Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/9/2014 12:00:00 AM

Así fue el día más “caliente” en lo que va de campaña presidencial

Las campañas de Santos y de Zuluaga entraron una batalla sin límites. Este viernes el santismo denunciará penalmente al uribismo.

La campaña presidencial subió de tono. Las recriminaciones entre las candidaturas del presidente Juan Manuel Santos y de Óscar Iván Zuluaga no se hicieron esperar, incluso se anunciaron demandas y peticiones a la Fiscalía para que se investiguen algunos hechos.  

Cuando falta poco más de dos semanas para la primera cita en las urnas, prevista para el 25 de mayo, las campañas de Santos y Zuluaga están enfrascadas en una guerra verbal que ha caldeado el ambiente electoral en la recta final.

Los integrantes de la coalición de Gobierno entregaron una dura carta en la que solicitaron que el candidato Zuluaga diga si está de acuerdo o no con las declaraciones del expresidente Álvaro Uribe, quien pidió a la Fiscalía que investigara la “hipótesis” de que J. J. Rendón, exasesor de propaganda de la campaña del presidente Santos, entregó dos millones de dólares para pagar deudas de la elección de 2010.

Ante eso, los voceros de la Unidad Nacional dieron a conocer una enérgica carta en la que le solicitaron a Zuluaga que diga si está de acuerdo con lo dicho por Uribe. Para ellos el exmandatario formuló “una delirante calumnia” contra el jefe de Estado. Incluso aseguran que el expresidente no “tiene límites en su obsesión de poder”. Además le recordaron varios escándalos de su Gobierno, entre ellos la llamada ‘yidispolítica’ y las ‘chuzadas’ del DAS.   

Los miembros de la Unidad desafiaron a Uribe para que entregue las pruebas a la Fiscalía Ante la solicitud, Zuluaga entregó una respuesta breve en la que dijo que el “expresidente siempre tiene información precisa y él (Uribe) tiene las explicaciones para las afirmaciones que ha hecho”.

Por su parte, el director de la campaña de Santos en el 2010 y en la actualidad, Roberto Prieto, acusó a Uribe de intentar enlodar a Santos "sin prueba alguna" y anunció que demandará penalmente al expresidente.

Pero la campaña uribista no se quedó quieta. Este viernes, el abogado de Álvaro Uribe, Jaime Lombana, aseguró que quien debe estar preocupado es Prieto por las declaraciones de los extraditados que involucran a J. J. Rendón y Germán Chica, dos fichas claves de la campaña de Santos. 

Lombana afirmó que solicitará que se añadan copias de las declaraciones de los jefes paramilitares a la denuncia que interpondrá Prieto para "buscar la verdad en la verdad del rastro los 12 millones de dólares que los narcos dicen haber entregado al asesor de la campaña que el Sr Prieto gerencia".

En varias ocasiones Zuluaga ha denunciado la existencia de una "guerra sucia" en la campaña, mientras que Santos, abanderado de la alianza Unidad Nacional, dijo que lo que está ocurriendo tiene connotaciones criminales.

"Eso ya no es guerra sucia, esto es un crimen porque es tratar de matar la esperanza de los colombianos", dijo el mandatario a la emisora La W Radio al referirse a la trama de espionaje descubierta por la Fiscalía que obligó a renunciar el miércoles a Luis Alfonso Hoyos, uno de los principales asesores de la campaña de Zuluaga.

La Fiscalía registró a comienzos de semana unas oficinas en Bogotá desde las que se hacían interceptaciones ilegales de correos electrónicos, con el objetivo de "sabotear" el proceso de paz que el Gobierno y las FARC llevan a cabo en Cuba, según el fiscal general, Eduardo Montealegre.

En esa operación fue detenido el 'pirata' informático Andrés Felipe Sepúlveda, quien trabajaba en una empresa familiar que prestaba servicios de publicidad y divulgación en redes sociales a la campaña de Zuluaga.

El Centro Democrático se ha desmarcado de cualquier ilícito que haya cometido Sepúlveda, pero Hoyos, amigo de vieja data de Zuluaga, renunció tras revelarse que visitó el canal de televisión RCN con el 'pirata' para ofrecer información sobre supuestas presiones de las FARC para votar a favor de Santos, quien ha hecho de la paz el eje de su campaña.

"Es un delito y no sé por qué quieren matar la esperanza de los colombianos con la paz", dijo hoy el presidente, quien exigió una investigación rápida de la Justicia sobre este episodio.

El Centro Democrático, creado por Uribe, que lidera la oposición al gobierno de Santos y al proceso de paz porque considera que "entregará el país a las FARC", considera que el caso de espionaje es "una cortina de humo" para distraer la atención del escándalo que salpica a la campaña del presidente-candidato.

Según el diario El Espectador y el columnista Daniel Coronell, de la revista SEMANA, el capo Javier Antonio Calle Serna, alias 'Comba', actualmente preso en EE. UU., dijo a la Fiscalía que entre cuatro narcotraficantes pagaron 12 millones de dólares a Rendón para que hiciera de intermediario ante el Gobierno en un plan de entrega a la Justicia que finalmente no se concretó.

"Regalar dos millones de dólares cuando se ha recibido un soborno de 12 millones no se siente", manifestó a Uribe.

Santos, por su parte, manifestó que si Rendón y Germán Chica, otro antiguo asesor suyo implicado en el caso, recibieron dinero de narcotraficantes, deben someterse a la Justicia.

En la disputa terció hoy la candidata presidencial conservadora, Marta Lucía Ramírez, quien hizo un llamamiento a la reflexión y a la responsabilidad política.

"Con estos escándalos nos están destruyendo todos los días la confianza", dijo Ramírez, quien pidió a los colombianos "sin distingo alguno, entender que el debate presidencial de este año definirá el rumbo del país".

Con EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?