Miércoles, 22 de octubre de 2014

| 2013/03/21 00:00

La casa gratuita número 100.000 será en El Salado

Vargas Lleras explicó por qué Vaupés fue el único departamento que no participó en la convocatoria.

Germán Vargas Lleras Foto: Archivo SEMANA

Este jueves quedarán en construcción las 100.000 casas gratis destinadas a las familias más vulnerables del país. La meta se alcanzará en el corregimiento de El Salado, Bolívar. Allí, el presidente Juan Manuel Santos y el ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras, supervisarán la firma del convenio de contrato de obra de las 100 casas que beneficiarán a esa población, ubicada en los Montes de María.

Este lugar, ubicado a 19 kilómetros del Carmen de Bolívar, fue elegido, según el Ministerio de Vivienda, “como símbolo de una comunidad pujante que supo salir adelante”, tras sufrir una de las peores masacres en la historia del país. “Con este acto, el Gobierno demuestra su voluntad y compromiso con la paz”, aseguró el ministro de esa cartera, Germán Vargas Lleras.

Las viviendas serán construidas en la urbanización ´Los sueños de El Salado´, proyecto a cargo de la fundación Carvajal. Cada casa tendrá un área de 50 metros cuadrados, como se registra en las demás viviendas gratuitas del territorio nacional. Según Minvivienda, la intervención tendrá una inversión de 3.949 millones de pesos.

Este jueves también se supervisará la suscripción del contrato de obra para 120 viviendas en Santa Rosa del Sur y 100 más en Regidor, Bolívar.

Con las historias que se comienzan a contar en El Salado, quedan en plena construcción las 100.000 casas gratuitas, las cuales contaron con la inversión total de 4,2 billones de pesos. Esta política de vivienda también concluyó en la generación de unos 200.000 empleos.

En total, son 310 proyectos los que funcionan en 223 municipios y 31 departamentos. A la fecha, Minvivienda asegura que se han entregado 91 viviendas en Pradera, 120 en Yumbo, 115 en Medellín y 89 en Armenia. La cartera también precisa que las próximas entregas se harán en abril: 500 en Cartagena, 350 en Valledupar, 300 en Soledad y 132 en Galapa. Por su parte, en mayo se entregarán 500 viviendas en Cali y 280 en Barranquilla.

Para Vargas Lleras, esta política “alcanzó una escala de producción de vivienda de interés prioritario sin precedentes en el país”. Por eso, aseguró que antes de que termine este año, “el 90 por ciento de todas estas viviendas estarán en manos de los beneficiarios”.

“Ha sido un esfuerzo descomunal. He estado presente, mirando los lotes y participando de la suscripción de los contratos. Cada proyecto es un mundo, al que se le hizo una convocatoria, con licencia de construcción y la habilitación de los lotes y los servicios públicos. La satisfacción de este jueves es muy grande porque se trata de un lugar emblemático”, señaló el ministro Vargas en diálogo con Caracol Radio, en alusión a El Salado.

El titular recordó que la gran mayoría de los proyectos quedaron ubicados en “municipios pequeños de sexta, quinta y cuarta categoría”. “Esta iniciativa no se limitó a la construcción de viviendas subsidiadas en capitales, sino que llegamos a los rincones más apartados de Colombia”, dijo.

Vaupés es la única entidad departamental que no se benefició de esta política. Vargas explicó los motivos: “Las convocatorias se frustraron, no resultaba fácil. En otros sitios las firmas constructoras sí se motivaron a hacer sus ofertas, y pese a que elevamos de 70 a 100 los salarios mínimos que pagaríamos por cada vivienda, se presentaron dificultades con los terrenos”. Aunque el jefe de la cartera anotó que en ese departamento existen problemas con los terrenos colectivos y de titulación de predios, reconoció que esta razón “no es una explicación satisfactoria para haber dejado a Vaupés sin vivienda”.

Frente a la situación en Bogotá, el ministro se declaró “intranquilo”. “El número de viviendas que se construirán en Bogotá llegará a 4.900, y el cupo inicial era de 8.000”, recordó. “Hace muchos años en Bogotá no se construye vivienda de interés prioritario, y la capital es la ciudad que presenta el mayor número de víctimas y de personas que necesitan esta oportunidad. Aquí se ha caído dramáticamente la iniciación de proyectos, lo que ha encarecido la oferta hoy existente”, añadió.

El ministro destacó que todas las empresas constructoras acreditaron la experiencia suficiente en la construcción de casas y la mayor solvencia económica. “Todo en Colombia está en construcción bajo la modalidad de casa entregada, casa pagada”, explicó el ministro para señalar el esfuerzo de las firmas constructoras. En ese sentido, recordó que cuando llegó al Ministerio de Vivienda, hace unos diez meses, encontró 270 "proyectos siniestrados", situación que, dijo, no se presentará en este gobierno.

El ministro habló sobre la posible próxima entrega de 100.000 casas, las cuales no serán gratuitas. “Es una idea que venimos discutiendo con el presidente y el Ministerio de Hacienda. Se permitiría a la familia que devengue un salario mínimo, poder comprar su casa sin comprometer más del 30 por ciento de sus ingresos. Eso se traduce en cuotas mensuales de 215.000 pesos", explicó.

Finalmente, el titular no aseguró que se retirará del cargo en mayo, como se rumora. “Sigue una gran cantidad de trabajo, como vigilar que los proyectos avancen bien y se entreguen oportunamente (…) Estoy lleno de compromisos en el Ministerio, permanentemente”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×