Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/01/13 15:58

¿Por qué hay un conflicto laboral en la Rama Judicial?

Servidores de juzgados civiles y de familia se oponen al nuevo modelo de atención al usuario. Aseguran que muchos de ellos perderán sus trabajos.

Servidores de juzgados civiles y de familia temen quedar sin trabajo. Foto: Juan Carlos Sierra / SEMANA

Un nuevo conflicto laboral estalló esta semana al interior de la Rama Judicial. Esta vez son los servidores asignados a juzgados civiles y de familia los protagonistas. No están de acuerdo con el nuevo modelo de atención al usuario. Dicen que, con este, muchos de ellos perderán sus trabajos y la ciudadanía perderá eficacia en la evacuación de procesos.

Jueces y demás servidores de juzgados de esa especialidad le piden al Consejo Superior de la Judicatura que reverse su decisión de modificar el modelo de funcionamiento de esa jurisdicción. No están de acuerdo con la introducción de los centros de servicios que asumirían muchas de las labores que hoy cumplen los integrantes de cada despacho.

El 2014 se cerró con un conflicto laboral en la Rama Judicial que se prolongó hasta los primeros días del 2015. En el comienzo del 2016 se corre el riesgo de repetir esa misma historia, debido a las modificaciones que el Consejo Superior introdujo en el funcionamiento de la jurisdicción civil y de familia, para implementar la oralidad de lleno.

El 16 de diciembre del 2015 la Sala Administrativa de esa corporación judicial emitió uno de los acuerdos que ahora motiva la controversia. Allí estableció cómo operarían nuevos estamentos (centros de servicio), que se encargarían de las funciones de reparto, gestiones documentales, notificación y demás cuestiones administrativas y logísticas que antes eran desempeñadas por el personal asignado a cada despacho.

Escribientes, notificadores, secretarios y demás encargados de estas tareas, creen que esta medida significa el fin de sus días al servicio de la justicia. Por eso iniciaron una protesta pacífica en Bogotá, la cual busca que se reconsidere el diseño del nuevo modelo de atención en la jurisdicción civil y de familia.

Consultado por Semana.com, el presidente de Asonal Judicial, Freddy Machado, dijo que apoya a los manifestantes y anunció que desde ya están preparando propuestas para que se replantee el modelo. Indicó que así se lo expresarán a los magistrados de la Sala Administrativa del Consejo Superior. Lo harán en una reunión que sostendrán este jueves.

Para él, el sistema de los centros de servicios está condenado al fracaso. El líder sindical dijo que se trata de un esquema empresarial, que mide resultados con esos mismos estándares, que no son aplicables al mundo del derecho. Aseguró que hay ejemplos que demuestran lo “perverso” de esa estructura. Según él, así lo demuestra la implementación de la oralidad en el sistema penal.

Finalmente, Machado hizo un llamado a los trabajadores del sector judicial para que se unan a la protesta. Dijo que no se le puede dar cabida a un tipo de sistema en el que, a su juicio, el juez pierde su condición de “verdadero coordinador de despacho”.

“El acuerdo 10442 establece que las salas de audiencia no las administra cada juez sino el director seccional”, aseguró. En su criterio, eso demuestra también la falta de infraestructura logística.

Aunque de momento no se ha hablado de cese de actividades, tampoco podría descartarse que el descontento llegue a tal punto. Todo depende del tono de la protesta y del resultado de los diálogos que se iniciarán este jueves.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.