Martes, 17 de enero de 2017

| 1987/03/16 00:00

LA BABILONIA DEL SIGLO XX

Al cumplir un siglo, Hollywood, la capital del cine, acumula anécdotas, escándalos y crímenes. SEMANA los recoge en un resumen gráfico.

LA BABILONIA DEL SIGLO XX


Charles Chaplin con Gloria Swanson y Marion Davies. A pesar de su corta estatura y su enorme sentido de la avaricia, el cómico era buscado incansablemente por las mujeres, pero él prefería las niñas, mientras más pequeñas, mejor. Esas inclinaciones le trajeron demandas y disgustos mientras en la colonia de Hollywood aumentaba su leyenda de desproporciones genitales, leyenda que algunas estrellas se encargarían de corroborar. Durante su reinado absoluto en Hollywood, Alfred Hitchcock pudo saciar sus ansias de voyerista con las estrellas de sus películas. Grace Kelly, Tippi Hedren y otras actrices eran sometidas a un ritual que se cumplía todas las noches. Desde su habitación, el robusto director las espiaba con un telescopio mientras se desnudaban y si rehusaban sus propuestas, entonces las maltrataba físicamente durante lo rodajes.
Pocas actrices tan atacadas, encerradas, criticadas y despreciadas como Frances Farmer, quien por sus ideas políticas, su temperamento rebelde y la franqueza con que trataba a los de Hollywood, se convirtió en un enemigo público, hasta el punto de ser recluída por su propia madre en una clínica donde la hicieron sucumbir mediante choques eléctricos. Jessica Lange interpretaría a esta mujer en la película "Frances".
Alrededor de la muerte de Rodolfo Valentino se tejieron numerosas versiones: una peritonitis, una dama neoyorkina ávida de venganza, un marido celoso que le había disparado un tiro y también se especuló con otra versión más perversa: sífilis. Homosexual reconocido, después de haber sido el símbolo perfecto del seductor, murió en medio de una tempestad provocada por un comercial en el cual anunciaba un polvo facial.
Marilyn Monroe: cuando se habla de los escándalos de Hollywood, su muerte aparentemente voluntaria emerge como el símbolo de la decadencia y el pecado. Sin embargo, a medida que se cobra distancia ante su muerte y aparecen nuevos libros sobre la actriz, surgen revelaciones sobre cómo el FBI, los Kennedy, Peter Lawford y otros montaron un tinglado para que su deceso apareciera como un suicidio, demoraron el aviso a la Policía y dieron tiempo a Robert Kennedy para que desapareciera de Los Angeles, a tiempo que un grupo de auxiliares se encargaba de borrar toda evidencia. El nuevo libro de Gloria Steinem revela nuevos datos sobre la desaparición de la "bomba rubia". · El 15 de enero de 1947 arrancó la leyenda de la "Dalia Negra" cuando a las siete de la mañana en una calle de Los Angeles, una niña que caminaba con su madre rumbo al colegio encontró los pedazos del hermoso cuerpo de una modelo, aspirante a actriz y prostituta llamada Elizabeth Short.
Dicen en Hollywood que ninguna otra actriz logró acostarse con un mayor número de hombres, casados o solteros, que la rubia y despampanante Mae West. Ella misma se encargó de alimentar esa leyenda y gracias a la forma como pronunciaba los diálogos en sus películas, poniendo chispa y erotismo aun en las más inocentes palabras, no había espectador norteamericano que no se sintiera turbado por ella. Declarada enemiga por la cadena de periódicos Hearst, hizo famosa una frase picante una noche que bailaba con un joven y sintió cierta protuberancia y le dijo en un susurro: "¿Eso que tienes ahí, es una pistola o es que estás emocionado conmigo?".
El cuerpo, mutilado en forma limpia y profesional, mostraba huellas de tortura y hasta la fecha nunca se ha sabido quiénes fueron los autores del crimen. Una novela, "Confesiones verdaderas" de John Gregory Dunne y la película, con Robert de Niro, añadieron más especulación al caso.
Durante varios años y numerosas películas de aventuras, Errol Flynn fue el ídolo para millones de mujeres, quienes en el fondo de sus corazones sólo querían una cosa: ser seducidas por quien varios años más tarde sería acusado de espía y homosexual, además de otras perversiones. En 1948, dos muchachitas que no pasaban de los 18 años lo acusaron públicamente de estupro. Lo más escandaloso de este caso fue la forma como las jóvenes describieron ante el juez los métodos usados por el acto con cada una de ellas, provocando la envidia de las señoras que seguían el juicio atentamente.
Lupe Vélez, la compañera de Tarzán, Douglas Fairbanks y otros machos norteamericanos, saltó a la fama no por ser buena actriz, que no lo era, sino por haber escenificado con banquete, flores, altar y cirios su muerte voluntaria, causando un enorme impacto en una colonia que parecía ya no asustarse con nada. Pero la verdad era otra: el cuerpo hermoso de la mujer no estaba en el lecho rodeado de flores, como fue su deseo al ingerir el veneno, sino fue encontrado en el inodoro hasta donde se había arrastrado cuando la muerte era inminente.
Durante los últimos meses, sometida a un intenso y salvaje tratamiento, Elizabeth Taylor ha perdido al menos veinte de sus innumerables kilos, a tiempo que reducía el consumo de alcohol que marcó sus años de matrimonios, divorcios, reconciliaciones y peleas con Richard Burton. En Londres, Los Angeles, Nueva York, París, Hollywood y otras grandes ciudades siguen siendo leyenda las peleas, groserías, desplantes y vulgaridades protagonizados por quien durante los últimos meses se ha dedicado a luchar contra el SIDA, en memoria de su amigo Rock Hudson.
En abril de 1958 aun los más agresivos en Hollywood se sintieron traspasados con la tragedia ocurrida en la casa de Lana Turner. En medio de confusas circunstancias, su hija Cheryl, jovencísima, había matado con un cuchillo de cocina al amante de su madre, el gigolo y hampón Johnny Stompanato. Los había oído discutir, había bajado de su habitación y sin pensarlo, le había hundido la hoja del cuchillo. Acababan así muchos meses de humillaciones, golpes, insultos y vejaciones ante los amigos de la actriz que no entendían cómo ella podía soportar un patán como ese. La chica fue internada durante algunos meses en una clínica de rehabilitación y ahora lleva una vida normal.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.