Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2015/08/07 15:31

La carta de Iván Márquez que no convenció a los militares

Esta es la misiva que las FARC envió a los oficiales retirados para que busquen juntos “una justicia aceptable para todos”.

Esta es la carta que Iván Márquez, el plenipotenciario de la FARC, le envió a los militares en retiro. Foto: EFE

El jueves en la noche el general (r) Jaime Ruiz, director de Acore, le respondió a Iván Márquez con el título de la canción de Alejandro Fernández: “Te lo agradezco, pero no”.  El militar, quien ha sido uno de los más duros críticos de las negociaciones, rechazó la invitación que Iván Márquez le hizo para conversar sobre el tema de la justicia en La Habana.

Márquez, quien es uno de los líderes de las FARC en los diálogos, les había enviado a los militares en retiro, por intermedio del general Mora, una misiva bastante particular. El tono del escrito es profundo pero respetuoso. Comienza diciendo que tiene la intención de expresarles las medidas que son necesarias en materia de justicia para poner fin a un conflicto armado de más de 50 años.
 
En el texto, el líder de las FARC compara a esa organización guerrillera con los comuneros y luego con el ejército libertador que liberó al pueblo “del entonces yugo opresor español”.  En ese sentido, propone que sus actos sean tratados como crímenes políticos y como tal reciban amnistía.
 
La carta también resuelve uno de los mayores disgustos que han tenido los militares sobre los debates sobre justicia que se hacen en La Habana. Las Fuerzas Armadas siempre han dicho que sienten que es un insulto que intenten igualarlos a los grupos subversivos y por eso el presidente Santos aclaró que lo que se busca es cierta simetría.
 
Márquez asegura que los dos bandos no pueden ser tratados con medidas “simétricas para todos los que nos hemos enfrentado a esta guerra. Puesto que cada beligerante disfruta de diferentes estatutos jurídicos”.  Agrega que sin duda alguna de lo que todos deberían gozar es de “equidad, tratamiento equilibrado y beneficios jurídicos proporcionales a la necesaria verdad que debemos ofrecer al país, a nuestra disposición para asumir responsabilidades y a nuestro compromiso con la reparación de las víctimas”.
 
En tono vehemente el líder de las FARC afirma también el temor que comparten ambos lados de la guerra: que las conversaciones de paz terminen convertidos en un “proceso judicial contra las Farc o contra las Fuerzas Militares”. Aclara que en visión de ese grupo insurgente la naturaleza del proceso es política y por eso no se puede vincular a la exigencia de cárcel.
 
Iván Márquez coincide en algunos puntos con lo que expresó el asesor jurídico de las FARC, Enrique Santiago, en una reciente entrevista con SEMANA. El español asegura que los crímenes que ha cometido el Estado no pueden ser atribuibles únicamente a las Fuerzas Armadas pues la cadena de mando va mucho más arriba. Márquez señala que esta se extiende “hasta la cúspide del poder político” sin que pueda gozar de ninguna inmunidad.  Por eso, critica la aprobación del Fuero Penal Militar pues considera que es un instrumento que permite declarar como máximos responsables exclusivamente a los militares.
 
Todas esas razones son las que sustentan la invitación para que los militares en retiro asistan a La Habana. Las FARC esperan que en la isla “podamos hablar detenidamente de los escenarios contemplados para alcanzar una solución en materia de justicia aceptable para todos. Nos asiste la certeza de que sin su opinión no es posible la construcción de una paz estable y duradera, ni la reconciliación nacional”. Ruiz contestó sin tapujos: no van. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.