Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/25/2014 12:00:00 AM

La abogada que murió a manos de un falso chamán

Se trata de la mujer que apareció muerta en un caño, en el noroccidente de Bogotá, a finales del 2013.

Un falso chamán estuvo detrás del secuestro y el posterior asesinato de Catalina Díaz Ballesteros, una abogada de 32 años cuyo cadáver fue abandonado en un ataúd artesanal sobre el caño de aguas negras del barrio San José de Bavaria el 7 de noviembre del 2013.

Ocho días antes, el 31 de octubre, la profesional en Derecho había contactado mediante referencias en un local del norte de la ciudad a John Alberto Arango Ruiz, un supuesto espiritista de 27 años, para que la ayudara a convencer a su marido en el desistimiento de un negocio, según contó a Semana.com el mayor Octavio Gil, director del Gaula-Bogotá.

Él tenía la intención de comprar una finca en el municipio de Lorica, Córdoba, pero ella se resistía y le sugería más bien invertir 100 millones de pesos en un negocio en la capital del país.

Ese secreto despertó la ambición de Arango Ruiz, quien en compañía de Javier Andrés Narváez, capturado en noviembre pasado, decidió secuestrar a Catalina Díaz para exigir posteriormente al esposo tres millones de pesos por su liberación.

Mientras esperaban el pago de la extorsión, los dos hombres mantuvieron sedada a la abogada con un medicamento empleado en casos neurológicos. Sin embargo, el compuesto le generó una falla cardíaca a la mujer hasta ocasionarle la muerte por sobredosis.

Desesperados por lo ocurrido, los dos sujetos, entre ellos el falso chamán, fabricaron un ataúd artesanal con tablas de una cama para esconder el cuerpo y arrojarlo en la madrugada del 7 de noviembre en el caño de la localidad de Suba.

Desde ese momento, agentes del Grupo de Vida de la Sijin y del Gaula de la Policía iniciaron una investigación para establecer conexiones entre las llamadas extorsivas y la muerte de la abogada.

Con la colaboración de algunos testigos que observaron a los dos hombres abandonando el cuerpo en el caño, los investigadores lograron en diciembre pasado la captura de Javier Andrés Narváez cuando se escondía en un predio del Distrito de Cartagena, Bolívar, y tenía en su poder el celular de la víctima.

El domingo pasado fue capturado el falso chamán, John Alberto Arango Ruiz, cuando deambulaba por una calle del municipio de Magangué, Bolívar. Ambos responderán por secuestro extorsivo y homicidio agravado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.