde Ángela Robledo cuestionó fuertemente la ausencia de sus compañeros en la plenaria. “No hay derecho a que esto pase. A nosotros nos pagan por votar y hoy se registraron 150 representantes y en el momento de votar sólo había 83. Esto no puede seguir pasando”.

El debate continuará el próximo martes y si ese ese día la plenaria de la Cámara no aprueba la JEP después de pasar las duras y las maduras en el Congreso, la que ha sido considerada como la columna vertebral del acuerdo de paz se hundirá.

“No hay inconvenientes”: Cristo

A pesar de que fue una jornada de espinas, el ministro Juan Fernando Cristo considera que la JEP será aprobada y no habrá inconvenientes en el próximo intento.

“El texto importante fue aprobado hoy en Senado y será aprobado el martes por la Cámara para comenzar con la implementación del sistema de verdad, justicia, de reparación y no repetición a las víctimas del conflicto junto con la Comisión de la Verdad y la unidad de búsqueda de personas desaparecidas, que va a garantizar el derecho de las víctimas y el sistema jurídico. Seguimos avanzando y el Gobierno está totalmente tranquilo”, dijo el ministro.

Sin embargo, la promesa de que la implementación de los acuerdos de paz sería expedita gracias el mecanismo abreviado del ‘fast track’, le ha supuesto los mismos dolores de cabeza que si hubiera tramitado por el mecanismo ordinario. Dos meses completa la reforma de la JEP su paso por el Congreso. Apenas será la primera reforma de la implementación del acuerdo de paz que entre en vigencia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.