Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/21/2017 9:14:00 PM

La banda caleña que negociaba armas con el Eln y el Clan del Golfo

En varios operativos durante esta semana, la Policía de Cali atrapó a tres supuestos miembros de una banda que traficaría armas estadounidenses. Les encontraron lanzagranadas, fusiles y francotiradoras.

Lo que empezó como la investigación del asesinato de un padre y su hijo en una casa del barrio Obrero de Cali se convirtió, en un par de días, en la puesta en evidencia de la que sería una poderosa banda de traficantes de armas, cuyos tentáculos se extendían desde Estados Unidos hasta la costa Pacífica colombiana, donde negociaban con los grupos armados más grandes del país: el Eln y el Clan del Golfo.

El lunes pasado, la Policía de Cali atendió la noticia criminal: en una humilde vivienda aparecieron dos muertos y otros dos heridos. Se trataba, al parecer, de un ajuste de cuentas entre bandas. Los uniformados llegaron al barrio Obrero y el hilo de lo que era un caso mayor empezó a soltarse. En la escena del crimen encontraron dos pistolas, un revólver, un lanzagranadas y 148 partes y accesorios de fusíles, proveedores y munición. 

Los investigadores de la Sijín suigieron jalando la cuerda y esta los llevó también hasta Jamundí, municipio aledaño a Cali. Luego de tres allanamientos, capturaron a dos mujeres de 27 y 38 años, y le sumaron elementos al arsenal. Les incautaron una carabina de francotirador, una escopeta, tres pistolas y 699 cartuchos de distintos calibres. Además, tenían en su poder un visor nocturno, chalecos antibalas, cañones de ametralladoras y miras de fusiles de largo alcance.

Puede leer: Los excesos de Bigotes, el masacrador del Clan del Golfo

Los operativos no se detuvieron y en un tercer golpe, en una vía hacia Cali, detuvieron un vehículo y capturaron a su conductor. El hombre transportaba una ametralladora M-60, un fusil AK 47, 2.500 balas y dos kilos de marihuana.

Esas tres situaciones, en una sola semana, les sirvieron para armar el rompecabezas. Según la Policía de Cali, los capturados serían miembros de una gran banda de tráfico de armas, y los elementos incautados, su producto. Al parecer, la organización envía droga a Estados Unidos y trae armas, por el mercado negro, que comercializa al mejor postor. Estre sus clientes estarían el Bloque Occidental del Eln, el Clan del Golfo y La Empresa, una temida banda que opera en Buenaventura.

La banda, según las investigaciones, transa con Dios y con el Diablo, pues esos grupos son enemigos entre sí. El material era movido en carros con caletas. Además, las autoridades creen que no solo venden las armas, sino que tienen la capacidad de hacerles mantenimiento. Por ahora, la Policía sigue tras la pista del resto de lo que sería una gran organización encargada de surtir de armas pesadas a gran parte del Pacífico, una de las zonas más desputadas del país y con más organizaciones delincuenciales en disputa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.