28 mayo 2013

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

La Alcaldía le responde al contralor de Bogotá

BOGOTÁEl secretario de Hacienda explica por qué la deuda financiaría la valorización sin perjudicar las finanzas distritales.

La Alcaldía le responde al contralor de Bogotá. El contralor de Bogotá, Diego Ardila

El contralor de Bogotá, Diego Ardila

Foto: Archivo SEMANA

Este martes, el contralor de Bogotá, Diego Ardila, puso a tambalear la posibilidad de que la contribución de valorización se financie con el cupo de endeudamiento. En su criterio, esta decisión “desfinanciaría el Plan de Desarrollo”, el cual destinó a dicho endeudamiento 4,3 billones de pesos y a la valorización, 1,8 billones de pesos.

“Se estarían desfinanciando proyectos que inicialmente se realizarían con recursos de endeudamiento”, explicó el funcionario, quien recordó que para la Contraloría Distrital es “válida” la contribución por valorización para financiar las obras de la capital.

Frente a la impopular contribución, el funcionario sugirió que se corrijan las “falencias técnicas” en la facturación, motivo que despertó la indignación de los bogotanos. “Resulta pertinente que la Administración (…) cuente con los diseños y los estudios que permitan que las obras a financiar con la contribución por valorización se adelanten oportunamente”, aclaró.

En diálogo con Semana.com, el secretario de Hacienda, Ricardo Bonilla, le respondió al ente de control. El funcionario recordó que el Plan de Desarrollo contempla tres mecanismos de financiación de las obras: el cupo de endeudamiento, la valorización y las Alianzas Público Privadas (APP).

En ese sentido, Bonilla explicó que algunas obras que se financiarían con el cupo de endeudamiento ya fueron financiadas con recursos ordinarios y tramitadas a través de las APP. 

"En la medida en que se ejecuta el presupuesto se encuentran ahorros, esos recursos ordinarios son entregados, por ejemplo, a la infraestructura educativa, que sería financiada con el cupo de endeudamiento", explicó.

Bonilla precisó que el año pasado, la Administración ahorró más de 150.000 millones de pesos debido a "las compras por mecanismos de subasta inversa". A su vez, añadió que el Distrito ha asignado a varias obras "ingresos adicionales de productos de mayor recaudo tributario. "A esos proyectos se les cambió el origen de los recursos de crédito", agregó.

"Otras obras que serían financiadas con recursos de crédito hoy se tramitan en proyectos de APP. Es decir, se dan cambios de asignación de recursos sin que el Plan de Desarrollo quede desfinanciado", reiteró.

La única urgencia que ve Bonilla en este asunto es decidir cuáles obras se van a aprobar con la financiación de los recursos del crédito, esto, según el funcionario, "permitirá hacer un balance final" sobre cómo aprovechar los recursos del Plan de Desarrollo.

La luz roja de la Contraloría Distrital


Frente al manejo del cupo de endeudamiento, el contralor distrital sugirió al Distrito desembolsar los créditos contratados. “De los 337.779 millones de pesos en créditos contratados y no desembolsados, algunos de ellos suscritos en los años 2006 y 2007, la Administración ha preferido pagar sanciones antes a desembolsarlos. Esta situación demuestra falta de gestión y gerencia”.

En criterio de la Contraloría, la Administración también debe revisar las políticas instrumentadas en la mitigación de la deuda externa. “La Secretaría de Hacienda ha tenido que pagar sobrecostos por operaciones de coberturas de riesgo, que le significaron a la Administración entre los años 2004 y 2010 aproximadamente $250.000 millones. A marzo del 2013 se estiman costos nominales por este concepto por 76.702 millones de pesos”.

Ardila también rechazó que el Distrito proyecte los costos financieros del endeudamiento hasta el 2022, si “estos se podrían extender hasta el 2027”. En su opinión, los indicadores que presenta la Administración generan “inseguridad”.

Las críticas de la Contraloría Distrital a Petro fueron más allá cuando hicieron referencia al esperado proyecto del Metro. “Con los recursos del cupo de endeudamiento la Administración pretende cubrir el compromiso del Metro que tiene el Distrito con la Nación (…) Si no se obtienen los recursos vía endeudamiento, no tendría cómo cumplir dicho compromiso”. De esta manera, el contralor resaltó que aún Petro “no ha definido, con claridad, cuáles proyectos serán financiados con los 4,3 billones de pesos de recursos del crédito”.

El contralor también se mostró preocupado por la “incertidumbre del monto del cupo de endeudamiento a solicitar”, debido a la baja ejecución presupuestal registrada en los últimos años.

Finalmente, la Contraloría Distrital hizo un llamado a la Administración para que se usen prudentemente los recursos del crédito y así no se afecte la sostenibilidad financiera de la capital, y “la confianza de la ciudadanía en la institucionalidad”.
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad