Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/12/2014 12:00:00 AM

La absurda demanda contra la FIFA

Jurista y exmagistrado califican de descabellada la acción judicial de abogado paisa que exige indemnización por gol anulado a Yepes.

“¡Un disparate mundial!”, ese es el calificativo más generoso que recibe la demanda que el abogado Aurelio Jiménez Callejas instauró en Cali, contra la FIFA.

En la acción judicial, el jurista exige el pago de mil millones de euros por el “desastroso” arbitraje en el que se anuló el gol de Yepes durante el partido de Colombia contra Brasil, que se jugó este año por el campeonato del mundo.

Pero la cosa no terminó ahí. En su alegato, Jiménez incluye a otros responsables como al propio árbitro español que pitó ese partido, Velasco Carballo; al presidente de la FIFA, Joseph Blatter y a Luis Bedoya, presidente de la Federación Colombiana de Fútbol. A este último lo acusa de “guardar silencio cómplice”.

Y para completar el disparate, le pide colaboración a la Cancillería colombiana para que sean citados a declarar en el proceso los astros del fútbol Pelé y Maradona.

La noticia sobre la demanda que ya le dio la vuelta al mundo, circuló rápidamente por lo exótica y curiosa; pero la verdad es que en el terreno legal tiene pocas probabilidades de prosperar y serios vicios de forma y fondo.

Aunque la frase “era gol de Yepes” se volvió viral y fue tendencia en redes sociales gracias al empujoncito que le dieron estrellas deportivas como Falcao García y la medallista olímpica Mariana Pajón, la verdad es que desde el mismo día del polémico partido, expertos en la materia aceptaron que el gol de Yepes fue bien anulado.

Pero Jiménez Callejas no piensa así, y avalado por un movimiento que se hace llamar “Indignados contra la FIFA”, interpuso la demanda ante un juez de Cali que ya le dio trámite inicial. Si bien aún no se sabe si la demanda será admitida o rechazada por el juez, la simple recepción del alegato sirvió para que la noticia se tomara en serio.

Ahí está la primera crítica del episodio. Para el exmagistrado de la Corte Constitucional, Carlos Gaviria, todos los jueces tienen la facultad de rechazar de entrada una demanda, “si advierten que se trata de algo descabellado”.

Pero en este caso, la demanda de Jiménez contra la FIFA pasó sin reparo alguno ese primer examen del juez competente.

Otro aspecto que tienen en cuenta los juristas consultados por este portal, es que no entienden con qué criterio le dieron trámite a una demanda cuyos hechos ocurrieron en otro país.

El penalista Ramiro Bejarano, también Valluno, catalogó como un disparate la pretensión de su colega Jiménez: “Todo el mundo sabe que las diferencias deportivas se resuelven en sus propios tribunales y no a través de la justicia ordinaria; de lo contrario veríamos a jueces coronando campeones con sus fallos”.

La verdad es que el abogado Aurelio Jiménez es un experto en acaparar polémicas y llamar la atención.

Así lo hizo en el 2012 cuando denunció ante la Fiscalía al expresidente Álvaro Uribe, acusándolo del delito de traición a la patria y concierto para delinquir.

Su alegato se apoyaba en el video que reveló el noticiero CM& donde se escuchan audios con detalles de la polémica reunión que el exmandatario tuvo el 25 de noviembre del 2011, en el hotel Dann Carlton de Bogotá, con empresarios de la oposición al gobierno de Hugo Chávez.

En esos audios, al parecer, Uribe suelta palabras que fueron consideradas por algunos observadores como una clara instigación a rebelarse contra el presidente Juan Manuel Santos.

En una entrevista que ese portal le hizo a Jiménez a raíz de su denuncia contra el exmandatario y hoy senador Uribe, el abogado aseguró que fue director de Caracol Radio y Todelar en Cali y que “soy presidente de la fundación de la comunidad Habla Hispana en los Estados Unidos, ya que soy ciudadano americano”.

Este abogado paisa de 74 años, casado y con siete hijos que viven en EE. UU., asegura que escribió varios libros y colaboró en la defensa del colombiano Luis Carlos Arango, salvándolo de morir en la silla eléctrica en Estados Unidos. Además, afirmó que integró “la defensa de los miembros del M-19 que estaban en La Picota en 1980, donde me tocó defender, entre otros, a Gustavo Petro, Antonio Navarro Wolf y varios sindicalistas del Valle del Cauca”.

Tal vez la demanda nunca prospere, pero lo que ya logró con su pretensión el abogado Aurelio Jiménez, es ser recordado como el jurista que armó un disparate mundial.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.