Sábado, 21 de enero de 2017

| 2016/05/18 18:39

El problema en que se ha convertido ‘Kiko’ Gómez

Luego de casi tres meses de permanecer en una clínica de Soacha y después que le negaran la detención domiciliaria, el exmandatario regresó a la cárcel. Se ha convertido en un dolor de cabeza para las autoridades penitenciarias.

El pasado 13 de mayo, un juez le negó la detención domiciliaria a 'Kiko' Gómez. Foto: Archivo SEMANA

El polémico exgobernador de La Guajira Juan Francisco ‘Kiko’ Gómez, se ha convertido en una verdadera ‘papa’ caliente para las autoridades penitenciarias.

Desde el pasado 26 de febrero fue trasladado de la cárcel La Picota al Hospital Cardiovascular del Niño en Soacha (Cundinamarca) porque, supuestamente, se encontraba en “grave estado de salud por padecer una arritmia cardíaca, dolor constante en el tórax, síntomas de gastroenteritis y sangrado constante”.

Allí estuvo todo este tiempo, aun cuando había dudas sobre su verdadero estado de salud. Esto último por cuenta de fuentes creíbles y de fotografías publicadas por Semana.com, en la que se veía al exmandatario distendido, sin mayores problemas en su salud y sin estar conectado a ningún aparato, en caso de que necesitara seguimiento constante o requiriera medicamento alguno.

El pasado 13 de mayo, un juez, ante la solicitud de la defensa Gómez, le negó la detención domiciliaria. Durante la audiencia, el ente acusador señaló que el procesado estaba bien y que podría continuar su tratamiento en la cárcel. La Fiscalía también arrojó un manto de dudas sobre el médico que diagnosticó al exmandatario, porque, coincidencialmente, había sido el mismo que legitimó el grave estado de salud de Juan Carlos León -quien es procesado por ser el presunto determinador del crimen de Yandra Brito-, un caso que tiene ‘empapelado’ también a ‘Kiko’ Gómez.

En relación con esto, la defensa de las víctimas del caso solicitaron al juez que compulsara copias para que el galeno sea investigado por presuntas irregularidades. 

Así, el exmandatario debía seguir tras las rejas. Hace dos días, según fuentes del INPEC, Gómez fue dado de alta y regresó a la cárcel La Picota. Desde entonces se ha mantenido en la enfermería del penal bajo el argumento de que sigue en mal estado. En la tarde de este miércoles se definía el paso a seguir con el exmandatario.

Esto se ha convertido en un verdadero problema para el establecimiento carcelario pues, según las fuentes, ‘Kiko’ y su defensa aseguran que cualquier cosa que suceda es responsabilidad del Estado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.