Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/9/1984 12:00:00 AM

"LA CANDIDATURA DE GALAN ES FACTIBLE PERO DIFICIL"

JORGE VALENCIA JARAMILLO

La reciente adhesión del ex ministro Jorge Valencia Jaramillo al Nuevo Liberalismo ha suscitado una agitada controversia en los sectores oficialistas del partido, particularmente en el grupo que orienta el senador Bernardo Guerra Serna. Por este motivo SEMANA entrevistó al doctor Valencia Jaramillo, y obtuvo las siguientes respuestas:
SEMANA: Algunos observadores polítioos afirman que su adhesión al Nuevo Liberalismo fue impulsada, más que por razones ideológicas, por una pelea regional con Bernardo Guerra Serna. es esto cierto?
JORGE VALENCIA JARAMILLO: Mi adhesión al Nuevo Liberalismo se debió estrictamente a razones ideológicas. Las reacciones negativas, o los ataques, para decirlo más directamente, del directorio liberal guerrista se sucedieron después de mi retiro. Nunca antes hubo un enfrentamiento. Hice un análisis de la situación y de la crisis que vive el liberalismo en la actualidad, una de cuyas explicaciones es la burocratización de ambos partidos por efecto del Frente Nacional y su efecto sobre el aspecto ideológico, efecto muy negativo porque supedita las cuestiones de fondo a la pura mecánica, a la maquinaria.
Veo al Nuevo Liberalismo como el único movimiento que ha venido combatiendo de frente las razones que originaron esa crisis, y que está presentando no solo banderas olvidadas sino nuevas.
S.: Otros afirman que por su amistad con el Presidente Betancur, usted llegó a temer que a corto plazo llegarían a identificarlo con la oposición que el grupo de Guerra Serna viene adelantando contra el actual gobierno.
J. V.J.: Eso no corresponde a la realidad. Si bien he tenido una vieja y larga amistad con el Presidente, mis actuaciones y escritos han sido mucho más de oposición que de apoyo al gobierno. Pero la oposición que viene haciendo Guerra no ha coincidido tampoco con mi posición personal, porque corresponden a estilos muy diferentes.
S.: ¿ Ve usted factible, y en caso de ser así en qué términos, una candidatura de Galán para 1986?
J.V.J.: Yo sí la veo factible, aunque con toda honestidad me atrevo a decir que no es fácil. Factible, porque encuentro que hay una reacción muy favorable de la opinión pública hacia Luis Carlos Galán.
Pero no puedo dejar de desconocer que el liberalismo tiene muchos problemas, que dificultan la propia acción del partido. Hay que esperar a las elecciones de marzo, donde, estoy convencido, el Nuevo Liberalismo va aumentar su votación frente a la de 1982.
S.: ¿ Y el origen de esa eventual candidatura sería la consulta popular, o una convención del partido?
J.V.J.: Es una pregunta muy importante, pero difícil de contestar. El liberalismo ha luchado en el Congreso de manera infructuosa para que se incluyera en una ley de reforma electoral la consulta popular. Pero esta consulta, que a mí me parece un mecanismo digno de estudio, no deja si embargo de preocuparme. Porque no me parecía buena como estaba prevista. Si eventualmente se llega a ella debe estar desligada totalmente de cual quiera otra decisión o elección. S dentro de esta consulta popular van, incluirse las elecciones de Congreso esto impediría conocer realmente cual es la opinión de los electores. Porque los mismos políticos que tienen interés en su elección, van a incitar a electorado a preocuparse por esa elección, y no por la escogencia de candidato, lo que terminaría siendo marginal o accidental. Por eso una consulta popular tendría que ser exclusivamente para la escogencia de candidato.
S.: ¿Cree usted factible que Luis Carlos Galán vuelva a dividirr al liberalismo en las elecciones del 86?
J.V.J.: Yo creo que las condiciones que condujeron al surgimiento del Nuevo Liberalismo son suficientemente conocidas. Pero las condiciones que hoy se viven son totalmente distintas. Por eso veo actualmente la política con otra dimensión. Naturalmente estamos haciendo futurología, porque tenemos una elección "ad portas", y yo creo que esa elección planteará nuevas circunstancias Por eso hay que mirar las cosas con una óptica distinta, no con la de que si Galán va a dividir o no va a dividir
S.: ¿Qué opinión tiene sobre Virgilio Barco y Hernando Durán?
J.V.J.: Creo que los doctores Barco y Durán son dos jefes políticos importantes dentro del liberalismo. Pero tienen modos de actuar muy diferentes. Barco es un político fundamentalmente pasivo: lo más prudente para él es esperar el desarrollo de lo acontecimientos, en espera de que le permitan ser el candidato oficial. El doctor Durán Dussán es un político activo, que considera que es mediante la controversia como puede llegar demostrar que su candidatura sería lo mejor para el liberalismo. Habrá oportunidad de juzgar cuál de eso dos estilos tiene más aceptación.
También ideológicamente son muy distintos. Por su misma trayectoria histórica se diferencian bastante. Barco ha dado muestras de haberse preocupado por la parte ideológica, aunque es obvio que se le reconoce también como un hombre de acción. Durán Dussán se caracterizó por ser más un hombre de acción, de hacer y ejecutar cosas, más que por preocupaciones de carácter ideológico. No niego la larga trayectoria política de ambos, de la que pueden exhibir diversas actuaciones, pero personalmente no son los estilos que a mí me gustan. -
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.